domingo, 19 de noviembre de 2017

Marta Reyero, elegante credibilidad


Hace años que la vemos los fines de semana en Cuatro pero durante más de una década fue uno de los rostros indispensables de los informativos de PRISA, Canal + primero y CNN+ después. Su calma al transmitir las noticias era su sello junto a una imagen rompedora para la época, pelo largo liso y cejas anchas, recordando a la magnífica Inka Martí. Con el tiempo su apariencia ha variado ligeramente pero lo que sigue incólume es su seguridad frente a las cámaras, esa serenidad que encajaba muy bien con la forma de hacer del Plus en los noventa. 


Natural de León, estudió en Oviedo Filosofía y Letras y ahí comenzó un idilio con Asturias que se mantiene y que lleva al equívoco sobre sus orígenes. Fue en el País Vasco donde se licenció en Periodismo pero enseguida regresó a la tierra de la sidra para iniciarse profesionalmente en la radio, en la Cadena SER, y después formar parte del Centro Territorial de TVE en la comunidad. A nivel nacional se estrenaría precisamente en la SER, en el "Hora 25" del añorado Carlos Llamas. Más tarde se bregaría ya como editora y presentadora del "Hora 20" pero su gran oportunidad llegó con una cadena minoritaria que todavía luchaba para llegar al millón de abonados y cuyos informativos en abierto tenían una audiencia exigua pero fiel, Canal +. Fue la madrugadora de "Redacción" (así se llamaba aquel noticiario) desde 1994. En la última etapa de la cadena, todavía con Hilario Pino en la noche, ella se hizo cargo del de mediodía coincidiendo con un cambio de imagen global que hacía que el decorado tuviera ciertas similitudes con el de "Lo + Plus". 


En 1999 la aparición de CNN+ revolucionó Sogecable (el brazo televisivo de PRISA por aquel entonces) y se unificó la mínima plantilla de los informativos del Plus con la de la gran franquicia de Ted Turner. Pino se pasó a la entrevista diaria en "Cara a cara" y Marta Reyero ascendió a la división nocturna. Seis años se mantuvo al frente hasta que Cuatro irrumpió en el dial español y como era de la misma compañía los jefazos tuvieron a bien aprovechar su credibilidad ganada de forma tan discreta como segura. Su cambio a la nueva emisora le ahorró la última y decadente etapa de la cadena de noticias 24 horas. 


Desde entonces es uno de los nombres indispensables de sus noticias. En 2006, tras una breve etapa en la edición de mediodía, debutó en los fines de semana con Miguel Ángel Oliver hasta que en 2014 éste fue relevado por Roberto Arce. Y ahí sigue, impérterrita ante los movimientos en la cadena, Reyero. Regresando a su look inicial de mediados de los 90, abandonando el flequillo y saltándose un poco su sobriedad habitual para adaptarse a un formato menos clásico dentro de un género que permite muy pocos cambios. Marta es el ejemplo perfecto para los estudiantes que quieren ser presentadores de informativos: es profesional hasta el extremo, transmite seguridad, huye del protagonismo y, sobre todo, es creíble. Quizás no sea una de las caras más conocidas del medio pero sí es reconocida por los espectadores más exigentes y por la profesión, que la premió con la Antena de Oro en 2011.

sábado, 11 de noviembre de 2017

La carpa de Prado del Rey

Exterior de la carpa de Prado del Rey

En mayo de 1993 Ana Obregón y Ramón García nos saludaban desde la cesta de una grúa para presentar un nuevo programa que pasaría a ocupar páginas de oro en la historia del entretenimiento televisivo, "¿Qué apostamos?". Tan espectacular era aquel concurso que no había ningún plató disponible en aquel momento en TVE que pudiera cubrir sus necesidades y albergar el enorme decorado así que se construyó una carpa en un terreno de Prado del Rey (Pozuelo de Alarcón) aledaño a los estudios 10 y 11, los denominados "de color" porque fueron los primeros en los que se instaló la tecnología para poder emitir en ese sistema. 

"Grand Prix" se realizaba desde allí. Foto de Alejandro Macías.

Aquella carpa se fabricó con la solidez necesaria para soportar la pesada parrilla de focos y que aguantara las inclemencias del tiempo así que cuando el programa de las apuestas finalizó su primera temporada enseguida se reaprovechó para otros. Incluso cuando se fue a los Estudios Buñuel la carpa aguantó unos cuantos años como hogar, fundamentalmente, de musicales de gran presupuesto pero también de concursos. Quizás el más famoso de todos ellos fue otro de los éxitos de Ramón García (al que ya vamos indefectiblemente unido a esta carpa), "Grand Prix". 

"Risas y Estrellas" de José Luis Moreno, uno de los musicales emitidos desde la carpa. Foto de Alejandro Macías.

En noviembre del año de la inauguración de la carpa, Miliki regresaba, tras una breve etapa en las privadas, a la que había sido su casa durante los 70 y 80 para presentar y dirigir una nueva versión de su circo, esta vez acompañado por su hija Rita Irasema. No había mejor espacio para este show que el flamante entoldado que, por cierto, no dejaba de ser un homenaje a las famosas tiendas circenses que recorrían el país de punta a punta. Más adelante, en 1997, también acogería "Risas y estrellas", el antecedente de "Noche de Fiesta" de José Luis Moreno, presentado por Paloma Lago y Pedro Rollán. 

Julio Sabala presentaba "Atrévete a soñar". Foto cedida por @ArchivoRTVE

Poco después, en enero de 1998, ya con "¿Qué apostamos?" asentado en los Estudios Buñuel, TVE decidió competir con el exitoso "Sorpresa, Sorpresa" de Antena 3, realizado desde el Teatro Adolfo Marsillach de San Sebastián de los Reyes, con "Atrévete a soñar" conducido por un impostadísimo Julio Sabala. Lo único reseñable de aquel engendro fue, cómo no, el espacio que lo cobijaba. Esa fue una de las últimas grandes producciones regulares realizadas desde aquella enorme estructura. 
  La carpa fue desmontada hace años, en su lugar hoy se ubica un almacén de decorados. Con los Buñuel demolidos y el Estudio 1 en obras de limpieza de amianto es difícil pensar, por ahora, en el cacareado regreso de "Grand Prix" a los platós de la Casa. Eso sí, siempre se pueden alquilar instalaciones a un altísimo precio a productoras afines al gobierno de turno...