martes, 8 de diciembre de 2009

Isabel Bauzá, una todoterreno

Con Isabel no puedo ser objetivo, ella fue mi maestra en mi etapa en Madrid y la pobre tuvo que aguantar mis continuas preguntas sobre la historia de la televisión al mismo tiempo que me asesoraba durante las largas grabaciones para que nunca perdiera la naturalidad. Ella puede enseñar porque lo ha sido todo en televisión desde que ingresó en 1.959. Era apenas una niña a la que vestían de mayor para presentar programas espectáculo pero supo aprovechar cada momento en pantalla.
Tuvo la suerte de estar rodeada de profesionales como Ángel de Echenique (con quien empezó en la radio) o Federico Gallo, un maestro a quien ella echa de menos y con quien le vemos en esta foto del Festival del Mediterráneo.

Su fama a mediados de los 60 era tal que fue la elegida para representar a TVE en el Día de la Televisión que se celebró en Portugal, un país que acababa de inaugurar su propia emisora.
En aquella época Isabelita (ya decía ayer que a todas las llamaban -ita) había sido una de las primeras mujeres en presentar concursos de gran formato como "De 500 a 500.000" donde compartía plató con José Luis Pécker. De aquel programa recuerda que estaba embarazada y que Pedro Amalio López, director-realizador, le iba cerrando el plano cada semana porque no estaba permitido que se viera el bombo y el último día sólo aparecía su cara. Hasta el último día estuvo presentando el concursito de marras, se la llevaron al Hospital un día de emisión.

En 1.971 llegó su gran reto: Siempre en domingo, un ómnibus de 6 horas que se emitía el domingo. Estaban en el invento J.A. Fernández Abajo (con quien aparece en la foto en la sección "Mundo Camp"), Marisol González, Pilar Cañada, Clara Isabel Francia y J.L. Uribarri. Ese año se llevó el Ondas a la Mejor Presentadora.

En plena fama varios problemas de salud y familiares le obligaron a pedir una excedencia y cuando volvió las cosas ya no eran iguales. Aún vivió una etapa interesante en los 80, en 1.984 fue la primera presentadora a quien los Electroduendes le hacían trastadas, junto con Gerardo Amechazurra presentaba la Primera Parte de La Bola de Cristal. Después de 7 meses en el programa se fue a otro infantil, "Espejo mágico" y más tarde se involucró en un ambicioso proyecto documental, "Fases", su último gran programa con el que viajó por todo el mundo y entrevistó a las grandes personalidades del siglo XX en diferentes ámbitos. Tras una etapa tan intensa de viajes y conocimiento, con profundas charlas con premios Nobel, era difícil que pudiera superarse, fue una de las profesionales en sufrir las presiones para que se prejubilara y como tantas otras aceptó, se encontraba desmotivada en una Casa que ya no sentía como suya.
Isabel sigue en mil proyectos, es una mujer activa, divertida y de la que la tele debería aprovecharse.
Las fotos pertenecen a su archivo personal y creo que, como en el caso de ayer, son inéditas.



2 comentarios:

  1. Qué buen repaso, sí señor. Yo me acuerdo sobre todo de su paso por La bola de cristal (su entonces compañero siempre me ha parecido que se parece a Mariñas) y en el Espejo mágico. Qué suerte haber aprendido de ella.

    ResponderEliminar
  2. Con lo leido y con lo visto.
    Te sigo con todas las de la ley.

    saludos blasianos.

    ResponderEliminar