lunes, 29 de abril de 2013

Las "speakerines" de la tele francesa


Aquí las llamábamos locutoras y en Francia eran las "speakerines". Usando a su libre albedrío el verbo inglés "speak" y añadiéndole el sufijo frances "ine" se inventaron una palabra para denominar a aquellas bellas mujeres que daban paso a la programación, anunciaban lo que se vería a continuación y estaban pendientes de cualquier fallo en la emisión para pedir disculpas. En el mejor de los casos también presentaban programas (generalmente de "tema femenino") o bien acompañaban a los presentadores estrella en grandes shows. La primera de ellas fue Jacqueline Joubert, entró en en 1949 y hasta los 60 hizo pantalla pero después se ocultó tras las cámaras para ejercer labores de producción y realización. Los eurovisivos recordarán que fue ella quien presentó las ediciones de 1959 y 1961. Murió en 2005.


Catherine Langeais es considerada la locutora más popular desde los 50 a los 60 aunque su noviazgo con el futuro presidente de la República François Mitterrand entre 1938 y 1942 también tuvo algo que ver en su permanencia en la memoria francesa. De hecho el propio Mitterrand la condecoraría por su contribución a la historia de la televisión.
   Durante los 60 se centró especialmente en infantiles pero también trabajó en programas-espectáculo si bien muchos la recuerdan por uno de los primeros espacios culinarios de allá. Su fama hizo que fuera elegida representante francesa en una emisión especial internacional de la BBC en 1952. También fue ella quien el 5 de enero de 1975 clausurará las emisiones de la ORTF que al día siguiente sería renombrada TF1.
   Desde los 50 sufría esclerosis múltiple pero eso no le impidió trabajar hasta su retiro. Falleció en 1998.


A mediados de los 60 aparecieron nuevas "speakerines" debido al aumento de horas de programación y al nacimiento de una segunda cadena. Jacqueline Caurat, Anne-Marie Peysson y Jacqueline Huet forman parte de esa nueva generación. La primera consiguió que la filatelia se hiciera popular y entre 1975 y 1983 presentó un programa sobre el tema. La segunda acompañó al poderoso Guy Lux en "Les Palmarès des Chansons" y fue fichada por la RTL en los 70. La tercera presentó espacios popularísimos como "Champs-Élysées" o "L'Académie des neuf" además de ser productora pero sufrió continuas depresiones y murió en 1986 por una fuerte ingesta de barbitúricos antes de tomar un baño caliente. Todas ellas trabajaron también en el cine.


Posiblemente la más popular con el paso de los años gracias a su permanencia en pantalla es Denise Fabre. A pesar de que entró como locutora de la segunda cadena (minoritaria) en 1964, ascendió a la primera en poco tiempo donde permanecería hasta 1994 si bien continúa apareciendo intermitentemente desde entonces. Desde sus inicios compaginó la tele con la radio lo que le confirió un cierto aire de prestigio que era ajeno al resto de locutoras. Tal fue su popularidad que protagonizó su propia serie en 1971. En el 78 presentó el festival de Eurovisión.


Denise Fabre fue una de las elegidas para acompañar a Roger Moore, popularísimo "El Santo", en 1964 en un paso por el Sena y con las instalaciones de la RTF de fondo. A la derecha de Denis, Michèle Demai, que inaguró las emisiones de la Segunda Cadena y que se retiró de la tele en los 80 para construir el barco de sus sueños. Posteriormente produciría varios documentales sobre sus viajes exóticos que se verían en Antenne 2.


Supongo que no se os habrá escapado un dato importante: estas locutoras eran las primeras (o las últimas) caras de la cadena, aquellas que inauguraban (o despedían) las emisiones, no sólo del día sino de la propia cadena. Esta fotografía pertenece al lanzamiento de la "Deuxième Chaîne" y en ella podemos ver a Denise Fabre, Michèle Demai, Francis Claude y Renée Legrand en un especial llamado "Acte I, Chaîne II".

Fotografías de L'institut National de l'audiovisuel

viernes, 26 de abril de 2013

Gabriel Sendra, el encuadre perfecto


 Sendra en pleno trabajo

El trabajo de un foto-fija es invisible, debe serlo, es como el de un buen maquillador, si se nota, algo falla. El fotógrafo de televisión tiene dos misiones: promocionar y documentar. Sus instantáneas a presentadores servirán para publicitar sus programas en prensa y revistas especializadas (ahora también en webs) y aquellas que muestran el proceso de grabación sirven para archivo, para documentar cómo se realizaba un programa, serie, telediario...
Gabriel Sendra es uno de esos fotógrafos, durante varias décadas se pateó los platós de TVE en Cataluña registrando momentos inolvidables para el espectador y perpetuando otros que la audiencia nunca vio en la pantalla y que forman parte de la intrahistoria televisiva. Su nombre, su firma, sólo era conocido por los trabajadores de TVE pero últimamente ha conseguido una popularidad posiblemente no deseada porque Gabriel es, como buen fotógrafo, tímido y prefiere la invisibilidad, por eso aquí sólo lo veremos oculto tras su cámara, reflejado en un espejo mientras explica con una imagen cómo se maquillaba a un actor en los 70.


 Regidor, cámara... y José Luis Barcelona esperando su turno, una retransmisión informativa

Así se expresa él, a través de imágenes fijas que hoy sorprenden al internauta a través de la cuenta de twitter , todo se lo debo a mi hijo que es quien impulsó la idea, primero digitalizando con mucha paciencia los negativos, y luego poniendo en marcha la difusión por las redes sociales. Han aparecido  fotos que hasta yo mismo he quedado sorprendido.“  
Gracias a su hijo muchos aficionados televisivos pueden recordar viejos programas, presentadores, actores pero también descubrir a realizadores, regidores, maquilladores, cámaras… Ahora no sólo interesan las fotos promocionales, con la digitalización del ingente archivo de Sendra descubrimos lo que no se veía, aquello que estaba al otro lado del decorado y cada fotografía es un testimonio directo y entrañable de un tiempo ya pasado pero que sigue vigente en la retina de los espectadores y en la memoria de los trabajadores de Miramar o Sant Cugat. “Viendo las fotos con una perspectiva de 30 años atrás, reviven en mi muchos recuerdos de situaciones, anécdotas, gente, muchas cosas. Veo ahora que muchas fotos desechadas en su momento, tienen ahora más fuerza que las que se pudieran haber publicado. Te he de decir una cosa, nunca he quedado satisfecho al completo de los trabajos que he realizado, siempre hay un pero, procuraremos mejorar. “



 "Crònica / 2", un debate sobre actualidad internacional dirigido y presentado por Carlos Castells

Gabriel es un profesional modesto pero su trabajo habla por sí mismo, cada encuadre denota dotes de observación, dominio de la técnica, inteligencia visual y cierto humor. Algo de su genética tiene algo que ver, precisamente comenzó a colaborar con TVE por su padre:
“Sobre cómo llegue a TV como fotógrafo se lo debo a mi padre, gran fotógrafo e hijo también de fotógrafo, Premio Ciudad de Barcelona, Negtor, entre otros, un maestro, supongo que algo me ha quedado. En aquella época  (finales  de los 60), mi padre trabajaba para Nestlé, que patrocinaba programas como “Reina por un día”, “Ésta es su vida”,” X-0 da dinero” etc, hacía las fotos de las grabaciones o directos de los programas para la empresa. Al no haber foto fija, si querían promocionar algún programa algún cámara hacía las fotos. Al estar mi padre  muchas veces en TV le propusieron que se encargase de eso y a la vez se creó un departamento de promoción o pseudo Gabinete de Prensa que no fue una realidad hasta Sant Cugat. Aquí entro yo, entonces mi padre me dijo que me encargara  de lo de TV. Compartimos algunos programas pero asumí todo el tema fotográfico. Siempre fui colaborador, no fijo, iba al programa que me encargaban, hacia las fotos que creía conveniente y me marchaba, ten en cuenta que no es como ahora que puedes enviar las fotos "in situ", tenía que revelar, tirar copias y luego llevarlas para  su distribución. En aquella época en los decorados al no haber "chroma" los fondos se solían hacer con fotos murales, esto me lo encargaban, era bastante habitual, la ampliación más grande que he hecho para un forillo (por ejemplo, un ventanal desde el cual se tiene que ver la casa o paisaje ) fue de 12 m. de largo por 3 m. ancho”

