jueves, 29 de agosto de 2019

Reencuentro con Chanquete


En 1979 se rodó una de las series más populares de la historia de TVE, "Verano azul". Un año y cuatro meses de rodaje que después se resumieron en casi otro año de montaje. Fue en octubre de 1981 cuando se estrenó en las tardes del domingo de la Primera Cadena. Efectivamente, no se emitió en verano sino entre el otoño y el invierno. En febrero murió Chanquete y nadie podía imaginar que resucitaría una docena de veces. Fue el día de los enamorados de 1982 cuando finalizó una serie (no terminaba con el fallecimiento de su personaje más entrañable sino la semana siguiente con la partida de los muchachos) que ha pasado a la historia por muchos motivos. Con la llegada de los 90 un nuevo género se asomó a la televisión que fue un abono para recuperar el estío en Nerja y el interés en saber qué había sido de sus protagonistas, la nostalgia. Nos reencontramos con Chanquete no sólo a través de la ficción (las resposiciones) sino también en la realidad (las entrevistas). El primer programa que quiso reunir al elenco más de quince años después del rodaje fue "¿Qué pasó con...?" espacio de Canal Sur y Telemadrid dirigido y presentado por Consuelo Berlanga. Faltaron a aquella cita en directo desde los estudios andaluces en 1995 Bea y Quique además del director. Poco después, en Antena 3 Nieves Herrero con su "Cita con la vida" rendiría homenaje a Antonio Ferrandis y recibiría la visita sorpresa (o no) de María Garralón, Juan José Artero (Javi), Miguel Ángel Valero (Piraña) y Gerardo Garrido (Quique) en una de sus escasas intervenciones televisivas. Especialmente emocionante fue la conexión con Nerja y el pueblo cantando el "No nos moverán" dirigidos por la Garralón. Un año más tarde, Antonio Mercero acompañado de Ferrandis en la gala "Brindemos por los 40", que celebraba las cuatro décadas de TVE, recordaban esta mítica serie. 


En 1998 el reencuentro (parcial) se produjo en los estudios de TVE en Sant Cugat. El decorado del programa "Tal como éramos" presentado por Jaime Bores y Salomé (la ganadora de Eurovisión 69) fue el escenario ideal para que un Ferrandis ya visiblemente enfermo charlara de viejas anécdotas con Desi, Piraña y Tito. Aquel programa nostálgico estaba llenando el verano de historias de viejas estrellas como Imperio Argentina, Manolo Escobar, Nadiuska o Laura Valenzuela y también históricas reuniones como la de los Chiripitifláuticos así que era lógico que quisieran agitar la memoria de esas generaciones que habían crecido soñando con el idílico paisaje de Nerja. El veterano intérprete habló con orgullo de sus chicos y reconoció que se sentía uno de los actores más queridos del país, "si fuera envidioso envidiaría a Antonio Ferrandis y si fuera celoso estaría celosísimo de Chanquete" confesó entre las risas de sus compañeros. 


Desgraciadamente Chanquete murió dos años después y no pudo disfrutar de los homenajes que han rendido al reparto y al director de la serie el pueblo de Nerja. En 2001 se conmemoraron allí los 20 años del estreno con todo el reparto y el propio Mercero posando en el famoso balcón de Europa que la cabecera de la serie (y la secuencia de títulos de crédito) inmortalizó a finales de los setenta pero que apenas ha sufrido cambios. Una década después volvieron a reunirse pero ya sin Mercero, muy aquejado de Alzheimer, enfermedad que le habían diagnosticado en 2006. Este año la localidad malagueña ha querido celebrar el cuadragésimo aniversario del rodaje (aquí la cuestión es festejar) con proyecciones de capítulos emblemáticos al aire libre. "Verano Azul" no envejece (a pesar de las quejas absurdas de algunos adoradores de la corrección política) y por eso este año ha triplicado la audiencia media de la 2.

Así comenzó todo, con la reunión propiciada por Consuelo Berlanga:



Nieves Herrero organizó al poco tiempo este emotivo reencuentro en Antena 3:



Veinte años después los niños, ya adultos, regresaron a Nerja acompañados de Julia:

lunes, 19 de agosto de 2019

Popgrama


La temporada 1977/78 trajo una sorpresa a la programación del UHF (la 2, vaya) para los amantes de la música alternativa, lo que hoy llamaríamos "Indie" y que entonces simplemente significaba que no era el último disco de Manolo Escobar o Leif Garrett. "Popgrama. Revista de Rock & Rollo" ofrecía precisamente lo contrario. Tal como lo definía uno de los responsables del espacio sin identificar en un reportaje de María Lalanne para TeleRadio en 1978: "Popgrama es una especie de musical frenéticamente actual, contra-cultura (que dentro de cien años será base cultural importante), arte novísimo y "rollo", sobre todo "rollo", que es lo que ahora se lleva."

Paco de la Fuente, Diego Manrique y Carlos Tena en el modestísimo decorado de "Popgrama"

En ese mismo reportaje en el que se alternaban las respuestas de los integrantes del equipo sin especificar quién hablaba dejaban claro que no pretendían formar un gueto de espectadores snobistas: "Queremos enrollar a todo el mundo. Teniendo en cuenta que el ama de casa entre los treinta y cuarenta en la época del rock era una chavala, por aquello del recuerdo, también nos dirigimos a ella que bien que ligaba en los bailes de los años sesenta. Y el marido, que no se diga, porque para eso es la salvaguarda de las tradiciones y los demás etcéteras." En la práctica, el programa consiguió una audiencia fiel aunque reducida, en 1979 se calculaba que 800.000 televidentes lo seguían con fruición: "Espectadores autogestionarios que, o bien están solos o viven solos. Muchos chavales me han dicho que tienen que irse a ver "Popgrama" al bar más próximo y hacer que pongan el segundo canal por aclamación" aseguraba Carlos Tena en un reportaje de José Mª Fernández para la misma publicación (órgano oficial de RTVE) aquel año (TR 1140).

Redactores, productores y realizador durante una reunión en 1978

No había firma en la dirección y el equipo presumía de asambleario. Paco de la Fuente y Montse Domènech ejercían de presentadores oficiales al principio aunque con el desarrollo del programa los colaboradores ganaron tanto peso que finalmente todos eran copresentadores y, de hecho, se hicieron más populares que los oficiales. Carlos Tena, Àngel Casas, Diego Manrique, Moncho Alpuente y Ramón Trecet. entre otros, formaron el núcleo fuerte de este musical realizado por Mauricio Rico. Sus diferencias, unidas por un objetivo común, enriquecían el programa: "Procuramos romper con el acartonamiento de un país tan triste como el nuestro. Porque este país, y no hay más que escuchar su folklore, es de lo más triste que hay. Por eso tratamos de alegrar la vida a la gente y, por otra parte, revitalizar la música que merece la pena. Pero no siempre coincidimos en gustos unos y otros. Y aquí está lo mejor, cada cual ve las cosas de una manera, con un prisma diferente y una visión conjunta heterogénea" (reportaje de María Lalanne ya mencionado en TR 1058). 

Tena y Casas entrevistan (o lo intentan) a Bob Marley

Ese equipo de redactores que aparecían en el plató desgranaban cada semana la actualidad internacional, la nacional, diferenciaban entre las distintas "plazas musicales" que estaban despuntando en el país (a saber: Movida Madrileña, la Viguesa un poco más tarde, el empuje de la canción catalana, el flamenco-rock...) y además, he aquí lo más importante, ofrecían grabaciones de conciertos que hoy en un día son documentos con valor de lingote de oro del Fort Knox pero en el Archivo de TVE. Desde el homenaje a Canito en la Politécnica de Madrid que se considera el inicio de la Movida hasta la llegada de Bob Marley a Ibiza (bajada del avión visiblemente emporrado incluida). Y entre uno y otro extremo, Sid Vicious escupiendo a la cámara, Tubular Bells, Dire Straits, The Police, Triana, Blondie... todos rodados en cine en formato 16 mm en condiciones paupérrimas pero... ahí estaban, dejando impreso en celuloide un testimonio excepcional. Puntualmente también adquirían películas de otras televisiones pero, generalmente, el exiguo presupuesto no daba para tanto. 

