miércoles, 15 de octubre de 2014

"Pinocho", 1972


El Pinocho de Collodi, el Pinocho de  Disney y en televisión el de Comencini. Don Luigi, el director de películas tan populares en Italia como "Pan, amor y fantasía" asumió como un reto el encargo de la RAI de adaptar el mítico personaje en una serie de televisión. Y como tal reto tuvo sus críticas negativas pero también un gran éxito en su emisión original. Para él lo más importante era solucionar el problema del muñeco, ¿cómo convertir a un tronco de madera en algo expresivo y que atrajera al espectador durante varios capítulos? Tiró de recuerdos de su primera lectura, cuando niño, y se hizo consciente de que siempre se había imaginado a Pinocho como un humano y no como un muñeco de madera así que la solución visual estaba en su memoria: convirtió a su protagonista en un ser real que interactuaba puntualmente con el muñeco como si fueran dos versiones del mismo individuo.


El siempre eficaz Nino Manfredi interpretaba a Geppetto y decía por aquel entonces de su personaje: "Es muchas cosas a la vez, la paternidad frustrada, la poesía creadora, el instinto, la evocación de un amor que no pudo ser fecundo y la preocupación educativa". La verdadera estrella de la serie, y así se anunció convenientemente, era la otrora diva del cine italiano y también del hollywoodiense Gina Lollobrigida que encarnaba a la Hada de los cabellos azules. "Es una película destinada más a los grandes que a divertir a los pequeños. La pregunta que cada uno se hará al final es ¿cómo me comporto yo con mis hijos" aseguraba la Lollo, curiosas declaraciones teniendo en cuenta que se vendió como una serie familiar pero especialmente dirigida a los infantes.


El niño Andrea Balestri encarnó con mucho desparpajo al protagonista y parece ser que no hizo el rodaje nada fácil a sus compañeros. Cuentan las crónicas de la época que tan solo la temperamental Gina consiguió parar los pies al niño... y sus padres. Balestri ha vivido desde entonces de las rentas. Intentó dedicarse a otras cosas ajenas al mundo del espectáculo pero finalmente claudicó y ha intentado ser cantante y actor. Publicó un libro recordando el rodaje de "Pinocho" y dirige su propia compañía teatral pero no ha conseguido cumplir las expectativas que su innato talento había creado en los 70.


Dos conocidísimos cómicos italianos, Franco Franchi y Ciccio Ingrassia se encargaron de los papeles del Gato y el Zorro, los primeros timadores que se cruza el niño de madera en su camino y el pater del cinema popular italiano de los 50, Vittorio de Sica interpretó el rol del juez.
   La serie se vió en España en la Navidad de 1973 en el formato original de 6 capítulos de una hora. Por aquel entonces TVE emitía en blanco y negro y se tuvo que esperar a la Semana Santa de 1977 para verla en color. En esa ocasión se programó tres días seguidos a las 17h y con capítulos de dos horas. También se estrenó como película en cines y se distribuyó en ese formato en vídeo en los 80.


2 comentarios:

  1. Gran post, me impresionó está adaptación. Se hicieron sendos libros e incluso un estupendo album de cromos. Saludos

    ResponderEliminar
  2. La sintonía de la serie la tengo aún metida en la cabeza. Creo que fue la primera melodía que aprendí a la guitarra. Saludos.

    ResponderEliminar