Años 70, un dramático conceptual desde Miramar


Siendo apenas un adolescente, Gabriel pisa el antiguo hotel Miramar para realizar sus primeras fotos, las de un dramático que rivalizaba con “Estudio 1” desde la minoritaria UHF: “Fueron para la serie “Hora 11” de la que se hicieron bastantes episodios, año 1968 y con 22 años, usando una modesta Yashica 6x6, más tarde ya vendrían las Leicas y Nikons.”

Luis Aguilé espera la señal del regidor para comenzar su número

A finales de la década de los 60 y principios de los 70 la producción de TVE era bestial, Prado del Rey y Miramar eran una auténtica industria audiovisual y los medios no siempre eran los adecuados, primaba la ilusión y, por supuesto, el talento:
“En aquella época todo el personal de TVE trabajaba con una ilusión que compensaba los recursos técnicos que había. Creo que con lo que se contaba se hacía una muy buena televisión, tanto en decorados, vestuario, ambientación, maquillaje etc.”
Esa actividad continua obligó a Sendra a multiplicar su trabajo: “En los años 70-80 como dices había mucha producción, más que ahora, teniendo un centro de producción de Sant Cugat que no se le saca provecho. Estaban los estudios de Miramar, así como los de L'Hospitalet de Llobregat y los antiguos estudios Isasi de Esplugues de Llobregat. Debido al volumen de grabaciones se incorporó un compañero fotógrafo para cubrir los diferentes eventos.”

"El tiempo es oro", uno de los programas estrella de los 90 de los que Sendra hizo muchas fotografías

Más de trece mil fotografías hizo Sendra en sus décadas de foto-fija en TVE, cientos de programas de entretenimiento, informativos, dramáticos, series, musicales, retransmisiones… De todos ellos intentaba sacar lo mejor, conseguir ese “encuadre perfecto” pero, lógicamente, había géneros con los que disfrutaba más.
“Hablando de programas favoritos o de con qué foto te quedarías no sabes qué responder, sí te diría que las fotos en las que disfrutaba más eran las de temas musicales como los festivales de Jazz en el Palau, actuaciones musicales en diversos programas de este tipo.
Tengo un gran recuerdo del concierto de Duke Ellington con la coral Santi Jordi que se hizo por primera vez en la iglesia de Santa María del Mar año 1969, trabajé conjuntamente con mi padre, después se hizo una exposición con las fotos.”


La primera temporada de "No te rías que es peor" con Jordi Estadella

Gabriel sigue fotografiando aunque no en TVE; su hijo ha heredado trabajo y pasión, por eso cuando descubrió los negativos no se lo podía creer, su padre no era consciente del tesoro que tenía guardado en cajas. Nunca podremos agradecer lo suficiente que se hayan decidido a compartirlo. 

Fotografías: Gabriel Sendra. Todos los derechos reservados.

lunes, 22 de abril de 2013

Los especiales de Mitzi

 En 1968 Mitzi Gaynor estrenó su primer especial televisivo. La NBC confió en esta actriz, cantante y bailarina que había protagonizado varios musicales de la Metro y que era una presencia habitual en los grandes shows de estrellas como Frank Sinatra o Bing Crosby. Su aparición en uno de los programas de Ed Sullivan en el que actuaron los Beatles fue definitiva para que una gran cadena pensara que podría tener su propio variety. Aquel primer programa se llamó simplemente "Mitzi" y tuvo una audiencia de 33 millones de espectadores.

 Por supuesto no hubo ninguna duda a la hora de encargar una segunda edición. Fue un año después y Mitzi quiso asegurarse el éxito haciendo lo que mejor sabía: cantar y bailar. En este especial interpretó unos cuantos números de Broadway que conocía muy bien. El número de apertura preocupó mucho a los censores por el insinuante vestido que lucía la estrella.
Finalizaba la década y la edad dorada de los variety shows comenzaba a decaer así que tuvieron que pasar 4 años para que la Gaynor regresara con sus especiales, esta vez en la CBS, cadena con la que firmó un contrato de larga duración para realizar seis especiales más, cada uno con temática propia: desde un Tributo al ama de casa americana (sic) a un homenaje a los Años 20 (en la foto).

Mitzi siempre aparecía rodeada de estrellas invitadas como George Hamilton, Phil Harris, Carl Reiner, Bob Hope, Bill Bixby o Michael Landon, con quien compartió un absurdo número musical en una de las rarísimas actuaciones de este cariz de Landon ante las cámaras.

A lo largo de estos shows, la artista creó varios personajes que fueron una constante en los sketches que se alternaban con los números musicales. Su favorito era el de una gitana con un curioso acento que no se callaba absolutamente nada.

En 1978 se emitió el último especial, "What´s Hot, What´s Not", producido una vez más por Jack Bean y con el vestuario de Bob Mackie, que también fue el diseñador de los famosos vestidos de Cher.
En 2008, la PBS, la pública, produjo un documental sobre estos programas que más tarde fue distribuido en DVD y que hoy alcanza precios altísimos en webs como Amazon, aquí tenéis el trailer y aviso que será difícil verlo y no ponerse a bailar:










domingo, 21 de abril de 2013

Primavera en la CBS

Mitzi Gaynor no es una artista muy conocida en nuestro país, en realidad debería decir que "apenas es conocida" pero en Estados Unidos es toda una estrella. Tras una breve etapa en la Metro con papeles más bien secundarios con contadísimas excepciones como "Les Girls" (con Gene Kelly), Gaynor supo aprovechar sus extraordinarias aptitudes como bailarina y su talento como cantante para convertirse en una estrella de Broadway... y de la televisión. A finales de los 60 y 70 realizó unos cuantos especiales para la NBC y la CBS que tuvieron millones de espectadores. Hoy quiero destacar uno de ellos "Mitzi... Zings Into Spring" emitido en la CBS el 29 de marzo de 1977 y grabado unas semanas antes.
Demos la bienvenida a esta primavera que va y viene con Mitzi y sus invitados:


domingo, 14 de abril de 2013

La agónica experiencia de John Chancellor en "Today Show"


En junio de 1961 Dave Garroway se despedía de sus espectadores matinales de la NBC tras 9 años. Su coletilla "Peace" resonó por última vez en las pantallas y un mes después se presentaba ante la audiencia John Chancellor (izquierda de la foto), corresponsal por entonces en Moscú, lo que en plena época de Guerra Fría era el mayor honor para un periodista. Para ayudarle en las labores de presentación ocupando las tareas puramente informativas Edwin Newman (derecha de la foto), corresponsal en Londres. Frank Blair (centro), hasta ese momento el newscaster del programa, ocupaba el rol de Jack Lescoulie que había decidido pasarse a los programas infantiles y descansar de los madrugones, así que tras 8 años de noticias Blair tendría que ser más simpático, natural y distendido. Todos estos cambios venían propiciados por la asunción de la responsabilidad del "Today" por parte de la sección de informativos de la cadena y no del departamento de programas.
   Chancellor nunca estuvo agusto en su nuevo papel como comunicador. Era un excelente periodista pero no se sentía capaz de "calzar los zapatos de Garroway". El hecho de que Informativos asumiera el Today le convenció de aceptar la propuesta, junto a un considerable aumento de sueldo, pero lo cierto es que no sabía moverse en un estudio y tampoco Newman estaba acostumbrado a eso; la pareja de presentadores no era capaz de disimular su incomodidad y Blair tardó en adaptarse a lo que se esperaba de él en esta nueva etapa. Tras un año de sufrimiento, discusiones y negativas a presentar los anuncios o secciones más desenfadadas, Chancellor y Newman abandonaban el matinal y continuaron con su brillante carrera como corresponsales y presentadores de noticias. Hugh Downs y Barbara Walters ayudarían a recuperar el tono al programa.

sábado, 13 de abril de 2013

Gala Philips con Sara Montiel

"Informe Semanal", "Cine de barrio" y "¡Qué tiempo tan feliz!" homenajean hoy a Sara Montiel y no es para menos, la otrora estrella cinematográfica, con presencia en Hollywood incluida, merece atención mediática a pesar de sus desatinados intentos de seguir brillando en el papel couché en los últimos tiempos. Aquí ya hemos hablado de su último programa como presentadora, "Ven al paralelo", un espectáculo delirante y kistch que se emitía ¡en la 2! A pesar de su fama y de ser una invitada habitual de show televisivos, su carrera en el medio es limitada, "Sara y punto" completa la trayectoria como presentadora de un programa seriado pero no debemos olvidar su primera gran intervención como show woman catódica. Fue en un especial de "Gala Philips" emitido en directo el 11 de octubre de 1961. El ubícuo Jesús Álvarez introducía a la estrella en el Teatro del FAE en un espectáculo prácticamente monográfico que se complementaba con varios fragmentos de los especiales que Fred Astaire y Gene Kelly habían grabado respectivamente para dos cadenas distintas. Las críticas fueron demoledoras, la acusaron de cantar con "poquita voz", de ser demasiado "populachera" y "desenvuelta". Vamos, que su naturalidad no estaba bien vista en una tele iniciática y encorsetada.

domingo, 7 de abril de 2013

Estrenando zapatos de charol en "Jardilín"

Año 1968, Susana tiene 4 ó 5 años, su padre trabaja en la televisión, en la única, la UHF no se veía en toda España así que muchos ni la conocían. En aquella programación sin competencia los niños de preescolar tenían su propio programa, "Jardilín", basado en un formato estadounidense. Cada semana seis niños tenían la enorme suerte de acudir al plató de Prado del Rey donde se grababa para jugar con la presentadora que, en realidad, era más bien la "seño" de la tele. Un día el padre de Susana le dijo que una de esas privilegiadas sería ella. Su madre se encargó de que fuera bien peinada, de que el lazo no llegara torcido y además de que estrenara zapatos de charol. ¿Os lo podéis imaginar? no sólo acudiría a la tele sino que además tendría zapatitos nuevos. Susana es la niña de la izquierda y ha tenido la deferencia de compartir esta foto con nosotros, algo que agradezco profundamente y que me gustaría que sirviera de estímulo para otros seguidores que quieran compartir sus recuerdos con el blog.

jueves, 4 de abril de 2013

Woody Allen en una película muy televisiva

 En 1976 la sociedad norteamericana ya estaba preparada para hablar de uno de sus períodos más oscuros, la Caza de Brujas, esos años durante los que se persiguió a comunistas acusando a actores, directores, guionistas e intelectuales en general de traición a la patria y que provocó la temida lista negra, si estabas en ella nadie te contrataría. La película "The Front", traducida en España como "La tapadera" o "El testaferro" nos presenta a un cajero de restaurante y corredor de apuestas a tiempo parcial que tiene amistades en el mundillo de la televisión, uno de ellos es guionista pero lleva demasiados meses sin trabajar por culpa de la Blacklist y le propone un negociete.
La idea es que el personaje encarnado por Allen, ese cajero, se haga pasar por guionista y entregue los trabajos que él le vaya pasando por los que percibirá una pequeña comisión además de un nombre en el mundillo. Poco a poco Allen se entera de que en realidad está encubriendo a un grupo de guionistas vetados y por ello recibe, además del porcentaje, un buen dinerín en derechos de autor. Todo está basado en hechos reales pero cambiando nombres y alterando algunas situaciones. La edad de oro de los dramáticos en televisión sufrió por culpa de la Caza de Brujas y muchos se quedaron sin trabajo, esta película refleja el ambiente de los platós de aquella época y el espectador más curioso se puede hacer una idea bastante clara de las condiciones técnicas.

Para el rodaje se recuperaron cámaras originales y algunas escenas transcurren en aquellos minúsculos controles de televisión donde con solo tres cámaras se transmitían joyas como "Marty" o "Doce hombres sin piedad" que fueron adaptadas a la pantalla grande posteriormente.

La historia del actor cómico al que da vida Zero Mostel está basada en la del actor Philip Loeb que se suicidó en 1955 acuciado por su situación económica pero, posiblemente, mucho más afectado por el ostracismo al que se vio sometido tras ser acusado de comunista.

martes, 2 de abril de 2013

Christopher Lee en "Estudio Abierto"

Se ha ido el cineasta Jesús Franco, el que más ha tocado la muerte en su amplísima cinematografía, no en vano tuvo especial predilección a lo largo de su carrera por los vampiros, los zombies, los monstruos y todo tipo de seres del más allá. Aunque su cine fue, principalmente, de bajo o bajísimo presupuesto, tuvo la oportunidad de dirigir a grandes actores internacionales, posiblemente el más famoso, en activo hoy todavía, es Christopher Lee quien, por aquella época, visitó "Estudio Abierto" para promocionar uno de aquellos trabajos.
Lee interpretó para Jess Franco a Drácula y Fumanchú, dos personajes que le marcaron en aquella etapa de su carrera post-Hammer. En 1974 se pasó por Prado del Rey para hablar con José María Íñigo de aquellas películas pensadas para un público adolescente con ganas de aventuras, terror, sangre y alguna tetilla...

lunes, 1 de abril de 2013

Bill Cosby, padre de Raffaella Carrà


Debería haber advertido antes del título que había un spoiler pero es que entonces la cosa sería excesivamente larga y nadie llegaría a la última palabra. En fin, al grano: lo que he dicho no es incierto... del todo. Digamos que no es que el actor norteamericano sea padre de la show woman italiana pero sí que ambos interpretaron esos papeles en una serie televisiva. Me temo que esto ha liado aún más al personal, ¿Bill Cosby y la Carrà juntos en una serie? Pues sí, eso ocurrió a mediados de los 60 en la NBC, sí, en Estados Unidos porque Raffaella también trabajó allí.


No es un dato muy conocido en España por el público general que esta presentadora tiene una más que respetable carrera cinematográfica en su país. Eso llamó la atención de los americanos que la ficharon para un pequeño papel en la película "El coronel von Ryan" protagonizada nada menos que por Frank Sinatra. Tras ese prometedor debut en Hollywood, la 20th Century Fox firmó un largo contrato con ella y aquí comienza nuestra pequeña historia de hoy. La productora también filmaba varias series para televisión, entre ellas "I Spy" que a mediados de los 60 era un gran éxito en la cadena NBC.


Esta comedia de agentes secretos estaba protagonizada por Bill Cosby y Robert Culp, al que muchos recordararán por su papel en "El Gran Héroe Americano".


Pues bien, en un capítulo de 1966 Raffaella interpretaba a Sophia, hija secreta de Cosby a la que no veía desde que era una niña pero a la que había enviado puntualmente dinero para su educación.
Y sí, la Carrà no es rubia, es más, ni siquiera tiene el pelo liso.