lunes, 17 de marzo de 2014

El caso Deborah Norville


En 1989, el año de la caída del muro de Berlín, una de las caras que contó esa noticia a los espectadores de la NBC fue la de Deborah Norville y lo hizo, nada menos, desde el estudio del "Today Show", el matinal informativo más visto y prestigioso. Norville se estrenaba en septiembre como la presentadora de noticias del programa en sustitución de John Palmer. Los más madrugadores ya la conocían porque trabajaba en el informativo que se emitía antes del Today, "NBC News at Sunrise" y ya se había asomado al plató del programa varias veces para suplir a alguno de los tres conductores oficiales. Podríamos decir que era un comodín de oro porque a partir del 89 también relevaría a Tom Brokaw en el influyente "NBC Nightly News" en ocasiones puntuales.


La llegada de Norville a la familia Today supuso ciertos cambios que, aparentemente, la beneficiaban pero a la larga se demostró que sería una damnificada televisiva. Norville fue ascendida de manera oficiosa (que no oficial) a "tercera presentadora" junto a Bryant Gumbel y Jane Pauley. Tradicionalmente el encargado de las noticias se ubicaba en una esquina del plató y no compartía presentaciones ni despedidas pero Deborah adquirió ese privilegio de forma casi inmediata.


Jane Pauley, presentadora del programa durante 13 temporadas, tuvo que elegir justo ese momento para anunciar que a final de año se iba, Deborah asumiría su rol y muchos espectadores fieles se lo tomaron muy mal, quizás no escucharon que Pauley se iba porque le habían ofrecido un show en prime-time, lo cierto es que los analistas televisivos de la época escribieron sobre el tema como si Norville la hubiera apartado de su legítimo puesto. Es más, hubo quien acusó a Gumbel de traidor, comparando a Pauley con su mujer y a Norville con su joven y atractiva amante.


El dúo Norville-Gumbel no funcionó. Las audiencias comenzaron a bajar y la química entre ellos, quizás por culpa de esos datos, no existía. A los pocos meses su principal competidor, "Good Morning America" de la ABC ya les superaba. Para intentar cortar la hemorragia de espectadores Joe Garagiola, colaborador del Today desde los 60, se unía al equipo como copresentador. La tirita no fue suficiente.
   La Guerra del Golfo cambió el esquema del programa, Norville fue apartada gradualmente, Gumbel asumía en solitario las emisiones especiales y empezaba a cobrar importancia la National Correspondent Katie Couric. Con la baja maternal de Norville, Couric fue nombrada sustituta y, como en los viejos dramones cinematográficos, las audiencias comenzaron a subir. Deborah no volvería a su puesto.


En realidad este fue el comienzo de una nueva carrera para ella, liberada del incómodo rol que le habían impuesto los televidentes del Today. Fue la presentadora de transición hasta la aparición de Katie Couric y lo pagó caro pero a la NBC también le costó un pico el asunto. La periodista recibió íntegramente su salario hasta final de contrato aunque no apareciera en pantalla. 
  Desde entonces ha trabajado para ABC Radio, CBS News, presenta desde 1995 "Inside Edition" (en régimen sindicado) y colabora con la NBC con una fórmula un tanto extraña que me da pereza explicar por la cantidad de claúsulas que tiene el contratito de marras.
  Tras lustros de ninguneo en la historia del Today, en el 60 aniversario apareció reluciente (con varias cirugías encima) y reivindicada por sus compañeros, compartiendo de nuevo plató con Gumbel, Pauley y Couric. Ya saben, el tiempo lo cura todo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada