domingo, 12 de marzo de 2017

"Dora, Dora", Dame Edna a la española

Joan Monleón como Dora acompañada por el director del programa y  Gracita Morales. Foto cedida por @ArchivoRTVE

Ricachona descarada y snob. Soberbia, clasista y totalmente ajena a los sentimientos ajenos. Vividora de rentas en un mundo totalmente paralelo a la realidad diaria de la clase media. Así era Dora, el personaje interpretado por el actor valenciano Joan Monleón en un magazine estrenado en la medianoche del 22 de abril de 1994 en la Primera Cadena de TVE. Con tales virtudes era difícil que esta antipática anfitriona consiguiera triunfar y, efectivamente, así fue. Aunque el programa completó el ciclo contratado de 13 programas (una temporada) no alcanzó la audiencia deseada ni tampoco cumplió el propósito de divertir al espectador con una tertulia distendida con famosos en los que la presentadora espoleaba a los invitados con sus continuas impertinencias. En realidad, todo se quedó a medias a pesar de los buenos propósitos iniciales. La idea, sobre el papel, era buena: darle una vuelta al género del magazine en una época en la que en la cadena pública proliferaban este tipo de espacios. El exponente más popular era, sin duda, "¡Hola Raffaella!" pero en otros formatos también se incorporaba un sofá con importantes personalidades, como en "¿Qué apostamos?". En este caso se pretendía parodiar el género y buscar el lado más canalla y atrevido de los convidados, permitiéndoles apearse de su medida imagen pública y jugar con la connivencia del ingenio demoledor de Joan Monleón travestido en insoportable señorona. ¿Qué fue lo que no funcionó? 


El invento falló por una razón muy simple: no era un proyecto ideado por Monleón ni por el director del programa sino la versión (descafeinada) de un famosísimo programa en el mercado de habla inglesa. Dora era la españolización de Dame Edna, un personaje creado por el humorista australiano Barry Humphries en los 50 y que había ido creciendo poco a poco durante décadas. En los 70 ya había aparecido en varios especiales televisivos de la BBC y en los 80 ensayó distintas fórmulas de programas comandados por esta insoportable (y por eso mismo descacharrante) mujer que culminaron en "The Dame Edna Experience" en la cadena privada inglesa ITV y en "Dame Edna's Hollywood" ya en los 90, inmediatas referencias de nuestro "Dora, Dora". 


La propia Edna definía sus programas como un monólogo continuamente interrumpido por extraños. Esos "extraños" eran actores, cantantes o comediantes tan famosos como Sean Connery, Cher, Roger Moore... A la dama le sonaban de algo pero para evitar confusiones solía ponerles una pegatina en el pecho, como si fueran concursantes del "Un, dos, tres" vaya... Ese gag también se incorporó a la versión española pero no fue el único. Desde el vestuario (incluidas las estrambóticas gafas), la amiga del internado suizo que hacía las veces de criada y que nunca soltaba una palabra, el decorado que simulaba un ostentoso dúplex, todo eso aparecía en "Dora, Dora". El problema es que era una adaptación y faltaba personalidad propia. Joan Monleón era muy popular en Valencia desde los 70 y gracias a Canal 9 y sus inefables concursos se había convertido en un famoso televisivo pero... no era Barry Humphries y Dora no era Dame Edna.
   No obstante, este programa dejó algunos momentos memorables y divertidas conversaciones con personajes tan reconocidos como Mónica Randall, María José Cantudo, Francisco, Armando Manzanero, Lucho Gatica, Adamo, Miriam Díaz-Aroca, Emma Ozores, Juanjo Puigcorbé, Ágatha Ruíz de la Prada, Raúl Sender o Fernando Romay.
   Por cierto, quizás la idea más inteligente de esta adaptación fue la elección de la actriz que interpretaba a la "amiga" muda de Dora: Gracita Morales que tan famosa se había hecho por su aguda voz.

Así se promocionó el programa:


Y así era una emisión cualquiera de Dame Edna, personaje que sigue apareciendo en cadenas inglesas y americanas con bastante asiduidad:
 

1 comentario:

  1. Dame Edna salió en algunos capítulos de la última temporada de Ally Mcbeal.

    ResponderEliminar