Carlos Tena y Àngel Casas esperando la señal de comienzo de la grabación

La selección de los reportajes y de los festivales que iban a grabar era totalmente libre y no se dictaban por las listas de éxitos: "No nos vendemos a nadie ni permitimos que ninguna casa de discos nos imponga sus leyes, ¡faltaría más! Hacemos lo que queremos y decimos (dentro de un orden teórico) lo que hay que decir. Aunque hay por ahí una tijera, corte y confección, que a veces, sin avisar, nos hace el milagro de la censura sin saber de dónde viene la tijerita" (TR 1058). A pesar de la censura, su emisión por la Segunda Cadena (considerada reducto de la progresía y la intelectualidad y además sin alcance nacional) permitía ciertos lujos libertarios, las imágenes eran sucias, se veía alcohol, cantantes pasados, nada que ver con la imagen impoluta que presentaban los artistas del otro programa musical de la cadena, "Aplauso", emitido en la Primera, incluso cuando eran rockeros como AC/DC: "Todo son complicaciones. La música rock todavía es sinónimo de suciedad, follones, navajazos, drogadictos, bebida, llegar tarde a casa... todo eso. Así que dicen: 'En la Segunda Cadena que tengan un rollo pero en Aplauso todos salen guapos'" ironizaba Carlos Tena (TR 1140)
   "Popgrama" se mantuvo en antena hasta 1981. En aquel momento Àngel Casas llevaba ya dos años compaginando su labor aquí con la dirección y presentación de "Musical Express" en el circuito catalán. Con el fin de "Popgrama" ese espacio ascendió de división y pasó a emisión nacional. Diego Manrique, Ramón Trecet y Carlos Tena eran ya habituales de Radio 3 y el último siguió revolucionando la forma de entender este género en TVE con "Música, maestro", "Caja de ritmos" (cancelado tras la famosa actuación de Las Vulpes con su "Me gusta ser una zorra"), "¿Pop qué?" o "Auanbabulubabalambambú". 

Un par de ejemplos de este mítico musical: 

lunes, 12 de agosto de 2019

"The Snoop Sisters", dos ancianas detectives

Hayes, Convy y Natwick, protagonistas de la serie

Mucho antes de que Jessica Fletcher se hiciera mundialmente famosa gracias a la serie "Se ha escrito un crimen" ya había otras viejecitas entrañables que resolvían crímenes en la televisión. Evidentemente todas, de una manera u otra, se basaban en la inmortal (y también muy televisiva) Miss Marple creada por Agatha Christie en 1930, pero la serie "The Snoop Sisters" nos daba dos por una. Helen Hayes y Mildred Natwick, dos damas de la escena con amplísima trayectoria, encarnaban a las hermanas Ernesta y Gwen, ambas escritoras, la primera de novelas de misterio y la segunda de poesía aunque también era la que transcribía lo que le dictaba su hermana. Tal colaboración, muy exitosa, se traducía en un insaciable apetito por solucionar misterios también en la vida real. Les ayudaba su chófer Barney (Art Carney en el piloto y por Lou Antonio en la serie) y por su sobrino (muy a su pesar, generalmente) el teniente Ostrowski, interpretado por Bert Convy. Como era habitual en la época, cada capítulo tenía una o varias estrellas invitadas que, generalmente, eran otroras luminarias de Hollywood como Vincent Prince, Joan Blondell, Paulette Godard o Walter Pidgeon aunque también el satánico rockero Alice Cooper formó parte del elenco. 

Las hermanas Snoop junto a su chófer y hombre para todo, Barney. En el piloto fue interpretado por Art Carney, famoso por "The Honeymooners", una de las sitcom más famosa de la historia de la TV

Por supuesto, las Snoop eran consideradas unas cotillas entrometidas tanto por sus amigos como por la policía, a pesar de que demostraban tener un gran olfato para descubrir quién era el culpable. En fin, nada nuevo en este género propio que constituyen las viejas investigadoras pero que parece funcionar siempre. En el caso de esta serie se emitió tan sólo una temporada pero eso no quiere decir que fuera un fracaso. Formaba parte del contenedor "The NBC Wednesday Mystery Movie" en 1973 /74, un título que incluía cuatro series que se iban rotando semana a semana: "Banaceck" (con George Peppard, con gran éxito en España, con mención en aquel famoso tema de Pepa da Rosa sobre los detectives de la tele), "Faraday and Co." y "Tenafly". En realidad, este era un spin-off de "NBC Mystery Movie" que se emitía los domingos desde 1971 y que ya en su primera temporada consiguió tres exitazos: "Colombo", "McMillan y esposa" (con Rock Hudson) y "McCloud" (aquel policía de Nuevo México destinado a Nueva York donde se llevó su caballo). Su versión de los miércoles no consiguió la misma popularidad internacional, quizás por saturación, demasiado misterio en la tele aunque fuera con personajes tan distintos entre sí. 

Hayes y Natwick con Paulette Godard ("El gran dictador"), estrella invitada del piloto

Hay que apuntar que en el caso de estas hermanas fisgonas (traducción literal) tenían otro antecedente televisivo muy curioso, la película de la ABC "Don Not Fold, Spindle or Mutilate" estrenada el 9 de noviembre de 1971 y en el que también intervenían Hayes y Natwick pero acompañadas de otras estrellas del Hollywood dorado, Sylvia Sidney y Mirna Loy. Precisamente esta última había protagonizado en el cine la longeva serie de películas de Nick y Nora Charles junto a William Powell entre los 30 y los 40 sobre un matrimonio formado por un detective retirado y su rica esposa y que, ¡sorpresa!, también descubrían asesinos. 
   "The Snoop Sisters" consta de un piloto emitido el 18 de diciembre de 1972 y cuatro episodios estrenados entre el 19 de diciembre del año siguiente y el 19 de marzo del 74 (recordad que se iba alternando con otros títulos). Helen Hayes seguiría solventando problemas en el cine ("Se nos ha perdido un dinosaurio", mítico título de la Disney de 1975) y en la tele donde finalizó su carrera de medio siglo interpretando, oh casualidad, a Miss Marple en sendas tv movies de 1983 y 1985: "Misterio en el Caribe" y "Murder with Mirrors". 
   
   He aquí el piloto:


martes, 6 de agosto de 2019

"Los segundos cuentan". De Elisenda Roca a Lydia Bosch.


Bien es conocido el dato de que "La ruleta de la fortuna" fue el primer concurso de Antena 3 y Mayra Gómez Kemp el primer fichaje estrella, con ella comenzó el entretenimiento en la cadena pero más allá del relumbrón de un formato tan conocido como ese sería injusto no reconocer que al mismo tiempo y desde el día siguiente de la inauguración oficial de las emisiones regulares del canal privado (25 de enero de 1990), es decir, tan sólo un día después que la famosa ruletita, comenzó también su trayectoria otro juego diario, "Los segundos cuentan". Inicialmente su horario era de 17 a 17.30 h pero poco después se asentó en la franja de las 14 h, antes del primer informativo. Su presentadora era una joven Elisenda Roca que, sin experiencia televisiva, supo darle personalidad a un formato simple pero eficaz: preguntas culturales con las que los concursantes iban ganando segundos que finalmente se traducirían en pesetitas. El programa venía de EE.UU. dónde sólo se había emitido una temporada en la CBS (1984/85) aunque posiblemente los directivos españoles se habían  fijado en la versión inglesa que llevaba en emisión desde 1986 en la BBC1 con éxito y se mantendría hasta 1993. 


Antena 3 estaba empezando, pasarían años hasta que su señal llegara a todo el país así que no podemos decir que sus cifras de audiencias en aquellos primeros años 90 fueran significativas. Aún así Elisenda consiguió que su simpatía hacia los participantes mezclada con esas gotas irónicas hacia el espectador (que después se convertirían en una de sus grandes señas) llamaran la atención del director de programas de TVE en Cataluña, Joan R. Mainat. Roca fue el primer fichaje de la pública proveniente de una privada y tras abandonar "Los segundos cuentan" en febrero de 1991 apenas pasaron dos semanas hasta que apareció en el nuevo concurso de la 2, "Cifras y letras" de cuya insigne historia hemos hablado aquí en numerosas ocasiones. Por cierto, ese fichaje se produjo in extremis porque poco después Mainat fue cesado de su cargo por aprobar la producción y emisión de un informativo ficticio en el que se relató un supuesto golpe de estado en la URSS, "Camaleó". 
   Volviendo a "Los segundos cuentan", la cadena decidió fichar a una presentadora bien conocida para sustituir a Elisenda, Lydia Bosch.  Su fama venía del "Un, dos, tres" pero ya había debutado como presentadora en 1987 en "Sábado noche" (TVE 1) junto a Toni Cantó y en 1990 había presentado en la propia privada el magazine "Domingo en rojo". Eso sí, hasta la llegada de Lydia se tuvo que hacer cargo del programa durante una semana Miguel Ángel Nieto (la cara que inauguró el canal para más señas). Desgraciadamente los segundos dejaron de contar a finales de junio de aquel 1991.