miércoles, 28 de diciembre de 2016

Navidades Philips 1961


La Navidad de 1961 en TVE fue un auténtico alarde de madurez audiovisual. Tras 5 años de balbuceos, la tele nuestra aprovechaba el patrocinio de una gran multinacional, Philips, para ofrecer a sus (todavía escasos) espectadores dos programas especiales emitidos dos sábados consecutivos, el 16 y el 23 de diciembre desde los estudios de Miramar en Barcelona. La proximidad con Francia permitió que se contratara a varios artistas del país vecino que ya triunfaban en toda Europa: Sacha Distel y el grupo cómico-musical Les Cinq Pères (fotografía inferior) además de la primera figura del Liceo de París (fotografía superior) que interpretó la muerte del cisne.


En la gala del 23 las verdaderas estrellas del show fueron Carmen Sevilla y su marido, el afamado compositor y pianista Augusto Algueró que debutaban ante las cámaras de TVE como artistas (ya habían aparecido antes como entrevistados). De esa gala ya hemos hablado aquí así que no reincidiremos. Quienes habían puesto el acento patrio en la primera emisión fueron otra pareja de artistas reconocidos ya mundialmente, Lola Flores y Antonio Flores, "El Pescaílla". 


La Flores y compañía cerraron el espectáculo del día 16 en el que también había intervenido Helmut Zacharias, el violinista más popular del momento en Europa. Este alemán había alcanzado el número 12 en el Billboard USA en 1956 y más adelante, un número 9 en la lista de Reino Unido. Antiguo niño prodigio, sus melodías al violín vendieron más de 14 millones de copias y sus 400 composiciones fueron banda sonora no sólo de decenas de películas sino también de la memoria sentimental de dos décadas. 


En cuanto a Sacha Distel poco hay que añadir. Popularísimo hasta bien entrados los 80 en Europa, sus canciones fueron versionadas a otros idiomas (como el español) por él mismo. ¿Qué cincuentón no recuerda aquello de "La manguera ¿dónde está? ¿Dónde está la escalera? ¡No perdamos el control!". Distel tuvo su propio show en la tele francesa durante 8 años y llevó una carrera paralela como instrumentista de jazz. Siguió en activo y con mucho éxito hasta su muerte en 2004 por cáncer. Tan sólo tres años antes había protagonizado la versión francesa del éxito de Broadway (y también de Hollywood) "Chicago". En 1961 fue la primera vez que coincidió en un plató con Lola Flores pero no sería la última. En el especial de Nochevieja "Viva 87" dirigido por Navarrete y presentado en directo por Concha Velasco protagonizarían un momentazo al darse el relevo en el escenario. La complicidad entre ambos era evidente y quizás se había fraguado en este "Navidades Philips 1961". 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada