sábado, 9 de noviembre de 2013

Mónica de Medianoche


A principios de los 70 los musicales dominaban la parrilla de TVE y eso significaba que entre directores existía una sana competencia por crear formatos distintos. En 1973 se estrena un programa que, a priori, tenía buena pinta porque estaba dirigido por Enrique de las Casas, realizado por Pilar Miró, escrito por Fernando G. Tola y presentado por Mónica Randall.



La Randall era ya una actriz conocida por los espectadores. Además de haber interpretado todo tipo de papeles en dramáticos y series de la Casa era una solvente actriz cinematográfica con experiencia en géneros como el western, el cine de aventuras o la comedia española donde solía interpretar a mujeres glamourosas y frías. "Mónica de Medianoche" era su primera oportunidad como presentadora aunque en realidad este programa era una mezcla entre musical y ficción. Las actuaciones musicales era introducidas por esta bella barcelonesa interpretando un rol, el de una mujer moderna que lanzaba unos parlamentos de no te menees a cámara. Teniendo en cuenta que esto se emitía en torno a las 23h (la medianoche del título era una licencia dramática, en realidad a esa hora solía cerrarse la programación) la música elegida solía ser intimista y tranquila.


El programa se mantuvo una temporada en antena pero fue un fracaso de crítica. El diario ABC, el pionero en hablar de tele en nuestro país, destacaba después de su estreno "... tanto Enrique de las Casas como Pilar Miró y Mónica Randall son capaces de otras cosas mejores. Mucho mejores... Claro que si lo que TVE quería era esto y esto se las ha dado, ellos no pueden hacer otra cosa. Pero los espectadores querrían verla. Y nosotros también para comentarla con elogio, si lo merecía. Así, desde luego, que no lo merece; al revés."
   Afortunadamente esto no supuso un problema para la carrera de los tres. De la Miró sobran las palabras, de las Casas siguió ocupando puestos directivos de importancia donde demostró su talento y Mónica siguió triunfando como actriz y como presentadora. Al siguiente año tuvo la oportunidad de borrar el mal recuerdo de este musical con un espacio discreto, "Tele-revista", típico magazine amable setentero, y más adelante demostraría su talento como entrevistadora en "Cosas" y, especialmente, "Rasgos".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada