lunes, 30 de abril de 2012

¿Chicho en la cocina?

¿Acaso presentó un programa de cocina el gran Narciso Ibáñez Serrador? Esta imagen de mediados de los 60 puede hacernos sospechar eso pero en realidad se trata de una de las presentaciones de su mítica serie "Historias para no dormir".
En concreto se trata de "La bodega", un guión propio bajo el seudónimo de Luis Peñafiel emitido en 1966 y que nos presentaba a Irene Daina, Carlos Ballesteros y Pedro Mari Sánchez como una familia americana. Sorprendía entonces ver el decorado de un típico comedor de sitcom.
Pero más sorprendente aún era ver al matrimonio durmiendo en la misma cama (año 1966, dictadura, censura...) ¡y con un admíniculo para poder escuchar los dos a la vez la conversación telefónica!
Muy conscientemente no he hablado del argumento del capítulo por si alguno tiene la tentación de verlo, baste destacar el trabajo de Pedro Mari, un niño con una gran profesionalidad que, ya de adulto, se convirtió en un actor que merecería mejores papeles en la actualidad aunque recientemente demostró su valía en "No habrá paz para los malvados", una excepción en su carrera cinematográfica de los últimos años. Por cierto, ya que hablábamos de Chicho cocinando... seamos justos y veámoslo en plena faena, nada menos que con Elena Santonja en "Con las manos en la masa". Atentos los fans del maestro, porque nos cuenta que fue realizador de un culinario.

viernes, 27 de abril de 2012

Adiós a Yolanda Ríos

Siempre es una desgracia hablar del fallecimiento de alguien pero que la casualidad haya querido que tengamos que recordar a Yolanda Ríos justo en la semana en que el programa que le dió la fama cumple 40 años es triste. Precisamente hace un par de días la recordábamos en este mismo blog como integrante de la primera promoción de azafatas del "Un, dos, tres... responda otra vez", un auténtico empujón para su carrera de actriz en 1972.
Aunque había debutado en el cine un par de años antes y en la televisión ya había hecho algún papelito en series como "Remite: Maribel", fue con el concurso de Chicho con el que consiguió una fama inmediata que la llevó a su siguiente oportunidad, la de presentadora en "Tarde para todos", uno de aquellos ómnibus dominicales. Teniendo en cuenta que ejercía de portavoz de las azafatas al final de la tanda de preguntas y respuestas no es de extrañar que la elegieran para un cometido más importante, reunía atractivo, dicción y popularidad.
Después de esa breve experiencia como presentadora se dedicó de lleno al teatro y al cine, en los ochenta trabajó, por ejemplo, con Garci en "Sesión continua". Su verdadero amor profesional fue el de las tablas y allí consiguió colaborar con grandes como Mary Carrillo, Julia Gutiérrez Caba, Antonio Gala, Gustavo Pérez Puig, José María Caffarel o Adolfo Marsillach, director en 1986 de la Compañía Nacional de Teatro Clásico año en el que ella comenzó a formar parte del elenco fijo. En 1992 volvimos a verla en el programa del vigésimo aniversario junto a sus compañeras del 72. En los últimos tiempos se había dedicado a la producción de espectáculos como "Grease" o "Spamalot".

jueves, 26 de abril de 2012

Un dos tres. Las Vegas

El 24 de septiembre de 1982, el programa número 6 de la primera temporada presentada por Mayra, el "Un, dos, tres" comenzaba de una forma extraña, en vez de la cabecera aparecía un primer plano de la conductora anunciando un cabecera distinta.
Y tan distinta... como que era la del "3, 2, 1" producido por Yorkshire TV y emitido desde 1978 en Reino Unido, la primera adaptación del formato allende nuestros mares.
Por las escaleras no bajó Mayra dando la mano al público de las gradas sino Ted Rogers, el presentador británico que daría la bienvenida en su propio idioma a los espectadores.
A la introducción se añadía Mayra anunciando que el programa ya se estaba emitiendo también en Holanda así que podrían hacer una reunión de presentadores del "Un, dos, tres" en Europa a la que tendrían que invitar a la azafata principal del propio Rogers, Fiona Curzon, presente en el plató.
Pero aquel programa no sólo fue especial por aquella visita sino porque incluía una de las últimas colaboraciones como humoristas de Martes y 13 que, en realidad, iban a ser los Tacañones de esa etapa antes de que Chicho decidiera "feminizar" a todo el elenco.
Para culminar, el humorista Chicho Gordillo acudió como invitado imitando a Frank Sinatra y paseando desde el decorado que representaba un local de las Vegas hasta el set de la subasta para interpretar una canción con Mayra. Lo curioso del tema es que Chicho tenía muchas posibilidades de ser el presentador del programa en sustitución de Kiko Ledgard. Todo un detalle por su parte actuar ante su competidora.

miércoles, 25 de abril de 2012

Las primeras secretarias del "Un, dos, tres"

En 1972 un grupo de chicas conseguía la fama gracias a su intervención en "Un, dos, tres". Las elegidas para ser secretarias marcaron un punto de inflexión en la tele de la época porque hasta aquel momento las azafatas de un programa no eran más que meros adornos, mujeres-florero que sonreían y, como mucho, descubrían una casilla. Para empezar, Chicho ordenó que las faldas se acortaran hasta lo máximo permitido por el censor y para rematar les colocó unas enormes gafas para parodiar su papel de "adjuntas" al presentador. Ana Ángeles, Britt, Cira, Aurora, Yolanda, Pilar, Ágata, Blanca (tres, Estrada, Bastarrica y Aguete), María y Marisa fueron las privilegiadas pero no todas a la vez sino en turnos de 6. La inmediata popularidad haría que algunas abandonaran la televisión para dedicarse al cine o al teatro.
Ana Ángeles ejerció el papel de contable durante toda aquella serie. Su voz es reconocible en muchas series de los 80 y también presentó programas para el Canal Internacional de TVE.
Yolanda Ríos fue la sustituta de Silvana (seudónimo de Blanca Aguete), la primera en lanzarse a la aventura del teatro. También ella continuaría por el mismo camino e intervino en varias películas de finales de los 70.
Aquí vemos a Kiko con Pilar (izquierda) y Aurora. La primera tuvo que alejarse durante un tiempo del concurso por enfermedad pero reapareció en el último de aquella época. Aurora Claramunt consiguió tener una sólida carrera como presentadora y más adelante directora de programas realizados desde Barcelona.
Chicho supo aprovecharse de la belleza de aquellas muchachas con unos primerísimos primeros planos inéditos en aquella pacata pantalla de los 70. Su desparpajo, además, hizo que fueran admiradas tanto por hombres como por mujeres, una de las claves a la hora de buscar azafatas según el propio Chicho: no podían ser tan guapas como para despertar la envidia del resto de féminas pero sí debían tener algo especial que las diferenciara.
En 1992, con motivo del 20º aniversario, pudimos ver juntas de nuevo en el set de las Secretarias a Britt (nombre artístico de María Gustaffson), Ana, Aurora y Yolanda.
Y en la presentación acompañaron a Jordi Estadella Alejandra Grepi (de los 80) y Silvana (Blanca Aguete) que en aquel momento colaboraba en "Pasa la vida" con María Teresa Campos.
Precisamente Blanca y María Gustaffson hicieron un guiño a los espectadores de "Cine de Barrio" al secundar a Concha Velasco. Allí contaron que no se veían desde aquel programa especial. Blanca está retirada y María escribe (en sueco) novelas de misterio.

martes, 24 de abril de 2012

40 años de Un, dos, tres

Tal día como hoy de 1972 se estrenaba el formato de entretenimiento más importante de la historia de nuestra televisión, "Un, dos, tres... responda otra vez". Hemos hablado de él un montón de veces pero no me resisto a convertir ésta en la semana del programa. Es tal la penetración del concurso en nuestra memoria sentimental que con unas cuantas palabras reconstruímos su historia en nuestra mente. Probemos. 1972-1973, 1976-1978. Kiko Ledgard, Don Cicuta y sus Tacañones, sintonía del Dúo Dinámico, Aurora Claramunt, Britt, Ana, Silvana, Ágata Lys... el Seat 124, del B/N al color, Victoria Abril, María Casal, la calabaza anónima se convierte en Ruperta, primera versión extranjera: "Three, Two, One" en Reino Unido. 

1982-1988. Mayra Gómez Kemp, las Tacañonas, Eugenia Enchufols (vista y no vista), las secretarias se convierten en azafatas y comienzan los números musicales, Raúl Sender, Arévalo, la Bombi, la Pelos, Antonio Ozores, 22... 22... Kim Manning, Lydia Bosch, Silvia Marsó, Nina... la Botilde, el Chollo y el Antichollo, el Boom y el Crack, versiones en Portugal, Holanda y Alemania, la canción de Mayra "Cuando se apague la luz del plató".

1991-1993. Jordi Estadella y Miriam Díaz Aroca, las Derrochonas, Ángel Garó, vuelve la Ruperta, las presentaciones de Chicho con su perro Don Mariano, el especial del 20º aniversario.

 
1993-1994. Josep María Bachs, la preguntas en el decorado de la subasta, las Tacañonas sustitutas, la vuelta de Paloma Hurtado, Paula Vázquez, Silvia Abascal como niña endemoniada, Luisa Martín, Anthony Blake, la militar que presentaba la eliminatoria, el Gran Boom... 
 
2004. Luis Roderas, los Bomberos pirómanos, Edu Aldán, Quique Sanfrancisco, Llum Barrera, los primeros números musicales protagonizados por bailarines, la temática literaria y la nueva coletilla en el título, el final precipitado. No es un repaso exhaustivo, añadid vuestras propias palabras clave, un dos tres... responda otra vez.

lunes, 23 de abril de 2012

Los libros, 1998-2002

En noviembre de 1998 comenzó de forma tímida, casi a escondidas, un programa llamado "Los libros". Durante dos meses vagabundeó por el canal internacional de TVE hasta que decidieron darle una oportunidad en la 2. Es evidente que tal día como hoy, Sant Jordi, es el más adecuado para hablar de un divulgativo con semejante título y con tema obvio, informar sobre el mundo editorial a través de reportajes y entrevistas, bien en plató o en exteriores (en la foto Vargas Llosa).
   
Sus directores y presentadores eran Eduardo Sotillos, a la sazón responsable también en aquella época de "El ojo crítico" de RNE, y el escritor Juancho Armas Marcelo. El primero es un histórico de la televisión pública, con amplia experencia en informativos y culturales, en su día declaró ante el estreno del programa a nivel nacional: "Los libros es un espacio informativo más que didáctico, con un tono y un lenguaje asequible. Sin embargo, no pretendemos banalizar la cultura ni recibir el aplauso de las tribus. Sólo nos debemos a los lectores".

   
A diferencia de otros espacios similares, no era simplemente un repaso a los libros recién publicados y la lista de éxitos. Gracias a la experiencia de Sotillos, el programa fue un dignísimo intento de alentar a los lectores, de descubrirles volúmenes interesantes que quizás no contaban con el respaldo de la publicidad y, por supuesto, ofreció entrevistas de calado a autores como Günter Grass. Desgraciadamente Sotillos sólo estuvo las dos primeras temporadas y Armas Marcelo continuó en solitario, centrándose principalmente en las entrevistas, con un tono más bien aburrido y con preguntas-río que distaban mucho del ritmo más periodístico que imprimió Sotillos. Hasta 2002 aguantó en parrilla.

domingo, 22 de abril de 2012

Adiós a Dick Clark

El pasado 18 de abril fallecía uno de los supervivientes de la edad de oro de la televisión norteamericana y creo no equivocarme al decir que era el presentador de entretenimiento más longevo en activo. Su idilio con el medio comenzó en 1957 cuando debutó su celebérrimo programa "American Bandstand" nada menos que con una entrevista a Elvis Presley.
Su talento innato para la comunicación se unió al de "husmeador" de éxitos. Lo que en principio nació como un programa para la juventud pronto se convirtió en una referencia musical en toda regla. Clark fue el primero en llevar artistas negros a un programa nacional y permitir que en el público presente en plató no hubiera segregación. Este show con actuaciones, entrevistas, bailes y repaso a la lista de éxitos permaneció en antena durante 30 años batiendo un récord todavía no igualado.
Pero no sólo de la música vivió Clark, consiguió 3 Emmy como mejor presentador de concursos entre 1973 y 1988 gracias su "The $10.000 Pyramid". Durante un año estuvo presente en dos cadenas, la ABC y la CBS pero la primera pujó por los derechos del concurso y así se aseguraba tener a su estrella presente en dos géneros distintos, el musical y el de los juegos. En ese mismo canal se encargó de su tercer clásico en antena: New Year's Rockin' Eve, el especial de Nochevieja que dirigió, produjo y presentó desde 1972 hasta el año pasado y del que ya hemos hablado aquí. El que fue denominado "el adolescente más viejo de América" no se despidió, nunca lo hacía, su firma televisiva desde el principio fue "So long!".

viernes, 20 de abril de 2012

Pedro y César Macía

Cuando se celebró el 40 aniversario de TVE, varios rostros históricos fueron reunidos en el Estudio 1 para una serie de fotografías. Por allí se encontraba el recién llegado César Macía, hijo de una figura clave de los Telediarios y a un fotógrafo se le ocurrió la magnífica idea de retratarlos juntos, el simbólico relevo de una generación a otra.

En aquel 96 César inició su carrera en la que había sido Casa de su padre durante 3 décadas. Lo hizo en el TD Matinal junto a Ángeles Bravo y Esperanza Solano. Algunos querían ver en el hijo reflejos de la profesionalidad de su progenitor. Apostura y vozarrón no le faltaban.
César consiguió que esa primera etapa a primera hora de la mañana le sirviera para dar un paso más importante, la primera edición.
Ana Blanco y Jesús Álvarez serían sus compañeros hasta el verano de 2001. A la vuelta de las vacaciones Josep Puigbó ocupaba su puesto y César tenía que buscarse otro trabajo. Su siguiente cadena fue Telemadrid donde permaneció una breve temporada. Su propio padre aclaró años después en TV Castilla y León que, harto de los vaivenes de este mundillo, cambió de sector.

lunes, 16 de abril de 2012

Adiós a Pedro Macía

Un hombre como Pedro Macía, que ha dedicado décadas de su vida a TVE con la mayor profesionalidad y ética posibles, merecía algo más que 30 segundos en el Telediario. No quiero, ni debo, repetirme demasiado porque de este periodista ya hemos hablado aquí en varias ocasiones pero tampoco puedo resistirme a comentar algo más sobre lo que ha sucedido estos días. Comprendo que el sábado la noticia les pillara de sorpresa y unas colas fueran lo más adecuado pero sigo sin entender que al día siguiente el TD no le dedicara un reportaje más amplio al que, precisamente, fue uno de sus más longevos y recordados presentadores.

Desde su entrada en la Casa en 1963, Macía hizo de todo pero fue su labor en los Servicios Informativos la que lo convirtió en un comunicador con credibilidad, eso tan difícil de conseguir y que se desvanece con tanta rapidez. Durante la Transición jugó un papel fundamental junto a Lalo Azcona y Eduardo Sotillos en la transmisión de noticias que se sucedían de forma incontrolable y que necesitaban ser "explicadas" más que "contadas" al espectador.
Demostró su ética en varias ocasiones y eso le valió, por ejemplo, una condena al ostracismo en Canarias. Macía fue primero tele-bombón y más tarde "señor interesante". Su trabajo al final de su carrera audiovisual en "Punto de encuentro" y en los Telediarios del Canal Internacional siguieron la pauta que había manejado desde el principio: respeto al espectador.
Teniendo en cuenta que las entradas que le habíamos dedicado meses atrás eran la única referencia con imágenes en internet, no es de extrañar que ayer recibiéramos casi 6.000 visitas. Su público buscaba algo más que lo que había aparecido en TVE y recalaron aquí.
Recomiendo vivamente la entrevista que le realizó Miguel Herrero en Televisión Castilla y León hace casi un año:

viernes, 13 de abril de 2012

Debate en TVE


El miércoles se escenificó el cambio de "59 segundos" por "El debate de la 1" aunque el espectador habitual no percibió grandes diferencias, misma presentadora, mismo decorado (a excepción del título del programa estratégicamente colocado en distintos puntos del plató), similar realización y un formato que, a excepción de la bajada de micros, no se alejaba prácticamente en nada del anterior, incluso heredó la audiencia, un 9%. Reconozcamos que en este sentido TVE no ha sido demasiado original y algunos empezamos a estar un poco hartos de tanto contertulio profesional que se va rotando de "Los desayunos" a "La noche en 24h". Y en cuanto a títulos...
En 1997 se estrenó "El debate de la Primera" con un decorado de grandes dimensiones construído en los Estudios Buñuel. Una gran apuesta del equipo de informativos dirigido por González Ferrari que se saldó con registros similares al del actual "Debate de la 1" aunque en aquella época tener menos del 10% de share estaba peor visto que actualmente.
El periodista de la COPE Luis Herrero moderaba el programa que, por cierto, no fue ajeno a varios polémicas. Especialmente recordado fue el abucheo por parte del público a un invitado, Jaume Sobrequés, catedrático de Historia Contemporánea de la UAB al recitar en catalán la Oda a Espanya de Joan Maragall. Herrero no se inmutó e incluso defendió los gritos aludiendo a la libertad de expresión.
Herrero volvió en 2003 con "El debate de la 2", alternándose en la presentación quincenalmente con Alfredo Urdaci, director de informativos por aquel entonces.

Dos años antes ese mismo programa fue una de las grandes apuestas del centro de producción de Sant Cugat del Vallés. Josep Puigbó presentó la primera etapa hasta 2003 cuando fue requerido para presentar el Telediario 1 junto a Letizia Ortiz.
En 2005 el espacio fue presentado por Daniel Domenjó pero ya hablaremos de todo esto más ampliamente en una próxima entrada.
Tras su etapa en "59 segundos" y ya asentada en "Los desayunos", Ana Pastor presentó alguna edición de un debate emitido en la 2 sin título determinado pero que más tarde se convertiría en "El debate de la 2" (sí, otra vez).
El 23 de febrero de 2011 Iñaki Gabilondo condujo una edición especial sobre el aniversario del intento del golpe de Estado.
Y a partir de ese momento la omnipresente María Casado se encargó del programa con temas como el humor o el idioma español.
Ha habido más tertulias claro, pero nos hemos centrado en los que incluían la palabra "debate" en su título y aún quedan más (y pido perdón por la constante repetición de la palabrita): "El debate de hoy" con Pedro Altares (del que ya hemos hablado aquí), "Debate hoy", "Especial debate" o simplemente "Debate"...

miércoles, 11 de abril de 2012

Adiós a Marisa Medina


Ella misma lo había anunciado tiempo atrás, no había solución a su cáncer e intentaría vivir lo que le quedaba con la mayor dignidad posible. Finalmente ha sido esta madrugada cuando Marisa Medina ha fallecido. A pesar de que sus últimos veinte años no han sido precisamente un lecho de rosas y sus apariciones televisivas son más bien dignas de olvido, esta presentadora mantenía el cariño de aquellos espectadores que la siguieron durante los 60 y 70, su etapa de apogeo.
Su ingreso en TVE se produjo a principios de los 60, en la Televisión Escolar, primer paso de toda una generación de locutoras que se formó en aquel experimento. Al principio compaginaba su trabajo de secretaria en una embajada con su labor delante de las cámaras. Su primer gran éxito fue "Fin de semana", programa contenedor de diversas secciones relacionadas con el ocio de los domingueros y donde debutó Félix Rodríguez de la Fuente.

Todos sus compañeros destacan su excepcional memoria fotográfica lo que le permitía aprenderse guiones con gran rapidez y no mirar demasiado los papeles. En la década de los 60 alternó la presentación de varios programas con sus guardias en el locutorio de continuidad.
Ya en los 70 probó suerte en el cine e incluso en la música y TVE confió en ella para cometidos más importantes como la copresentación de grandes magazines al estilo de "Buenas Tardes" con Joaquín Prat o "Todo es posible en domingo", el que consideraba su programa favorito.

Los festivales de la canción también fueron terreno familiar para la Medina que, con su calma habitual, era capaz de soltar las farragosas normas de puntuación sin inmutarse y mirando a cámara constantemente.
En los 80 su figura se fue apagando y de los programas estrella la pasaron a los avances de programación como "625 líneas", "Vamos a ver" o "Próximamente". No aceptó bien esa decadencia profesional y a mediados de la década se retiró de pantalla.

Su vuelta se produjo ya en los 90 con un programa sobre la vivienda en una época en la que no había burbuja inmobiliaria, "Llave en mano".
Las drogas, la bebida, el juego y un cáncer fueron un cóctel demasiado fuerte para una mujer que demostró su coraje últimamente, superando sus adicciones y haciendo frente a la enfermedad.