viernes, 9 de diciembre de 2016

El Quijote en la voz de Tello Zurro

 

Ahora que está finalizando el año Cervantes y en plena resaca se estrena la TV-Movie "Cervantes contra Lope" es justo que recordemos una iniciativa más que curiosa llevada a cabo en 1978 por un famoso locutor de TVE, Tello Zurro, uno de los primeros (sino el primero) audiolibro de nuestra historia. Durante tres meses compaginó su trabajo en los informativos de la tele con la grabación del Quijote para ser comercializado en formato cassette junto a una cuidada edición de la famosa novela en cuatro volúmenes. 12 cintas que que duraban en total 48 horas en las que se narraban punto por punto las vicisitudes del famoso hidalgo al que se le había secado el cerebro de tanto leer libros de caballería. 


Tello Zurro era definido en la prensa de la época como una de las voces "más importantes de TVE" y su trabajo era calificado de magistral. En realidad no es de extrañar que su labor alcanzara esos halagos porque Tello venía con una experiencia importante: había sido la voz de referencia de la emisión radiofónica de la Universidad a Distancia así que sabía perfectamente cómo debía entonar para captar la atención del oyente. En el año en el que se presentaba este Quijote con sonido, Zurro era uno de los locutores de "Redacción Noche", el único noticiario de la Segunda Cadena, del que ya hemos hablado aquí. Había ingresado en la tele cinco años antes para presentar, atención, un programa de humor, "Vuela, fantasía", aunque su prestigio y popularidad los adquirió en los informativos a los que estaría adscrito hasta su jubilación. 


Esta edición de la obra más famosa de Miguel de Cervantes era un proyecto personal que se había gestado dos años antes. Pío Cabanillas, ministro de Cultura por entonces, apoyó la idea y fue patrocinada por su Ministerio. Además recibió el auspicio de la ONCE pero como declaraba a TeleRadio el presentador: "Debo señalar que no hemos trabajado sólo para los invidentes sino para todos aquellos que por circunstancias del tren de vida que se lleva en la actualidad, no tengan tiempo para dedicar su ocio a la lectura." Una de las dificultades que tenía este trabajo era el de mantener la homogeneidad en la narración: "Desde el primer capítulo grabado hasta el último, lleva el mismo timbre de voz. He pretendido "comunicarme" con todos aquellos que habrían de escuchar. El Quijote yo no lo he leído y narrado para mí sino para todos aquellos que tengan presdisposición en conocerlo a través del oído. Si lo he conseguido, me sentiré feliz y si no, pues lo lamentaría mucho". 

2 comentarios:

  1. gracias, como siempre, por recordar figuras tan estupendas, elegantes y prestigiosas como este locutor!!

    ResponderEliminar
  2. podría encontrarse este audio? sería maravilloso.

    ResponderEliminar