miércoles, 29 de enero de 2014

El primer Quijote de TVE

Las paupérrimas condiciones en las que se trabajaba en el Paseo de la Habana impidieron que se pensara (siquiera eso) en adaptar la obra más internacional de la literatura española en los primeros años de nuestra tele. Fue en 1962 cuando, por fin, aquellos pioneros se atrevieron gracias a las posibilidades que ofrecía la "filmación" en un soporte cinematográfico de baja calidad. Acometer tamaña obra en directo, como se hacía todo por entonces, hubiera sido prácticamente imposible. Aún así fue una tarea harto complicada y llena de problemas, el más importante era que como no se utilizaba material de grabación con banda sonora incorporada se tuvo que doblar, aprisa y mal. Si pensamos en la poca definición de las teles de entonces y lo sumamos a este material de rodaje tan poco profesional tenemos una producto que, a pesar de sus buenas intenciones, tuvo bastantes críticas negativas.

Un actor del TEU (Teatro Español Universitario), José Manuel Martín, tuvo el ¿honor? de encabezar esta producción. Le secundó como Sancho Panza Joaquín Pamplona que después alcanzaría cierta fama como secundario. La dirección y la realización corrió a cargo de Domingo Almendros y la adaptación la escribieron Enrique del Olmo y Enrique Domínguez Millán.
   Es posible que los rollos que contienen esta serie estén perdidos en el archivo de TVE aunque nunca se han vuelto a ver esas imágenes públicamente. Quién sabe si algún día ese documento será rescatado.

martes, 28 de enero de 2014

10 años de "Un, dos, tres... ¡a leer esta vez!"


Se cumplen 10 años del estreno de la (hasta ahora) última etapa del "Un, dos, tres", esa que añadió la coletilla "¡a leer esta vez!". El viernes 9 de enero de 2004 a las 22h los espectadores de la Primera sonreían al ver del nuevo a la Ruperta que esta vez saltaba de libro en libro en la cabecera. Un espectacular decorado construido en los Estudios Buñuel daba una grata bienvenida al nuevo presentador, Luis Larrodera, rebautizado por Chicho como "Luis Roderas" ante los continuos equívocos que provocaba su desconocido apellido en la prensa cuando el director anunció su fichaje.



El formato añadía algunas novedades, la fundamental el fomento por la lectura, cada programa se dedicaría a un título clásico de la literatura universal que previamente se había puesto a la venta en una edición especial de Planeta. Eso sí, las azafatas seguían ahí, impertérritas con sus enormes gafas setenteras. Evidentemente era una nueva formación pero se mantenía la belleza, la simpatía y cierta espontaneidad imprescindible para que el gran Chicho se fijara en ellas en el multitudinario casting. Una de ellas se casó posteriormente con el presentador.


Los Tacañones no tenían sentido en esta nueva versión así que homenajeando al clásico de Ray Bradbury "Farenheit 451" la parte negativa era una brigada de bomberos pirómanos de libros comandado por MacPhantom, un humorista de Paramount Comedy que no funcionó y fue sustituido semanas más tarde.


La tanda de preguntas alcanzó picos del 60% de audiencia, la expectativa ante la vuelta del concurso era enorme y se saldó con una media del 46,2% en aquella primera emisión, es decir, más de 6 millones de espectadores durante las más de 2 horas y media de programa.
   Sin embargo también hubo decepciones, la mayor fue la provocada por la supresión de la eliminatoria con pruebas físicas (que volvería pero con una prueba patrocinada) reconvertida en una parte de preguntas relacionadas exclusivamente con el libro de la semana. Las azafatas de aquella parte ya lo habían sido en los 90 y con el paso de las semanas volverían a formar parte del equipo central en los números musicales.



Aquel primer programa estuvo dedicado, cómo no, a "Las mil y una noches", un clásico en los comienzos de temporada del "Un, dos, tres". El decorado representaba una bulliciosa calle de Bagdad, zoco incluido. Chicho dirigía cada parte de la grabación aunque delegó la realización en la que había sido su ayudante en etapas anteriores, Marisa Paniagua.



La subasta nos trajo unas cuantas sorpresas, por ejemplo la aparición de Santiago Segura. Nuevos humoristas y actores como Rosario Pardo, Asunción Embuena (la presentadora de "El Semáforo") o Dani Martínez se unían a Manolo Sarria (el miembro superviviente del Dúo Sacapuntas). Sin embargo al final todo parecía salir de los 80, incluso había una nueva Bombi. Hubo un continuo esfuerzo por modernizar el elenco con gente de la talla de Llum Barrera, Eduardo Aldán o Quique San Francisco.



Más invitados de excepción: Chenoa, que estaba promocionando su nuevo disco interpretó uno de sus temas más populares vestida de odalisca y con arreglos claramente arábigos. No se había anunciado en las notas de prensa y fue otro de esos "toques Chicho" que demostraban que su instinto televisivo no estaba tan agotado como algunos predecían.



Y se produjo un reencuentro, el de Juan Tamariz con su primer programa de éxito. Aunque ya había intervenido en "El recreo" de Torrebruno a principio de los 70, fue su papel de Tacañón en la etapa del 76 la que le hizo popular para el gran público. Posteriormente acudiría a la llamada de Ibáñez Serrador unas cuantas veces pero ya como estrella internacional de la magia. Por eso su apoyo en este retorno a la programación era tan significativo.


"Un, dos, tres... ¡a leer esta vez!" comenzaba muy bien. Luis demostraba ser una excelente elección, las preguntas seguían funcionando como un tiro y la subasta, a pesar de su duración excesiva (mal que ya había aquejado a las temporadas de los años 90) tuvo momentos brillantes... pero también había ciertos fallos que contribuyeron a que la audiencia fuera bajando poco a poco. Los motivos de su precipitado final y la baja audiencia con la que terminó deberán ser analizados en otro momento, hoy celebramos su comienzo que sirvió para que una nueva generación conociera el programa más mítico de la historia de TVE.

Su cabecera:


Y uno de los números musicales de aquel primer día:




lunes, 27 de enero de 2014

El primer programa nacional de Cantizano

Esta noche Jaime Cantizano regresa a la televisión aunque no dejará su puesto de presentador del morning-show de cadena Dial, "Atrévete". Su vuelta al medio que le hizo popular no será en Antena 3, la que fue su casa durante 10 años, sino en la Uno. Muchos recordarán sus comienzos en "Sabor a ti" como sucesor de Antonio Hidalgo pero no fue ese su primer trabajo a nivel nacional y tampoco fue en uno de los 5 grandes canales generalistas que existían por entonces.

En 2001 se incorporó a la recién nacida Localia TV, el empeño personal de Polanco por crear una red emisoras locales que compartieran una programación nacional común varias horas al día que complementara y potenciara su propia producción local. Allí Jaime presentó durante una temporada el informativo de medianoche pero fue realmente en abril de 2002 cuando llegó su verdadera oportunidad al ser elegido co-presentador del magazine "Cada mañana" dirigido y presentado por Concha Galán.

Tímidamente Cantizano ayudaba en plató a Concha, una profesional de larga trayectoria en TVE que había participado en "Por la mañana" con Hermida y "Pasa la vida" con Mª Teresa Campos pero que también había presentado "Tardes de Primera" y "Preparando ¿Qué apostamos?", ambos con Ramón García. Evidentemente, Galán animó y apoyó a Jaime en esta primera aventura en un programa televisivo y de ello se aprovechó Ana Rosa Quintana que le fichó en septiembre.

"Cada mañana" era un intento de diferenciarse de las otras cadenas aunque los contenidos eran más o menos similares: actualidad, crónica social, entrevistas, tertulias, secciones de salud, consumo y moda... Aseguraban entonces que "las cuestiones se tratan desde un punto de vista informativo que huye de la descalificación y el chisme, de lo superficial y de lo frívolo".

El programa aprovechaba los recursos de la poderosa PRISA y recurría a colaboradores habituales del "Hoy por Hoy" de Gabilondo o "A vivir que son dos días" de Fernando Delgado. La sección de consumo, por ejemplo, estaba a cargo de Jesús Soria y en las tertulias de actualidad participaban, entre otros, Eva Orúe y Eduardo Sotillos.

   "Cada mañana" llegó al verano con cierta dignidad. Con la partida de Cantizano se produjeron varios cambios, en septiembre cambió su horario a las 15.30h y cambió su nombre por el de "Cada tarde". Galán seguía al frente y el decorado se hizo más cálido. A pesar de su buena marcha los responsables de la cadena pidieron una rebaja de caché a la directora-presentadora, teniendo en cuenta que ya lo había reducido para aceptar la oferta inicial de Localia decidió abandonar el proyecto que la temporada siguiente sería presentado por María Royo y Macarena Berlín hasta que languideció y, definitivamente, desapareció.

