martes, 13 de octubre de 2015

Playboy After Dark, la revista televisiva... pero sin desnudos

El anfitrión junto a Tonny Bennett

Trasladar el espíritu cool, intelectual, aperturista y trangresor de la popular revista "Playboy" a un programa de televisión. No parece tarea fácil pero ese fue el objetivo de "Playboy After Dark", un espacio semanal emitido en horario de late-night, tal y como su nombre indicaba. La famosa revista que había iniciado su andadura en diciembre de 1953 con las fotos "prohibidas" de Marilyn Monroe era ya una publicación que vendía millones de ejemplares aunque todavía muchos la escondían dentro del periódico tras comprarla en el kiosko. Su combinación de desnudos con un gran sentido de la estética (sí, el exceso de silicona y lo kistch en la ambientación es posterior), entrevistas a grandes personajes y artículos de escritores de prestigio hizo que su público no fuera el de una revista porno... o al menos no exclusivamente. Ciertos sectores de la intelectualidad norteamericana comenzaron a presumir de leer el Playboy y se pensó que quizás esa audiencia, muy interesante comercialmente, podría trasladarse también a la televisión.

Jerry Lewis y Sammy Davis Jr., dos de los invitados de Hefner

La poderosa productora Screen Gems, responsable de series de éxito desde los cincuenta como "Daniel el travieso" o "Embrujada" y posterior propietaria de la compañía Hanna-Barbera, fue la que se atrevió a dar el paso. Aunque el programa se grababa en la CBS Television City de Los Angeles, la cadena no quiso emitir algo que prometía ser controvertido así que se optó por el sistema de la sindicación, se vendía el producto empaquetado, listo para emitir, a las emisoras locales que quisieran comprarlo. El programa pretendía ser un talk-show que reprodujera fielmente una de las fiestas que el editor de la revista, Hugh Hefner, daba en su lujoso ático. Actores, cantantes, escritores, humoristas... todos departían con el resto de invitados y las cámaras recorrían el falso dúplex para "captar casualmente" esas interesantes conversaciones. Por supuesto los cantantes cantaban y los humoristas hacían reír. Eso sí, en este programa actuaban artistas que eran considerados demasiado polémicos para las grandes networks como el caústico cómico Lenny Bruce.

Hefner sonríe, Bill Cosby pone gesto de ¿interés? y Shel Silverstein entona una de sus composiciones

En realidad este formato ya se había probado diez años antes en la cadena local de Chicago WBKB-TV entre 1959 y 1960 bajo el título "Playboy's Penthouse". De hecho, su sucesor comenzaba igual, la cámara estaba en un ascensor y enfocaba los botones que indicaban que iban subiendo hasta el ático de Hefner. Al llegar, las puertas se abrían, la cámara avanzaba y Hugh nos recibía junto a dos de sus playmates, dándonos la bienvenida como si fuéramos un invitado más. "Playboy After Dark" se emitió hasta 1970. Pasarían casi 20 años hasta que las madrugadas de Telecinco nos ofrecieran aquellos espacios de Playboy TV con música sensual, lentos movimientos de cámara, media en la lente y tramas... ah no, no tenían tramas reseñables. 

Un ejemplo de "Playboy's Penthouse" en 1959:



Y varios programas unidos de "Playboy After Dark" diez años después. Inicia la fiesta Tina Turner: 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada