lunes, 3 de noviembre de 2014

I've Got a Secret

 
El concurso de prime-time más exitoso de la historia de la televisión. Ese es el titular y no es exagerado. "I've Got a Secret". Durante los 50 estuvo en el Top 10 de audiencias durante cuatro años consecutivos y se mantuvo en excelente forma durante la década siguiente, sus números no se han vuelto a alcanzar desde entonces en ninguna de las grandes networks. En total estuvo 15 años en emisión en la CBS y algunos años más en sindicación amén de varias reediciones en cadenas de cable. 

Curiosamente este programa tuvo un comienzo poco prometedor, su primera emisión transcurrió en un decorado que simulaba una sala de juicios, el tono era serio, casi amenazador y demasiado teatral. A la semana siguiente el equipo había rectificado y ya se presentó el formato que se convertiría en un clásico. El presentador Garry Moore introducía a un invitado que tenía un secreto que debía ser descubierto por el panel de cuatro colaboradores famosos. Si estos no conseguían acertar qué escondía, el concursante se llevaba un premio en metálico. En la última parte de cada programa alguien muy popular también aparecía para "proteger" su secreto.

El secreto del éxito del programa fue la química de los "panelistas", algo que después se usaría hasta la saciedad en otros concursos, quizás el único alumno aventajado fue "What's my Line?" del que ya hemos hablado aquí. La simpatía y naturalidad del anfitrión también fue fundamental en aquella primera etapa que comenzó en 1952 y finalizó en 1964.

Cuando Moore decidió retirarse de la televisión (con dos programas en antena de gran éxito en aquel momento) uno de los colaboradores habituales le sustituyó, Steve Allen era ya uno de los más famosos comunicadores de la época, había sido el primer presentador del "Tonight Show" y tenía su propio programa de variedades en sindicación pero no quiso dejar que la oportunidad de estar al frente de uno de los juegos más famosos de la CBS se escapara.  Por cierto, la mujer de Allen, Jayne Meadows, había sido colaboradora frecuente en la etapa anterior pero no lo sería en la de su marido.

Durante tres años más se mantuvo como uno de los baluartes de la cadena pero en 1967 finalizó su emisión. El propio Steve Allen produjo una nueva versión sindicada en la temporada 72-73 intentado revitalizar el éxito y aún se produciría una vuelta a la CBS en el verano de 1976 con Bill Cullen al frente, otro panelista que ascendía a primera división aunque por aquel entonces ya era tremendamente famoso con su Precio Justo.


Un episodio de 1958 con Garry Moore:



Otro con Steve Allen al frente:



Y el piloto de Bill Cullen:



No hay comentarios:

Publicar un comentario