lunes, 4 de noviembre de 2019

TVE Castilla y León, creando comunidad

El Informativo Regional de Castilla y León en 1984
Un millenial no entenderá que sus padres se empeñen en ver el "Informativo Territorial" de TVE a la hora de comer. Tampoco comprenderá que esa fidelidad como espectadores tenga un sentido y es que hubo un tiempo en el que no existía la TDT, ni (aunque parezca increíble) cadenas privadas y es que en realidad tampoco existían las teles autonómicas. A principios de los ochenta, la audiencia sólo tenía la Primera y La 2 pero poco a poco fueron implantándose los Centros Territoriales que durante décadas fueron fundamentales en la creación de una identidad regional y además se convirtieron en excelente cantera de profesionales. A Castilla y León la programación regional llegó incluso antes de que se firmara el Estatuto de Autonomía. Su apasionante (y complicada) historia ha sido recogida por la periodista Carmen Domínguez en un libro. Durante más de veinte años formó parte de su plantilla así que este texto no sólo es un compendio de datos, es un cariñoso homenaje a sus compañeros y, de paso, a los espectadores.

- Para empezar creo que debemos poner en contexto el Centro Regional en Castilla y León, tiene una historia relativamente breve porque se inauguró el 4 de junio de 1982. ¿Qué fórmula utilizaba antes TVE para informar a los castellanos y leoneses y además para informar sobre la comunidad al resto de España? 
En efecto, el Centro Regional de TVE en Castilla y León se inauguró en junio de 1982, con motivo de la celebración del Mundial de Fútbol, y se puso en marcha el 22 de octubre de ese mismo año la emisión experimental de un informativo regional semanal hasta que el 21 de febrero de 1983 se iniciaron sus emisiones regulares. Antes de ese momento Castilla y León compartió algunos años un Programa Regional Simultáneo con Castilla-La Mancha y Madrid y tuvo algunos corresponsales para cubrir la información provincial puesto que hasta 1983 no se aprobó su Estatuto de Autonomía y no existía la Comunidad Autónoma. 

- El Centro Regional se estrenó cuando en otras comunidades ya se estaban preparando las televisiones autonómicas y en un momento de desarrollo definitivo de las delegaciones territoriales de la pública. En tu libro analizas paso a paso esa compleja historia de las luchas por un tercer canal y del asentamiento de TVE CyL, sobre todo teniendo en cuenta que cuando se inauguró no se había aprobado todavía el Estatuto de Autonomía… 
El Estatuto de Autonomía de Castilla y León se aprobó unos días después del inicio de las emisiones regulares. La ausencia de una televisión autonómica en esta Comunidad hizo que la programación del Centro Regional de TVE fuese un importante referente informativo para los ciudadanos que empezaron a familiarizarse en su pantalla con la identidad de su propio entorno autonómico. Sus programas dieron a conocer tradiciones, costumbres y personajes propios de la Comunidad e influyeron en la identificación autonómica de Castilla y León en una labor similar a la de otras televisiones de proximidad en España. Un papel que llevó a cabo durante un largo período de tiempo ya que fue el único escenario televisivo en la Comunidad prácticamente durante veinte años, desde su nacimiento hasta casi el año 2002, en que se consolidaron algunas redes de las televisiones locales que emitían en Castilla y León. Su difusión regional constituiría el germen de la televisión privada de difusión autonómica puesta en marcha a partir del año 2009. Se ha estudiado y valorado muy poco el papel jugado por los centros territoriales de TVE y sobre todo la labor realizada por Centros, como el caso del de TVE en Castilla y León que vino a sustituir el espacio público no regulado de un Tercer Canal de Televisión en esta Comunidad Autónoma.

Dos de los primitivos carteles de bienvenida de TVE CyL
- ¿Es quizás uno de los papeles más importantes de TVE CyL el “haber creado comunidad”? En realidad a uno de Soria le da igual lo que pase en León y no había un sentimiento de tradición y folklore común… 
No sólo no había un sentimiento de comunidad sino que cuando el 25 de febrero de 1983 las Cortes Generales aprobaron el Estatuto de Autonomía de Castilla y León se culminaba un largo y difícil proceso preautonómico entre provincias que incluso no querían formar parte de esa nueva realidad autonómica. Como señaló en sus memorias Demetrio Madrid, primer presidente de la Junta de Castilla y León: “Fue menester levantar, prácticamente de la nada, una Administración y un Parlamento regionales sin tradición ni antecedentes, debíamos elaborar el ordenamiento jurídico, ejercer las competencias transferidas en la etapa preautonómica… con una ciudadanía muy poco identificada y con un partido, Alianza Popular, que no compartía el proyecto de Comunidad”. Retos ante los que también la televisión jugó un papel determinante. TVE en Castilla y León cumplió dos funciones básicas, una divulgativa, que se realizó sobre todo a través de los programas informativos y que permitió dar a conocer a los ciudadanos de Castilla y León la nueva estructura territorial, administrativa, económica y a los que eran sus nuevos protagonistas y otra importante labor que fue la del fortalecimiento de una incipiente identidad regional y la vertebración de una nueva imagen como era la de de Castilla y León mediante programas específicos dedicados a su cultura, costumbres, tradiciones, historia, economía, gastronomía etc.

- El primer espacio emitido fue un informativo y ese género ha sido el que ha vertebrado siempre la actividad del centro y en varias temporadas (como ahora) lo único producido allí. La dotación técnica (y humana) con la que se comenzó hoy nos hace sonreír pero lo increíble es que se pudiera sacar adelante una mínima programación con tan poco cosa.
El Informativo Regional/Territorial ha sido la columna vertebral de su programación y se ha emitido ininterrumpidamente durante todo este tiempo y, como muy bien dices, hasta este momento que es lo único que se mantiene en toda la programación territorial de TVE. La dotación de personal de los Centros siempre ha estado en torno a las 30-40 personas, aunque naturalmente con el aumento de horas de emisión también fue creciendo el personal contratado puntualmente. Bien es cierto que en su puesta en marcha las múltiples carencias técnicas se suplieron muchas veces con un entusiasmo que ahora nos hace sonreír. Recuerdo la primera transmisión de la fiesta de la Comunidad en la campa Villalar en 1984 que se hizo desde la autocaravana del jefe técnico del Centro. 

Marisa Naranjo presentó programas en el período inicial
- En realidad, aumentar la plantilla y mejorar las instalaciones fue un proceso lento y costoso, sobre todo de lucha de los propios directivos con la Casa.
Ha sido un proceso de años que ha ido paralelo al proyecto político del diseño territorial de TVE. No fue igual el desarrollo de los Centros de TVE en la década de los ochenta, cuando no todas las Comunidades contaban con su televisión autonómica, que la de los noventa en la que el escenario audiovisual y político había cambiado totalmente. Además, para hacerse una mejor idea de esas dificultades, hay que pensar que la instalación del Centro de TVE en Castilla y León se hizo a partir de la cesión temporal de un espacio por parte de la Diputación provincial de Valladolid y allí siguen sus instalaciones treinta y siete años después de forma provisional.


- Al poco tiempo comenzaron los primeros programas que en realidad eran debates o entrevistas, la cosa no daba para más.
Junto al Informativo Regional llegaron los magazines con entrevistas y actuaciones musicales y enseguida se dio paso a programas más especializados como el primer programa de debate realizado en el Centro. En 1984 se empezó a emitir "De Par en Par" en la línea del mítico "La clave". Los dos tenían una misma estructura: presentación del asunto a debatir, emisión de una película y debate. En la televisión regional se adoptó la misma escenografía y estructura pero la limitación de medios y horario, el programa duraba sólo una hora, sólo permitía contar con la proyección de un breve reportaje para ilustrar el debate. 


- Tendríamos que esperar un par de años para ver crecer las horas de programación y apuestas más “elaboradas”, casi todas destinadas a un mayor conocimiento de la comunidad. En esos primeros programas ya encontramos espacios destinados específicamente al folklore y la música tradicional, género que se convertiría en un clásico durante los siguientes años. 
El primer programa musical emitido en el Centro regional fue "La Corrobla" que contenía actuaciones musicales e información sobre el folklore, las costumbres y las tradiciones de Castilla y León. El título del programa es una expresión popular que hace referencia a la hermandad o agrupación de amigos para beber, cantar, bailar y charlar. Otra de las apuestas más destacadas de aquellos años fue un programa de entrevistas a personajes relevantes de la Comunidad, que se llamó "Paisanos". El primer programa se dedicó a Miguel Delibes, y fueron entrevistados, otros personajes destacados del mundo de las letras, las artes, el deporte, el espectáculo etc., nacidos en Castilla y León o con alguna vinculación con ella como Charo López, Basilio Martín Patino, Peridis, Mariano Haro, Rosa Chacel o Luis Mateo Díez. 

- Los informativos se tenían que hacer en condiciones difíciles porque no había delegaciones en todas las provincias, ¿cómo os organizabais?  
Cubrir una comunidad autónoma de nueve provincias y la más extensa de toda España fue un reto. Al principio se cubría, con muchas dificultades, toda la información con los desplazamientos de los equipos desde Valladolid y luego se fueron creando corresponsalías provinciales con un reportero y un periodista que grababan sus informaciones y las enviaban en autobús para su emisión. ¡Ya se puede imaginar uno los problemas que había para hacer un informativo de actualidad! Después llegaría la fibra óptica, la digitalización y todo lo demás pero los comienzos fueron todo un desafío y sin embargo se consiguió hacer con mucha profesionalidad y mucho esfuerzo. 

Carmen Domínguez en sus primeros tiempos en el Centro Territorial
- En qué año comenzaste a trabajar allí? ¿Cómo recuerdas tu llegada y esos primeros tiempos? 
Comencé a trabajar en el Centro en 1985 después de aprobar unas oposiciones que se hicieron para ampliar las primeras plantillas territoriales. Recuerdo aquellos exámenes junto a otros compañeros de producción, de realización y otras categorías y creo que la sensación común era de ilusión y expectación.

Charo Pascual fue famosa chica del tiempo tras su paso por los magazines de TVE CyL
- TVE CyL se convirtió, como los otros centros, en cantera de profesionales. Al igual que Ángeles Caso, Isabel Gemio o Inés Ballester presentaban magazines o informativos en otras sedes regionales, Charo Pascual presentaba “Panorama” y “Cita a las dos” antes de ser una famosísima chica del tiempo para toda España. 
El Estatuto de RTVE de 1980 impulsó la definitiva renovación de la organización territorial de TVE dentro de la España autonómica al establecer la obligación de elaborar una programación específica en el ámbito territorial para cada nacionalidad o región. Ese momento fue una importante cantera de profesionales que crecieron en la televisión regional para luego dar el salto a Madrid. Con Alicia Gómez Montano he recordado esos momentos cuando ella se fue a Navarra y acabó como jefa de informativos de ese Centro y con un ‘máster’ en televisión que fue fundamental para sus pasos siguientes en los servicios centrales de TVE. La cantera de nuevos profesionales fue abundante en todos los centros regionales. En Castilla y León Charo Pascual encontró su plataforma televisiva después de apostar por una imagen distinta en los magazines del Centro en Vallladolid.

Aniano Gago (a la derecha de la foto), figura primordial en los inicios de TVE CyL
- Miguel Ángel García, que a finales de los 80 dirigió varios programas del centro, sería años después editor de “La 2 Noticias” y desde hace tiempo uno de los corresponsales más reconocidos (y reconocibles) de TVE... 
En efecto, el leonés Miguel Ángel García formó parte de la primera plantilla del Centro de Castilla y León en 1982 junto a Matías Montero, que en la actualidad dirige el programa "Crónicas" en La 2. Ellos y Fran Llorente, que también estuvo destinado algunos meses en Valladolid, acabaron renovando el perfil de los informativos de TVE. En otra línea, el periodista Aniano Gago, que también formó parte de aquellos primeros profesionales del Centro, como jefe de informativos y programas, fue el encargado de diseñar las primeras parrillas de programación del Centro. Tras pasar varios años trabajando en los telediarios fue luego también el responsable de diseñar la televisión local de Valladolid y sus primeros pasos regionales.

Antes de ser corresponsal de TVE en Berlín y Lisboa, Miguel Ángel García dirigió multitud de programas en el centro regional de TVE CyL
- Con la llegada de la televisión matinal se amplía la contribución a la programación nacional con conexiones con el “Buenos días”, y también se envían cada vez más noticias para los TD. Ese será uno de los objetivos principales de los años de asentamiento, convertirse en un centro productor de contenidos para nacional (aunque la información de CyL no parecía interesar mucho a los editores de los TD)
La televisión regional de Castilla y león creció de la mano de muchos de los profesionales que acabamos de citar y, en efecto, Valladolid se convirtió en un centro de producción de contenidos que muchas veces tuvieron cabida en la emisión nacional. Es cierto que en los TD las noticias de Castilla y León, como la de otras regiones, entran con dificultad si no son sucesos o noticias del tiempo, ¡algo que es incomprensible! También hay que decir, en honor a la verdad, que muchos y magníficos programas realizados en Valladolid se emitieron para toda España e incluso para todo el mundo, a través del Canal Internacional de TVE como, por ejemplo, la exposición de Las Edades del Hombre en Nueva York que yo misma grabé junto a un equipo de cinco personas que nos desplazamos durante una semana a la capital que nunca duerme y que aquellos días se despertó con una insólita muestra del arte de Castilla y León en la catedral episcopaliana de San Juan el Divino. 

- Con el aumento de la producción (y de los medios) vemos un interés por ofrecer programas de distintos géneros y hasta se prueba ¡con los infantiles! 
La diversidad de los programas ofrecidos en la parrilla fue creciendo en los años ochenta y principios de los noventa hasta alcanzar cerca de medio centenar de cabeceras. Una de esas ofertas se dirigió también al público infantil para el que se realizó el programa El Columpio con el grupo de teatro la Quimera de Plástico y que se emitía los viernes. 

Uxi Garrido entrevista al actor Agustín González en "Mirador" a mediados de los 80
- También se sacan los programas a la calle, si hasta mediados de los 80 nos acostumbramos a ver todos los espacios en sets mínimos repartidos en el mismo plató, a partir de entonces nos encontramos con emisiones grabadas íntegramente en exteriores.
Uno de esos programas fue "Tierra", en el que se utilizaría por primera vez la fórmula de presentar varios reportajes y entrevistas para abordar la actualidad no diaria. El programa trató asuntos muy diversos relacionados con la cultura, la economía, la agricultura o la industria, siempre teniendo en cuenta la actualidad y su relación con la Comunidad. Otro programa que se grababa en exteriores fue "Nosotros mismos" un programa musical con actuaciones y entrevistas que dirigió el periodista Carlos Blanco.


- Con la llegada de Heras Lobato a la dirección del centro se produce un cambio notable en los contenidos. Él, veterano y muy bregado profesional de la Casa desde Prado y Torrespaña, apuesta por la información sobre agricultura y ganadería y también por espacios para conocer mejor el Parlamento.
Así es, fue un período de crecimiento de la parrilla y se suman nuevas ofertas televisivas como "En el campo" sobre la agricultura y ganadería de la región con la periodista zamorana Marga Gallego, "Las Cosas de la Vida" sobre consumo, salud y calidad de vida que dirigió la también periodista Ana Ruiz y el primer programa dedicado a la divulgación institucional e historia de Castilla y León, "En Comunidad", que diseñó el segoviano Pedro Vicente. 

Esmeralda Marugán y su "Con V de Viernes" revolucionaron el plató de TVE CyL 
- Y poco a poco los magazines se van “profesionalizando”, ya no parecen productos de tele local. “Mirador”, por ejemplo, comienza a ser cita obligada de los espectadores de la tierra, aunque si hablamos de programas populares quizás deberíamos destacar “Con V de Viernes” presentado por Esmeralda Marugán (que ya había trabajado en “Por la mañana” de Hermida y presentado “Nueva Gente” por entonces) y que exprimía las posibilidades del pequeño plató al máximo.
Fueron las primeras apuestas de una televisión que además de informar o formar tenía que entretener y esos magazines fueron en cierta manera los primeros balbuceos de una televisión que iba también a apostar por el espectáculo. Recuerdo a Esmeralda cuando metió una camilla en el plató para hablar de cirugía estética o disfrazada de paje en Reyes y vestida sólo con un mantón de manila y un imperdible para presentar las actuaciones musicales de aquel día. 

Marugán entrevista al humorista Manolo de Vega en "Con V de Viernes" 
- En esa misma temporada (quizás la de mayor desarrollo del Centro) tú dirigías y presentabas “Tele-Informe” además de tu trabajo diario para el informativo. ¿Cómo era aquel espacio? ¿Cómo te organizabas para compaginar todo? 
No sólo yo, los redactores del Centro compaginaban en general su labor en el informativo regional con un programa que les permitía salir de la rutina informativa diaria aunque nos los sacáramos del cuerpo. Fue un programa de reportajes realizados de forma más cuidada y con mayor duración que los emitidos en un informativo diario. Se realizaba al estilo de "Informe Semanal" o "30 minuts" (TV3) y yo lo coordinaba porque en él trabajaban redactores y corresponsales de todas las provincias para ampliar la actualidad de Castilla y León y abordarla a fondo. Recibió en 1989 el premio de periodismo Francisco de Cossío, en la modalidad de televisión, que se otorga en esta Comunidad.

Mino Moral en el "Informativo Territorial" en 1995
- En 1998 tú eras jefa de informativos y pediste tu dimisión, ¿qué pasó exactamente? 
Fue un tiempo difícil que es complicado sintetizar en unas líneas. Seguramente respondió también al momento final del modelo de televisión de cercanía de los centros territoriales de TVE frente a la competencia de las privadas y autonómicas y al cambio de modelo político con algunas formas y directrices que no quise compartir. 

- El final de los 90, tras una etapa de trabajo intenso, supuso una merma de la producción, ¿cómo se vivió aquello en la redacción? 
Esta pregunta está en relación en parte con la anterior porque sin duda el recorte de la producción y el cambio de modelo televisivo fue una fuente de conflictos también para la mayoría de los redactores del Centro.

-La llegada del nuevo milenio trajo un espejismo y se amplió la programación durante un breve período de tiempo durante el cual se produjo un magazine matinal “Vivir Castilla y León”.
Fue un tiempo en que los gobiernos regionales del PP realizaron diversos convenios para ampliar la programación de los Centros y en Castilla y León se apostó por la contratación de un equipo al igual que se apostó por productoras para la realización de otros programas en TVE. Sin duda fue el principio del fin de una época en televisión. 


- Ahora que ya no estás en el Centro Territorial y que has dedicado años a investigar su historia para tu tesis y el libro posterior ¿cómo lo ves? ¿Hay nostalgia o cierta pena por su situación actual? 
Al salir con el ERE de 2006 con más de 4.300 compañeros de RTVE y estar dando clases como profesora asociada en Periodismo en la Universidad de Valladolid me encontré con una posibilidad inmejorable para investigar sobre aquello a lo que había dedicado casi veinticinco años de mi vida profesional. Fruto de mis estudios de doctorado fue la tesis titulada "TVE EN CASTILLA Y LEÓN, MODELO DE TELEVISIÓN DE PROXIMIDAD EN UNA AUTONOMÍA SIN TERCER CANAL. Historia del Centro Territorial de TVE y análisis de su programación (1982-2009)".  Un trabajo movido por la nostalgia pero sobre todo por el deseo de rendir homenaje al trabajo de tantos profesionales que casi sin saberlo ayudaron a poner las bases de una Comunidad que estaba en pañales cuando empezaron a trabajar en ella. En 2018 la Universidad de Valladolid y las Cortes de Castilla y León publicaron mi el libro "TELEVISIÓN Y AUTONOMÍA. El testimonio audiovisual de TVE en Castilla y León", un título suficientemente ilustrativo de su contenido. 

- ¿Qué papel crees que debería jugar hoy en día? 
Actualmente está totalmente abierto el debate sobre el futuro de la televisión pública y dentro de ella la de su propio diseño territorial. La crisis económica y los vaivenes de la situación política no ayudan a pensar en su futuro. Sólo espero que la televisión pública encuentre su verdadero espacio en el futuro escenario audiovisual.

No hay comentarios:

Publicar un comentario