jueves, 23 de enero de 2014

Hoy 14.15

"Por fin Íñigo en la Primera Cadena y no sólo habrá un Estudio Abierto, habrá cinco". Así de entusiasmada se mostraba la prensa en noviembre de 1974 ante el estreno de "Hoy 14.15" presentado por José María Íñigo, la estrella de la 2 gracias a su magazine semanal "Estudio Abierto", el programa que había convertido la U.H.F. en una cadena no sólo para progres e intelectuales (tal y como se decía entonces). Su discreta pero incisiva manera de preguntar a sus invitados habían sido una revolución en una tele encorsetada y los gerifaltes (que no eran tan tontos como parecía) se dieron cuenta de que eso había que aprovecharlo en el canal con más difusión. Muchos recordarán "Directísimo", la adaptación del show de la 2 para la 1, con más presupuesto y ambiciones pero antes de ese paso hubo uno intermedio: este programa del que hablamos hoy.

Su nombre indicaba la hora de emisión, justo antes de la primera edición del Telediario, una franja que desde entonces se usaría habitualmente para magazines similares. El formato era muy parecido al de "Estudio Abierto", entrevistas, actuaciones musicales y algo de humor pero en este caso era un programa diario, de lunes a viernes, así que el presupuesto se dividía y el resultado era más modesto en forma aunque no tanto en contenido.
   Habitualmente acudían actores con obras de teatro en cartel o películas de estreno, escritores populares de promoción, toreros y cantantes de gira... pero de vez en cuando se las arreglaban para conseguir algún invitado de campanillas, una estrella internacional como Roger Moore de plena actualidad por "Los Persuasores" y de fama planetaria gracias a "El Santo".

Por supuesto no faltó la "gente peculiar", una de las secciones que más había sorprendido en su programa anterior y que mantendría también en "Directísimo". Aquí vemos al presentador bilbaíno junto al "rompebotellas", un buen hombre cuya máxima pericia era la de recibir botellazos en la cabeza con una sonrisa.
   Una temporada duró en antena "Hoy 14.15" con buenas críticas, esto demostró a TVE que Íñigo también podía triunfar en la Primera así que el prime-time sería suyo hasta final de la década con distintos proyectos.

miércoles, 22 de enero de 2014

Adiós al padre de la Tribu, Manu Leguineche

No dirigió ni presentó Telediarios, no fue corresponsal ni apareció habitualmente en TVE y, sin embargo, Manu Leguineche es una cara reconocible para los espectadores de los 80-90. Sus colaboraciones puntuales con la Casa le convirtieron en un periodista respetado por el gran público. Los lectores más críticos conocían su labor en prensa y sus magníficos libros. Leguineche ha fallecido a los 72 años tras una larga degeneración física de la que hemos sido testigos ocasionalmente en sus últimas entrevistas y apariciones públicas.
   Filósofo y abogado de carrera (Periodismo lo cursó más tarde y cuando ya era un profesional) fue su pasión por los viajes la que, casualmente le llevó al que sería su oficio. Con apenas 20 años se unió a un grupo de periodistas nortemericanos en un viaje alrededor del mundo. A la vuelta decidió que tenía que informar y eligió los peores escenarios para hacerlo: aquellos donde se libraban guerras.

Entre los 70 y los 90 creó y dirigió varias agencias como Colpisa, Cover o Fax Press. En medio de esa etapa Pilar Miró le ofreció dirigir los informativos de TVE, hubiera sido un gran fichaje, pero no aceptó. Tras una breve etapa en ETB se hizo cargo de un programa que estos días cumple 30 años, "En portada", triste casualidad. Lo dirigió sólo una tempora (1989-90) pero marcó una impronta que seguirían sus sucesores. Durante un tiempo continuó en el equipo pero como reportero, lo que realmente le gustaba.

A TVE regresó en 1995 para dirigir la serie documental "Memoria de la guerra". De Leguineche nos quedan ahora sus documentales (algunos colgados en rtve.es) y sus libros que, aunque trataran temas de actualidad, son eternos. A él le debemos el apelativo de "la Tribu" para referirse a ese grupo de periodistas que va de guerra en guerra como si la necesidad de informar fuera realmente vital para ellos y cómo ese insano trabajo se convierte en una obsesión. Él era el padre de la Tribu.

lunes, 20 de enero de 2014

Agustín Remesal

Porte elegante, verbo rico y tono calmado. Agustín Remesal informó desde diferentes puntos del mundo para los informativos de TVE durante casi dos décadas aunque en realidad en la Casa trabajó prácticamente tres. Ingresó en el Ente en 1975 y hasta su jubilación anticipada en 2007 este periodista zamorano ejerció su labor con honradez, serenidad y cierta ironía. 

Especialmente recordado es su trabajo en distintas corresponsalías pero no olvidemos su breve aunque muy interesante etapa al frente de un programa sobre libros del que ya hemos hablado aquí, "El lector". Entre 1994 y 1996 se asentó en la redacción de Madrid para dirigir y presentar este magazine literario emitido en la 2 y que superaba el millón de espectadores. Eran otras épocas y la segunda cadena era vista "por una inmensa minoría" incluso en el late-night.

Los espectadores habían conocido a Agustín a principios de la década de los 90 cuando fue destinado a la corresponsalía de TVE en París. Llevaba quince años realizando reportajes televisivos principalmente para los Telediarios pero también su voz había sonado en RNE. 
   Fue precisamente en Francia donde tomó buena nota del éxito del programa "Apostrophes" de Bernard Pivot para adaptarlo en nuestro país. Tras esas dos temporadas en antena con "El lector", Remesal regresó al periodismo internacional. Sus siguientes destinos fueron Nueva York, Londres y Lisboa. Su estancia en Portugal sirvió para que se fijara en esa extraña frontera que lo separa de España y se planteara la idea de realizar un documental sobre "la historia de encuentros y desencuentros de estos dos países en los últimos 800 años". Fue más tarde, en 2005, ya fuera de aquella corresponsalía, cuando pudo grabar una serie documental de 6 capítulos que contó con el apoyo de la RTP, la radio televisión portuguesa.

Israel fue el país desde donde contó sus últimas noticias en TVE. Fue entre 2004 y 2007, año en el que se vió obligado a acogerse al ERE que dilapidó la herencia de los grandes veteranos de la pública: la credibilidad. 
En los últimos años Agustín ha escrito libros y pronuncia conferencias pero me gustaría verle seguir informando o quizás, ¿por qué no?, retomar "El lector".

jueves, 16 de enero de 2014

Carlos Boyero y Sánchez Dragó

1989, TVE prueba el late-night con una curiosa fórmula, "La Noche" es un título generalista que agrupa un espacio distinto cada día con un subtítulo y temática bien diferenciados. Uno de esos días Fernando Sánchez Dragó, que ya era conocido por los espectadores por su trabajo en "Encuentro con las letras" y "Biblioteca Nacional", presenta "El mundo por montera", dedicado fundamentalmente a la cultura.

Cierto día el escritor y comunicador dedica la emisión de manera monográfica al éxito de la serie "Juncal". Su director y guionista Jaime de Armiñán y Juncal en persona, Paco Rabal, acuden ufanos para hablar de su obra y explicar su complicada génesis.

Entre el resto de invitados encontramos a un joven Carlos Boyero que todavía no había desarrollado su mala leche habitual hoy en sus crónicas cinematográficas. Todavía no trabajaba en "El País", ni siquiera en "El Mundo", era cronista televisivo del extinto "Diario 16" y en esta tertulia alababa el acierto de TVE al apostar por una serie de este calibre. Resulta curioso ver esas imágenes y su tono tan edulcorado 25 años después.

miércoles, 15 de enero de 2014

Los primeros pasos de Luis Varela


Luis Varela es uno de los grandes actores de este país aunque en contadas ocasiones lo hayamos podido ver de protagonista. Tras unos años de cierto olvido en los que se dedicó más al doblaje, volvió a ser reconocible para el gran público gracias a "Cámera Café" y papeles pequeños pero muy jugosos en las películas "La comunidad" y "Crimen ferpecto" dirigidas por Álex de la Iglesia, uno de sus valedores en este resurgimiento. Su indudable carisma ha calado entre la audiencia más joven, esa que no le conocía previamente. Luis vuelve a tener un rol relevante en una serie, "Bienvenidos al Lolita" de Antena 3 pero sus primeros pasos se remontan, literalmente a los orígenes de la televisión. No fue en "Escala en HI-FI", como se suele decir, donde se inició en la interpretación sino en los dramáticos realizados en directo en el Paseo de la Habana. En estas fotografías de la Historia de la Televisión coordinada por Baget Herms en 1973 vemos a Luis, que todavía era Luisito, acompañado de Conchita Goyanes, otra niña prodigio. Ambos eran los habituales en aquella época primigenia para interpretar los pocos papeles infantiles de esas obras.


En una entrevista publicada en el mencionado libro, Varela no recuerda exactamente cuál fue su primer trabajo en el Paseo de la Habana pero sí el grabado en Prado del Rey, "El fantasma de Canterbury" dirigido por Guerrero Zamora. Los otros dos niños eran Tina Sáinz y Emilio Gutiérrez Caba, canela fina.

lunes, 13 de enero de 2014

Los informativos de Localia en 2002

En abril de 2002 Localia se afianzaba como la cadena local más vista de España con una cuota de pantalla a nivel nacional que rondaba el 1% de media, dato que puede parecer modesto pero que si lo comparamos con las cadenas de TDT que hoy presumen de registros incluso inferiores no está tan mal y más si tenemos en cuenta las dificultades de recepción en buena parte del territorio.
   Era el momento de reforzar la apuesta local de PRISA y se modernizó la imagen para hacer más atractiva y dinámica la nueva temporada. Rafael Manzano seguía siendo la estrella de los informativos, él editaba y dirigía las Noticias de las 20.30h hasta las 21h, hora de la desconexión local, justo al revés de lo que se había hecho hasta ese momento. Manzano era una de las voces reconocibles de la SER y sus colaboraciones bajo el pseudónimo "El Búho" en el "Hoy por hoy" de Gabilondo dejaban al oyente estupefacto con sus exclusivas. En Localia no consiguió tanta repercusión, no se le veía demasiado cómodo pero demostró raza periodística el triste 11-S con un programa que se alargó hasta la medianoche y en varios especiales electorales.

La oferta informativa se reforzaba con una edición a las 14.30h que precedía las noticias locales de las 15h. Urko Gabilondo, sobrino de Iñaki, presentaba este primer acercamiento a la actualidad en la cadena. Calmado, sereno, con voz suave... Urko hizo un trabajo más que digno.
   A las 23.30h se emitía la última edición de tan sólo 15 minutos presentada por Álvaro Santos, antes de su paso a Telemadrid donde presentó distintos informativos unos cuantos años. Ahora podemos verle en los sorteos de la ONCE de la Uno. Álvaro sustituía a Jaime Cantizano que era "ascendido" a copresentador del matinal "Cada mañana" dirigido y conducido por Concha Galán.

Y los fines de semana una sola edición informativa, a las 14.30h, editada y presentada por Susana Angoitia.

De la información meteorológica se ocupaban Clarisa Martínez y Jacob Petrus al que ahora podemos ver en TVE.

 Además de nuevo logotipo y cabecera se extendía el uso del decorado virtual en todas las delegaciones de Localia y se unificaba el decorado para los noticiarios, con ligeras variaciones de color entre los nacionales y locales.
   Fue una apuesta fuerte y valiente en un tiempo en el que las locales ya parecían cosa del pasado, un capricho de Polanco que salió caro al todopoderoso grupo PRISA pero que sirvió para profesionalizar las pequeñas televisiones, reforzar la información local en territorios casi olvidados por los medios y amamantar a una nueva generación de periodistas de toda España que se inició aquí.

miércoles, 8 de enero de 2014

Demasiados árboles de Navidad

En estos días de resaca navideña muchos estarán todavía descolgando las luces y recogiendo los árboles que han servido de adorno para las entrañables celebraciones. Quizás algunos estarán empachados, no sólo de turrón, sino de tanta alegría impuesta por la sociedad. El mismísimo John Steed, protagonista de la mítica serie británica (and so brittish!) "Los Vengadores" sufrió de agobio navideño en el capítulo 13 de la cuarta temporada emitido, precisamente, el 25 de diciembre de 1965. Aquel episodio comenzaba con una pesadilla del agente secreto poblada de arbolitos blancos (muy conceptuales, eso sí).

El stress provoca, aparentemente, esos terribles sueños en Steed y la muerte de un viejo colega que también aparecía en el universo onírico le provocan grandes jaquecas. Su compañera, Emma Peel, decide invitarle a una fiesta de disfraces organizada por un excéntrico editor en su mansión en la campiña inglesa para relajarle. Allá acuden abrigados... pero en descapotable.

La tranquilidad de esa magnífica casa rural no consigue calmar al investigador y en sus nuevas pesadillas un tétrico Santa Claus le espera junto a una guillotina.

Y hasta aquí puedo leer... para evitar spoilers. Éste es uno de los capítulos más recordados por los fans de la serie, no sólo por sus escenas oníricas sino también por esa fiesta en la que todos los invitados aparecen transmutados en personajes dickensianos, Emma de Oliver Twist y John de Sidney Carton ("Historia de dos ciudades").

Sirva esto para que los afectados por crisis post-navideña no se sientan solos: