lunes, 30 de julio de 2012

Los estudios Pebble Mill de la BBC

El drama que están viviendo los empleados del BBC TV Centre en West London al tener que abandonar un edificio que es algo más que un lugar de trabajo es una repetición del que vivieron en Birminghan los currantes de los estudios Pebble Mill en 2005, cuando estos estudios que habían revivido la zona de Edgbaston fueron demolidos tras más de 30 años de actividad.
En 1971 la Princesa Ana inauguró estas instalaciones dentro de la política de la cadena británica de potenciar la producción en otras áreas de Inglaterra. El edificio estaba perfectamente equipado para emitir programas de radio y televisión locales y nacionales. En sus estudios se realizaron dramáticos, series, programas de entretenimiento, informativos, infantiles... pero lo que marcó el devenir del lugar en el ideario colectivo de los espectadores fueron sus magazines matinales desde la recepción.
Al principio incluso se veía llegar a los invitados desde la galería que servía de decorado y sus jardines también eran utilizados para desfiles o demostraciones que requerían algo más de espacio. Lo que comenzó como una solución temporal ante la falta de disponibilidad de estudio cuando comenzó tímidamente "Pebble Mill at One" se convirtió en una seña de identidad.
Marian Foster o Bob Langley, entre muchos otros, presentaron este amable programa entre 1972 y 1986 y alcanzaron más fama de la que se habían imaginado. Hay que tener en cuenta que en aquella época no se confiaba mucho en ese horario así que la apuesta por emitir a diario a mediodía era arriesgada.
El modesto formato tuvo tanto éxito que tuvo varios spin-offs, quizás el más popular fue "Saturday Night at Mill". El decorado era el mismo pero con iluminación nocturna y tanto el presentador como los invitados vestían de gala. En este caso siempre se recibía a auténticas estrellas.
Por supuesto la música formaba parte del show y además de los invitados, el programa tenía su propia orquesta, la de Kenny Ball.
Tanta popularidad adquirieron los programas desde Pebble Mill que en cierta ocasión Terry Wogan llevó su programa de entrevistas a la recepción del BBC TV Centre en clara referencia a los estudios de Birminghan y bromeó sobre el tema. En 2005 una serie de circunstancias internas concurrieron para que se decidiera trasladar la producción de la comarca a otros estudios. Las costosas reparaciones necesarias para solucionar un problema de hormigón en el edificio junto a cambios en la producción exterior de la BBC llevaron a la decisión de demoler los estudios ante las protestas de los habitantes de la zona que consideraban Pebble Mill todo un símbolo y el responsable de cierta bonanza económica. Aquí tenéis un vídeo en el que algunos de sus trabajadores homenajean a aquel centro de producción:

domingo, 29 de julio de 2012

Record de claqué en BBC TV Centre

Seguimos rindiendo tributo al BBC Television Centre ahora que sus trabajadores se van despidiendo gradualmente de estas míticas instalaciones. En 1977 se convirtió en protagonista, decorado privilegiado de un récord mundial. Situémonos: el humorista, actor, trompetista y presentador Roy Castle tiene en antena el program "Record Breakers" y él mismo se plantea romper uno, el de un grupo de bailarinas haciendo claqué. Salió del plató bailando al encuentro de las concursantes pero...
En el patio central sólo se encontró con una niña. Por supuesto todo era un truco para "vestir" más el evento (eso sí que era uno y no los de facebook). Esa infante le señalaba dónde estaba el resto.
Las cámaras seguían la evolución de estas bailarinas (algunas claramente aficionadas y otras con más salero) en travelling y también hubo homenaje al director Busby Berkeley que con sus coreografías caleidoscópicas había revolucionado el género en los años 30.
Aquel vídeo musical finalizaba con Roy Castle subido a la fuente del patio central del BBC Television Center.

lunes, 23 de julio de 2012

Adiós a Uribarri

El histórico presentador José Luis Uribarri ha fallecido tras sufrir una hemarrogia cerebral masiva el pasado miércoles. Estos agónicos días los medios vivían con suspense el inevitable desenlace, incluso algunos se precipitaron al anunciar su muerte esa misma madrugada. Uribarri es recordado hoy por dos éxitos que encubrieron una larga carrera llena de aciertos y estabilizada por una impecable profesionalidad. Sus inicios fueron radiofónicos pero su pasión fue la televisión desde que en 1958 concursara en "Caras nuevas", del que salió seleccionado junto a su amigo del alma Miguel de los Santos.
En aquellos años del Paseo de la Habana hizo méritos para convertirse en un comodín, demostrando su versatilidad. Desde locuciones en off a programas concurso, era uno de los jóvenes de la Casa y como no eran demasiados y ganaban ante la comparación con David Cubedo (por poner un ejemplo) recibían el apelativo de "tele-bombones". Eduardo Sancho y Pedro Macía completaban el trío con José Luis.
Su primer destino estable fue el Telediario. Durante más de quince años presentó distintas ediciones de los informativos. Su voz está unida a algunas noticias históricas, incluídas las de los estertores del franquismo y los primeros años de la Transición.
Sin embargo, la gran mayoría ligará su voz indefectiblamente a Eurovisión. Desde 1969 se encargó de la retransmisión del festival en 18 ocasiones consiguiendo el récord absoluto de todos los comentaristas y no hablo sólo de los españoles sino de toda Europa, superando al británico Terry Wogan, otro mítico.
Desde entonces Uribarri centró su carrera en los musicales, retransmitiendo Eurovisión o la OTI además de organizar festivales para los que contrababa a artistas de primerísima línea internacional.
Y llegamos a su otro gran éxito, el verano de 1978 cubre un hueco veraniego con un programa que revolucionaría el género musical, "Aplauso". Aquellos primeros meses el propio José Luis lo presentó además de dirigirlo pero a partir de septiembre eligió a locutoras como Silvia Tortosa o Mercedes Rodríguez para suplirlo y dedicarse por completo a la coordinación de un show que durante años fue lo más moderno de la tele.
Uribarri era el único pionero de TVE que seguía en activo, en 2010 se despidió de Eurovisión (por última vez) pero continuó trabajando en una radio municipal y en 13TV con "Nuestro cine", un remedo de "Cine de Barrio". Los espectadores echaremos de menos su impoluta voz mantenida a lo largo de los años sin que mostrara un mínimo envejecimiento.

domingo, 22 de julio de 2012

El primer programa desde BBC Television Center

Con la lagrimilla nostálgica todavía en la cara por la compra del BBC Television Centre, lo que convierte en inminente su desmantelamiento, recordamos hoy el día de su inaguración con el primer programa producido y emitido íntegramente desde el histórico edificio. Recibió, muy apropiadamente, el título de "First Night" (Primera noche).
El entonces popularísimo mago y comunicador británico David Nixon lo presentaba y artistas como Arthur Askey y Richard Hearne, entre muchos otros, recorrían las instalaciones durante una elaborada coreografía para mostrar a los espectadores el Television Centre, un lugar que con los años recibiría tantos visitantes como cualquier monumento británico.
La fuente central del edificio circular por el que los trabajadores de la BBC han paseado y paseado hasta perderse era una de las protagonistas indiscutibles de aquel especial e incluso hubo quien se zambulló en ella esa noche tan especial.
Varios travellings seguían a los bailarines y cantantes por las recién inauguradas instalaciones, acompañándoles en su camino hacia el estudio.
El TC3 fue el plató elegido para aquella transmisión y desde allí se desarrolló buena parte del programa con un público formado casi íntegramente por trabajadores de la BBC que habían intervenido para que aquello fuera posible, una celebración casi familiar para una audiencia a la que se quería hacer partícipe de un momento clave en la cadena.

miércoles, 18 de julio de 2012

Farewell Television Centre!

Ya está, es oficial. BBC Television Centre, la sede principal de la cadena británica, ha sido vendida por 200 millones de libras a la compañía Stenhope PLC. El hogar de la mejor televisión del mundo durante los últimos 50 años, el primer edificio construído en el mundo pensado específicamente para hacer tele, aquel cuya reconocible entrada ha servido también de decorado para muchos programas ingleses, será transformado a saber en qué mientras sus trabajadores están siendo desalojados poco a poco hacia el Broadcasting Centre, sus flamantes instalaciones.
Esta operación de diversificación de la producción para ahorrar gastos y adaptación a las nuevas tecnologías y así ahorrar gastos, ha levantado numerosas suspicacias y no sin razón, diría yo. Este complejo situado en el West London está más que rentabilizado y a pesar de su antigüedad ha sabido adaptarse a las necesidades actuales. La nueva sede se encuentra en Oxford Circus, una zona más céntrica y, por lo tanto, bastante más cara.
Las estrellas de la BBC del último medio siglo han mostrado su desconcierto y tristeza al enterarse de la noticia. Sus estudios han acogido las grabaciones de programas históricos como "Blue Peter" (que también tiene su mítico jardín allí), "Top of the Pops" o series como "Doctor Who". El brillante diseño del arquitecto Graham Dawbarn es elogiado hoy como un ejemplo de pragmatismo y elegancia aunque su edificio central en forma de círculo ha sido recorrido por los empleados interminablemente hasta perderse en un ciclo sin fin.
Por su entrada principal han pasado estrellas de Hollywood, la Realeza y Primeros Ministros y sus recepcionistas podían gritar "Taxi for Lama, taxi for Lama!!!" tras una entrevista de Terry Wogan al Dalai Lamah sin inmutarse. Hay tantos recuerdos diseminados allí que no merece este final, máxime cuando todavía está en pleno funcionamiento. Os recomiendo vívamente este documental emitido en mayo por la propia BBC con las "memories" de sus trabajadores. Casi dos horas de puro entusiasmo ante un edificio reverencial en la historia de la televisión:

sábado, 14 de julio de 2012

Blue Peter

Si hay un programa infantil que merece nuestro reconocimiento, ese es (y debe ser)"Blue Peter", más de 50 años en emisión en la BBC y aún sigue siendo un ejemplo de cómo se ha de hacer televisión. Lo que comenzó en 1958 de la mano de Christopher Trace (a la izquierda de la foto) como una mezcla entre manualidades, espíritu aventurero y amor por la cultura se ha convertido en un tesoro nacional televisivo en Reino Unido con varias generaciones de espectadores formadas por sus presentadores. Todos querían conseguir la chapa con el logotipo del programa, algo que no es fácil, he de decir.
Es difícil resumir la historia de un programa con tanta importancia en el género, todo un clásico que ha servido de ejemplo para multitud de espacios en todo el mundo. A mediados de los 60 comenzó realmente su verdadera ascensión al párnaso televisivo con el "dream-team" formado por Peter Purves, Valerie Singleton y John Noakes. Este trío se mantuvo hasta mediados de los 70 y desarrolló la auténtica personalidad de "Blue Peter". Con ellos se incrementaron los reportajes, filmados en soporte cinematográfico, gracias a los cuales Noakes se convirtió en el "action-man" de la BBC aunque Purves (un antiguo actor de la serie "Doctor Who") no le iba a la zaga y durante una grabación salvó la vida a un cámara.
Cuando Valerie comenzó a diversificar su carrera televisiva en 1971, Lesley Judd, una antigua bailarina de multitud de ballets de programas musicales, entró en el equipo y reforzó la parte de las manualidades.
En 1978 Simon Groom (a la izquierda)inició su larga andadura en el show. Hasta 1986 compartió plató con varios compañeros pero posiblemente el equipo de la foto, Sarah Greene y Peter Duncan, fue el más compacto. Duncan entró en el programa para sustituir a Noakes como aventurero total, quizás su reportaje más recordado es aquel en el que limpiaba la esfera del Big Ben.
Con la partida de Groom para embarcarse en proyectos documentales apareció un presentador con aspecto de cómico, Mark Curry, que no tenía problema alguno en reconocer su innata capacidad para el desastre. Descabezar a una figura gigante de Lego o tropezarse continuamente en el estudio son algunos de sus "hits". Caron Keating e Yvette Fielding supieron aguantar su torpeza con estoicismo.
Con John Leslie llegó un nuevo estilo. Un joven competitivo hasta el extremo y con fama de ligón (Catherine Z. Jones fue una de sus novias) que durante 5 años se embarcó en un montón de retos para demostrar su valentía y virilidad. Diane-Louis Jordan era apenas una adolescente cuando se convirtió en la primera presentadora negra del programa y no tenía mucho que ver con el carácter expansivo de Leslie pero con la llegada de Anthea Turner la cosa se relajó y finalmente formaron un verdadero equipo.
Estamos en los 90 y se busca a un nuevo equipo más joven, con pinta de urbanita y con el que se puedan identificar los espectadores recién llegados y aquí tenemos a Tim Vincent, Katy Hill y Stuart Miles ayudando a Diane-Louise. Comienza una etapa de idas y venidas, con un presentador que es despedido al reconocer en un periódico que había tomado cocaína (Richard Bacon), una anglo-italiana que no acababa de encajar con el equipo de dirección (Romana D'Annunzio) y la aparición de Konnie Huq en 1997, la mujer que casi arrebata a Noakes su récord de estancia.
En 2000 tenemos al segundo dream-team: Konnie, Simon Thomas, Liz Barker y Matt Baker (en la foto con Ewan MacGregor) que permaneció estable hasta 2005. Juntos formaron un excelente cuarteto que se complementaba a la perfección y que, por cierto, fue con el que yo me hice fan del programa.
No ha habido una estabilidad así desde entonces. Andy Akinwolere (iquierda) ha sido el que más tiempo ha permanecido en esta última etapa. Aquí lo vemos con Joel Defries y Helen Skelton en una de las clásicas recreaciones históricas.
Helen sigue en el programa, ahora acompañada de Barney Harwood. Esta fotografía pertenece al día en el que cambiaron de estudio, abandonando el que había sido su hogar durante más de 50 años para moverse al nuevo complejo de la BBC. Por supuesto no podían llegar de cualquier forma así que el traslado lo hicieron por agua y aire. Este último año "Blue Peter" ha dejado de emitirse en BBC One para centrarse en el canal infantil CBBC lo que ha creado una amplísima polémica allí. Algunos consideran que se está "arrinconando" a un programa que no ha perdido fortaleza ni presencia entre la audiencia infantil.

martes, 10 de julio de 2012

Mª Carmen Izquierdo, la pionera en deportes

En estos días de debate sobre la labor de cierta periodista deportiva creo que es de justicia recordar a la primera mujer que informó sobre deportes en la televisión en España. En un tiempo en el que todas las caras de los programas de este tipo eran masculinas, Mari Carmen Izquierdo, una burgalesa que ya acumulaba experiencia en prensa, se presentó ante los espectadores hace 42 años en el informativo "24 horas" de Martín Ferrand. Sus hechuras de valquiria no pasaron desaparcebidas ante una población machista pero su impecable labor periodística calló muchas bocas. Su presencia fue constante desde entonces en espacios como "Estudio Estadio" o en los Telediarios hasta bien entrados los 80.
Su voz se escuchaba también en retransmisiones de Juegos Olímpicos y encuentros futbolísticos internacionales. Además de su labor televisiva, fue Jefa de Deportes de Radio Cadena Española y Subdirectora de la revista "Gráfico deportivo" amén de ocupar cargos ejecutivos en la propia TVE. Medalla de Plata al Mérito Deportivo, Mari Carmen sigue en activo demostrando su vocación. Hace unos años pude entrevistarla brevemente en una entrega de premios y me aseguró que no recordaba haber sufrido desplantes por parte de sus compañeros, estaba tan ocupada haciendo lo mejor que sabía que no tenía tiempo para banalidades.

lunes, 9 de julio de 2012

McHale's Navy, una serie con Ernest Borgnine


Uno de los supervivientes del Hollywood clásico ha fallecido a los 95 años tras dejar una extensísima carrera en cine pero también en televisión. Aparte de las múltiples tv movies, dramáticos en directo y apariciones estelares en series de todo tipo, Ernest Borgnine tuvo su propia sitcom durante 4 años (1962-1966) en el prime time de la ABC, "McHale's Navy".


La serie surgió tras el éxito de una obra emitida dentro del espacio de antología "Fred Astaire's Premiere Theatre". Si bien ese piloto era dramático, durante el desarrollo del proyecto semanal se cambió totalmente el registro y se convirtió en una comedia de situación. Borgnine encabezó un reparto de comediantes de tanto talento como Tim Conway. La sitcom tuvo bastante éxito y generó un spin-off femenino y dos películas que también funcionaron en taquilla. Borgnine, en definitiva, también merece permanecer en nuestro párnaso televisivo por razones como ésta.

domingo, 8 de julio de 2012

De Estudio Estadio a El Domin...gol

En 1972 nació en TVE uno de los programas que se convertirían con el tiempo en una seña de identidad, sobre todo en cuanto a información deportiva se refiere, "Estudio Estadio". Su primer presentador fue Pedro Ruíz, años antes de que probara su faceta de bufón (en el sentido más medieval del término)y se mantuvo en el cargo hasta 1975.
Se le atribuye precisamente a él cierto invento que revolucionó la forma de ver deporte en televisión, la moviola. Si bien no podemos confirmar si fue una idea de equipo o suya propia, la verdad es que la repetición de la jugada fue una de las diferencias de este programa con respecto a otros que ya habían pasado por la parrilla de la tele con el mismo cometido.
Muchos años después, en 1997, Pedro Ruíz se puso al frente de otro deportivo aunque no con la misma suerte. "El domin...gol" no satisfizo ni al mismísimo periodista que en varias ocasiones ha reconocido que fue un error. A duras penas llegó a cumplir la temporada y aunque la audiencia se movía en torno a lo exigido para la 2, la crítica se cebó con él.

sábado, 7 de julio de 2012

La noche abierta


En 1997 la 2 estrenó uno de sus programas más emblemáticos, toda una insignia durante 6 años y que para muchos sigue formando parte de la imagen clásica de la cadena. Algo tan sencillo como una charla salpicada de música, un formato mil y una veces repetido, consiguió su propio sello. La intimidad fue el gran secreto de este programa, su escenografía, la realización y la música ayudaban a crear un ambiente propicio para las confesiones.


Pedro Ruiz venía escaldado de "El dominGol", una programa deportivo de la 2 con el que regresaba a TVE y que él mismo reconoce que fue un pestiño. Con "La noche abierta" mostraba una faceta más de su versátil carrera, no olvidemos que había comenzado como periodista deportivo y que fue uno de los creadores de "Estudio Estadio" pero alcanzó la fama definitivamente con el esperpento y la sátira de programas humorísticos. Su papel en estas entrevistas era el de un conversador calmado, nada histriónico. Muchos le criticaron ese tono y preguntas del estilo de "¿cómo es el niño que llevas dentro?". Sin embargo, se hizo con su propio público y semanalmente más de millón y medio de espectadores escuchaban con la misma calma con la que sus invitados hablaban.


Gente del arte, el drama, la literatura, la política, la farándula, el toreo, la intelectualidad... acudieron a la llamada de Ruíz. El realizador Jordi Solanas, otro profesional de demostrada pericia, se esmeraba con un estilo especialmente móvil, con travellings y grúas, el iluminador Pep Pocurull destacaba también por su artístico trabajo, todo, por supuesto, al servicio de la charla.


Tras cada entrevista el equipo musical del programa interpretaba una canción solicitada por el invitado y en la parte final solía haber un colofón con algún cantante que previamente había charlado con el presentador. No olvidemos el concurso de estudiantes de periodismo, presentes en el estudio y que debían localizar la mentirijilla de alguno de los protagonistas del día y rubricar cada conversación con un titular. El premio era un editorial televisivo la siguiente semana. Todo parecía muy bonito y las audiencias acompañaban, puntualmente tenían picos del 20% (¡en la 2!) pero Pedro Ruiz abandonó en febrero de 2004 asegurando que TVE no cumplía lo prometido y que no le dejaban hacer un programa de humor, que era lo que realmente quería. El periodista abandonó la comodidad de este programa semanal con polémica pero con su coherencia habitual.