domingo, 2 de noviembre de 2014

TPH Club


¿Os acordáis de SupereÑe? ¿Aquel superhéroe que defendía la letra más noble y digna del alfabeto? Durante casi un lustro fue popularísimo entre los niños y ya es hora de rescatarlo de la memoria.
   Se iniciaba la temporada 1999/00 y en ese mes de septiembre los niños se encontraban con un cambio en la programación infantil, una nueva cabecera articularía desde entonces toda la parrilla destinada a los niños en la 2 a diario y en la 1 los fines de semana, "TPH Club" en sustitución del inefable "Con mucha marcha" de Leticia Sabater. Siguiendo la idea de "Pinnic", unos personajes de un mundo paralelo daban paso a series de dibujos animados a primera hora de la mañana, a mediodía y por la tarde. Ellos eran la unión para todo el maremágnum de producciones extranjeras entre las que se incluían Caillou, Rugrats, Hombres de Negro o Taz-Manía pero además tenían sus propias secciones, reportajes y sketches. M4R1A (una niña), 6UR4 (una canguro) y SupereÑe (un ser indefinible)  eran los protagonistas. Los espectadores eran denominados "Cracks".


Poco después se incorporó Paloma Lago, que había finalizado su etapa en "Risas y estrellas" de José Luis Moreno. Este cambio sorprendente le permitió tener una cierta estabilidad en TVE y escribir varios libros para niños con cierto éxito. Ella era la única presencia humana del programa y se encargaba de contar historias en una sección denominada "Cuentilares" en la que estaba rodeada por niños. Más tarde se incorporaría otro personaje, M4X 2000, que había sido creado por la propia M4R1A.


Sin lugar a duda de entre todos destacaba SupereÑe, ese personajillo que enseñaba, con mucho humor, palabras con esa letra diferencial del español. Le insuflaba vida con su magnífica capacidad interpretativa el gran Rafael Turia. No es casual que fuera este presentador y actor el elegido para ser la voz de la estrella del programa. Antoni D'Ocon era el creador y director y ya había trabajado con Turia en series como "Los Fruittis" o "Delfy y sus amigos", sabía que la apuesta por el maestro Rafael era segura.


Tan popular se hizo SupereÑe que fue el representante de TVE en el Salón de la Infancia, desde donde se retransmitieron programas especiales en Navidad. En 2003 finalizó sus emisiones el "TPH Club" dejando en su haber un hito: el primer programa infantil diario en 3D y no me refiero a que se emitiera con esa tecnología sino que sus personajes tenían volúmenes, no eran seres en 2D. Fue una apuesta que funcionó muy bien durante esos cinco años pero en la tele todo es efímero. Por cierto, ¿sabéis qué significaba TPH? "Tú puedes hacerlo", un buen mensaje para los chavales.



1 comentario:

  1. wooooo, vaya recuerdos que me trae este programa. ha sido y siempre será parte de mi infancia, muchas gracias por la entrada, ha sido muy bonito volver a recordar estas cosas y ahora de mayor entender todo lo que había detrás =)
    un saludooo ^^

    ResponderEliminar