martes, 25 de junio de 2013

Fanático con Luis Miguel Torrecillas

 A principios de los 90 la tele pública quiso fijarse en un público habitualmente ausente en los intereses de los programadores, el juvenil. Si el otro día hablábamos del debate "¿Y tú de qué vas?" hoy lo haremos de un magazine pensado para los jóvenes menores de 25 años centrado en sus gustos y aficiones, esos temas de los que (supuestamente) eran "fanáticos", de ahí el título de este programa dirigido por Carlos Garzón y presentado por Luis Miguel Torrecillas. El jovencísimo comunicador ya había triunfado en las temporadas anteriores con el "Club Disney" y con este espacio saltaba a un sector más adulto. Su siguiente paso sería como presentador del Informativo Territorial de Madrid aunque muchos lo recordarán especialmente por su etapa en Telemadrid con programas como "Madrid Directo" o "Bromas aparte". Hace un par de años lanzó un programa de reportajes para Antena 3 con su productora.
"Fanático" tuvo una vida corta y poco estable. Comenzó a emitirse los lunes a las 19.30 pero poco después pasó a los domingos en torno a las 13h, un horario poco favorable para gente que había salido la noche anterior. Quizás el horario fue el problema menor, el programa nunca encontró el tono, a pesar del esfuerzo del presentador y del equipo de redacción por ofrecer temas que pudieran interesar a ese target y de la producción por conseguir actuaciones de grupos de moda (como el dúo Platón, en la foto) la audiencia no parecía muy interesada y se fue tan discretamente como había llegado a la programación. Eso sí, algunos todavía lo retenemos (levemente) en la memoria.

miércoles, 19 de junio de 2013

Corazón con García Tola


En 1989 la 2 vivió el regreso a la pantalla de Fernando García Tola, uno de esos periodistas con personalidad exagerada, con una sensibilidad que desbordaba el género de la entrevista y que en los 80, época de experimentación televisiva por excelencia, supo encontrar su hueco entre los espectadores. Si bien llevaba mucho tiempo dirigiendo y realizando para la Casa (los programas de Tip y Coll, "Dos por dos" o "Esta noche") fue con "Si yo fuera presidente" cuando se atrevió a dar la cara. Con "Corazón", su último programa en la pública, dio una nueva vuelta de tuerca al género del talk show.


Hoy el título nos suena claramente a la Igartiburu, a Cristina García Ramos o al cuore en general pero en el 89 Tola quiso que este nombre fuera una pista de lo que iba a predominar en su actitud ante la entrevista: preguntas desde el corazón y no desde la frialdad, lo que Eduardo Haro-Tecglen definió en su crítica de "El País" como "esa modestia, ingenuidad, sentimentalismo de Tola". En el primer programa hizo un guiño a su audiencia reuniendo a dos de sus colaboradores musicales de otros espacios, Joaquín Sabina y José Manuel Soto, y a su presentadora/actriz fetiche: Carmen Maura. Ella prologó "Corazón" a la manera de "Esta noche" y después conversó con el que fuera su director.


A las 22.30 del 8 de noviembre se abría este escenario en la 2, un lugar para la conversación y la música con la dirección artística de Gerardo Vera (que había hecho lo propio en el "Viaje con nosotros" de Gurruchaga). Decorado cambiante con aire de ruina y homenaje a la escenografía teatral, operística y cinematográfica, todo al servicio de la entrevista que se iba a realizar. Una joya visual, en definitiva, a la que se uniría la elegancia en la realización de Pepa Martí-Maqueda.


García Tola no quiso explicar demasiado sobre los contenidos a los periodistas el día del estreno, "lo fácil es confeccionar una lista de entrevistados y otra de músicos. Yo prefiero aguantar hasta el último momento, la última ocurrencia o simplemente a la actualidad", decía a "El País". Sí que anunciaba que cada semana habría un espacio sobre la jet-set (estamos a finales de los 80, recuerden) que inauguró Jesús Mariñas. Quería que fuera como una conexión de los corresponsales de los informativos, otra cosa es que lo consiguiera...



"Corazón" no fue tan popular como "Si yo fuera presidente" o "Querido Pirulí" pero cerró la trilogía (no premeditada) de sus experimentaciones televisivas de la década más libre de nuestra tele pública.



martes, 18 de junio de 2013

¿Y tú, de qué vas?

 Un debate juvenil, una entrevista-espectáculo, el unico programa para jóvenes de la parrilla, una revista de actualidad pensada para la juventud. La prensa calificó al programa del que hoy hablamos con estas curiosas fórmulas durante la temporada en la que estuvo en antena. En realidad "¿Y tú, de qué vas?" era todo eso y algo más, efectivamente era el único espacio destinado a un público de entre 18 y 30 años que se emitía en la tele de la época, era además una tertulia con un poco de espectáculo y también incluía una entrevista aunque al final casi se convertía en un juicio sumarísimo al invitado o al tema que representaba.
Rafael Romero dirigía y Antonio Albert presentaba en el que fue su debut ante las cámaras. Por aquella época ya se había hecho un nombre como crítico televisivo, más tarde llegarían sus colaboraciones con las Campos en Telecinco y Telemadrid, sus programas en autonómicas o la dirección de la versión rumana de "Sorpresa, sorpresa" (esto no es broma).

Albert se situaba a la derecha de la pantalla y en el centro, en una silla con pinta de ser muy incómoda, el invitado que bien podía ser alguien célebre como Terenci Moix o Paco Lobatón o bien un ejemplo del tema a tratar en el debate, por ejemplo, una senadora para hablar de política, o un cura para defender a la religión.

Una treintena de jóvenes de distintas edades, procedencias, formación e ideas interrogaba al invitado y expresaba su opinión. No se huía de la polémica y desde luego se evitaba la incorrección política así que a veces el invitado casi se sentía acosado y alguno llego a decir "es que son 30 contra 1". 
Lo cierto es que entre 1993 y 1994, una tarde a la semana la 2 permitía que los jóvenes pudieran expresarse con libertad y que los espectadores de esa franja se sintieran reflejados o incluso representados. Con todos los defectos que pudiera tener el programa, tendencia al sensacionalismo quizás o a la discusión fácil, era una buena idea y tuvo cierto interés.

martes, 11 de junio de 2013

Ágata Lys en "Eva a las diez"

 1977, Ágata Lys es ya toda una estrella de nuestro cine más picaruelo. Su salto a la fama se había producido tan sólo 5 años antes como secretaria del "Un, dos, tres". Su sensualidad y su forma tan descarada de dirigirse a Kiko y a los concursantes sirvieron para lo que pretendía: llamar la atención de los cazatalentos cinematográficos y acceder al mundo de la interpretación, aunque para ello tuviera que servirse de sus atributos físicos y no tanto de su calidad como actriz, demostrada posteriormente. En este panorama, Ágata es elegida por el director y realizador Fernando García de la Vega ("Escala en HI-FI", "Galas del sábado", "Cambie su suerte") para protagonizar uno de los programas de la serie "Eva a las diez".
 Concebido como un espectáculo de música y humor al servicio de cinco mujeres de bandera, el programia nació ya con problemas. A pesar de que la Transición ya estaba en marcha y de que el cine mostraba a mujeres desnudas, en la tele la cosa no era tan fácil y tuvieron en cuarentena varias de las emisiones. Pero no sólo eso contribuyó a que sólo se emitieran cinco capítulos, el primero de la serie estuvo protagonizado por María José Cantudo que tuvo unas críticas terribles. Decía Enrique del Corral en "ABC": Lo bueno de la televisión es que deshace mitos. La señorita Cantudo parece que tiene carrera cinematográfica. Nos alegramos. Pero en televisión tiene poco que hacer. Mejor dicho, después de verla en "Eva a las diez", no tiene que hacer nada mientras no aprenda a cantar, bailar y hablar Hablar como actriz, claro, no como mujer, que está al alcance de cualquiera.
 Con este estreno no es de extrañar que muchos estuvieron pendientes del segundo programa, con Ágata como estrella, para ver si estaba a la altura. Desde luego tuvo más éxito y las críticas no se centraron en sus capacidades sino en algo completamente ajeno a su responsabilidad: esta escena que vemos en sucesivos fotogramas hizo que los más rancios se levantaran contra TVE en general y García de la Vega en particular. Eva, epítome de la mujer en general, representada en cada episodio en una actriz exuberante, era aquí una fiera que necesitaba ser domada por Pepe Rubio (que años antes había protagonizado una versión actualizada de "La fierecilla domada" precisamente).
Uñas felinas, mirada provocadora, labios en forma de corazón mientras susurraba (más que cantaba)... a unos les excitó y a otros... también pero de manera distinta.
Nadiuska, María Silva y Victoria Vera protagonizaron los tres últimos programas y la polémica continuó hasta que finalmente la Casa decidió que era mejor cancelarla.

miércoles, 5 de junio de 2013

Your Show of Shows

90 minutos semanales de comedia en directo, 39 semanas al año. ¿Es posible alcanzar la excelencia semana a semana durante cuatro años? Parece ser que sí aunque todo eso queda muy lejano en el tiempo, tenemos que remontarnos a 1950, los albores de la Edad de Oro de la televisión y, más concretamente, de la NBC comandada entonces por Pat Weaver (padre de Sigourney) del que hemos hablado varias veces y que podríamos considerar padre de la tele moderna. Fue él quien le propuso al productor Max Liebman llevar a la pantalla la revista teatral protagonizada por Sid Caesar e Imogene Coca... y acertó de pleno.

Junto a un elenco de comediantes de lujo (los propios Caesar y Coca, Howard Morris y el todavía en activo Carl Reiner) se reunió a un grupo de guionistas brillantes entre los que destacan Mel Brooks , Neil Simon, Lucille Kellen y Mel Tolkin. Si a eso añadimos un gran presupuesto y números coreografiados por Bob Fosse para introducir entre los sketches para permitir cambios de decorados y vestuarios, tenemos uno de los primeros variety shows concebidos única y exclusivamente para la tele.
La química entre los dos cabeza de cartel era tal que podían improvisar partiendo de los magníficos guiones. Esa locura semanal se transmitía a la audiencia del teatro desde donde se emitía y generaba una interacción que provocaba ataques de risa colectivos difíciles de repetir hoy en día.
El actor Carl Reiner (a la derecha) ejercía también como guionista, labores que ha combinado a lo largo de su extensísima carrera. Actualmente, con 91 años, es uno de los pretendientes (junto a otro histórico: Tim Conway) de la la menos veterana y mítica Betty White en la serie "Hot in Cleveland". Es el único superviviente del programa.
Si contamos el comienzo real de este formato, el "Admiral Broadway Review", en octubre de 1949 (nombre que se cambió en febrero del año siguiente pero conservando el mismo equipo) el invento se mantuvo en antena 5 años. En su última temporada había bajado de los primeros puestos de las listas de audiencia al número 19 debido a la enorme competencia en todas las cadenas pero los críticos aseguran que no decayó en calidad. No podemos juzgarlo en su totalidad porque apenas sobreviven algunos sketches. En 2000 se encontraron varios guiones originales que se creían perdidos desde 1981 y fue portada del New York Times, esto nos da una idea de la importancia de este show para la historia de la TV norteamericana.

Al finalizar el programa, tanto Caesar como Coca tuvieron su propio variety. El de Sid duró otros 4 años y muchos lo recordarán como el entrenador de la película "Grease". Coca no tuvo tanta suerte con el suyo y sólo se mantuvo una temporada en antena aunque intervino en varias sitcoms posteriormente. Ambos tuvieron una larga trayectoria televisiva y teatral y son considerados genios de la comedia. 
En cuanto a "Your Show of Shows", la próxima vez que escuchéis que el "Saturday Night Live" es algo inaudito pensad que 30 años antes de su debut ya había un equipo de pioneros haciendo exactamente lo mismo pero con menos medios. 

Algunos de los sketches supervivientes:






Y no me resisto a incluir este reencuentro en una gala benéfica :




lunes, 3 de junio de 2013

¿No es esa la tía de Laura Winslow?

 En 1974 el exitoso show de Sonny & Cher corría peligro ante el divorcio de sus artistas y la CBS buscaba un reemplazo... por si acaso. En diciembre colocó en el primigenio horario del variety de los cantantes, miércoles a las 20h, un nuevo programa llamado "The Tony Orlando & Dawn Rainbow Hour"... y acertó.
 Tony Orlando había intentado sin demasiado éxito una carrera musical pero finalmente se había convertido en productor para otros cantantes. A finales de los 60 un amigo le pidió como favor que grabara la voz masculina de una canción llamada "Candida" (y no era un jingle para hablar del peligro de las relaciones sexuales sin protección) junto a un dúo de afroamericanas que recibía el nombre de Dawn. Él grabó su parte sin conocerlas y sin esperar nada del tema pero de la noche a la mañana se convirtió en un éxito así que decidieron unirse como trío y consiguieron unos cuantos número 1 más, entre ellos el celebérrimo "Tie a Yellow Ribbon Round the Ole Oak Tree" que fue el himno de bienvenida a los veteranos de la guerra de Vietnam (adaptado aquí dignamente por "Los Mismos" pero sin ninguna veleidad política). Con estos precedentes no es de extrañar que el jefazo de la CBS Fred Silverman decidiera darles su propio show en una época en la que todo quisqui tenía su variety en alguna de las tres principales cadenas. Música, humor a cargo de los propios presentadores y algún artista invitado que redondeaba el espectáculo. El propio Orlando contó años después que fue un durísimo trabajo para él, teniendo en cuenta que nunca había recibido clases de actuación y que cargaba con la mayor parte de los sketches.
Para sorpresa de muchos, fue un éxito y heredó la buena audiencia de Sonny & Cher manteniéndose habitualmente en el segundo puesto tras "La casa de la pradera" aunque ocasionalmente venciera en la competición. Ante tal fortaleza, la CBS probó un cambio en 1976: moverlo a los jueves para competir directamente con las sitcoms de la ABC. Desgraciadamente no funcionó y fue cancelado en diciembre. Comenzó una mala época para Tony que no superó el suicidio de su amigo Freddie Prinze, protagonista de "Chico and the Man" y padre del actor del mismo nombre, y se enganchó a las drogas y al alcohol. Un par de años más tarde superó sus adicciones y volvió a cantar. El dúo Dawn también se separó, Joyce Vincent Wilson (izquierda de la foto) siguió cantando con relativo éxito y Telma Hopkins inició una carrera como actriz en la sitcom "Gimme a Break" en la NBC (1981-87) y en otra serie que muchos recordaréis sin duda: "Cosas de casa" donde encarnaba a la tía de Laura Winslow.
The Rainbow Hour también hizo historia en la televisión, fue el primer variety presentado por un trío y, lo que es más importante, el primero presentado por un latino y en compañía de dos negras. Hoy puede parecer baladí pero en los 70 este pequeño detalle hizo mucho por la integración.