lunes, 8 de septiembre de 2014

Novela: El collar de la Reina

 El director y realizador Alfredo Castellón da instrucciones a la actriz Amparo Pamplona

Un collar. Una estafa relacionada con un collar que afectará tan negativamente a la imagen de la monarquía que muchos consideran este asunto como uno de los desencadenantes de la Revolución Francesa. Contar aquí los complicados tejemanejes de Jeanne Valois de La Motte y su marido contra el ingenuo (por no decir estúpìdo) Cardenal de la Rohan, deseoso de congraciarse con la Reina María Antonieta, supondría un spoiler del libro escrito por Alejandro Dumas padre en 1849 que inspiró esta serie de 1976 y una película de 2001 protagonizada por Hillary Swank y no quiero perjudicar a los posibles lectores/espectadores o a los aficionados a la historia que tengan curiosidad por esta anécdota que acabó defenestrando a Luis XVI, su esposa y su camarilla.
   En mayo del 76 Alfredo Castellón adaptó para el espacio "Novela" el folletín de Dumas con el protagonismo de Amparo Pamplona, Charo Soriano, Francisco Piquer, Eusebio Poncela, Emilio Redondo y Estanis González, entre otros.


A diario, después del Telediario Primera Edición, los espectadores disfrutaron de una producción grabada entre el Estudio 11 de Prado del Rey y el palacio y los jardines del Real Sitio de Aranjuez. En esta ocasión, un setenta por ciento del material se rodó en exteriores, en ese escenario histórico que representaría otro palacio, el de Versalles, por eso el atrezzo lo tuvo que proporcionar la propia televisión, la decoración real de Aranjuez no encajaba. Tanta grabación en exteriores encareció los costes y se redujeron los ensayos, lo que provocó quejas de los actores.


La magnífica Charo Soriano encarnaba a "Juana de la Motte", la noble cuya familia había caído en la ruina y mendigaba de pequeña hasta que una aristócrata escuchó su historia y la rescató para internarla en un prestigioso colegio. Esta trepa profesional consiguió hacer del sablazo y el rumor sus medios de vida con muy buena fortuna, hasta que su insaciable codicia y cierto collar la descubrieron.


Amparo Pamplona tenía la complicada tarea de interpretar dos papeles bien distintos, el de la reina María Antonieta y el de Oliva, una prostituta con evidente parecido con la monarca que será contratada por Juana para engañar al cardenal de Rohan. Para más complicación, Oliva partía del analfabetismo y de una falta absoluta de modales en su engaño así que la Pamplona tuvo que incorporar esas carencias a su rol.
   "El collar de la Reina" fue otra de esas Novelas que acercaban a la audiencia obras clásicas de la literatura. Fue repuesta en octubre de 1982 en la Segunda Cadena en un horario nada favorecedor, las 7 de la mañana, aunque teniendo en cuenta que había sido grabada en blanco y negro y que en los 80 toda la emisión era en color, no extraña tanto su ubicación en la parrilla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada