sábado, 27 de febrero de 2010

El Prisionero

Posiblemente la mezcla perfecta entre filosofía y ficción, la adaptación definitiva de lo Kafkiano al universo televisivo. Esta serie producida por la ITV con el apoyo económico de la CBS se emitió como reemplazo veraniego al Show de Jackie Gleason en 1968, sólo 17 capítulos para desarrollar una trama compleja ideada por el protagonista de la serie, Patrick MacGoohan quien, incluso, escribió algunos capítulos.
Un espía secreto presenta su dimisión y cuando llega a casa es sedado con un gas. Cuando se despierta está en una isla idílica donde todos los habitantes son números y nadie recuerda de dónde viene o quizás es que no quieren recordarlo... ¿Por qué está allí? ¿la información que ha ido acumulando es peligrosa para alguien que está fuera de la organización y podría ser peligrosa? ¿le están probando para después dejarlo libre? ¿Por qué todos son números y nunca consigue acceder al Número 1? ¿Por qué el Número 2 nunca es la misma persona?
Cada vez que intenta escapar una bola blanca lo atrapa, una imagen que ha trascendido al tiempo y ha sido parodiada, por ejemplo, en Los Simpson.
Todo lo que rodea a esta serie es fantástico, desde la fortaleza de su protagonista y creador frente a la televisión imperante convenciendo a productora y cadenas para que la financiaran hasta el hecho evidente (aunque no oficial) de que era una continuación de su serie anterior, Agente Secreto. El complejo turístico de Portmeirion (en Cardigan Bay, North Wales) fue el escenario ideal para tan agónica historia. "¡NO SOY UN NÚMERO!"
El año pasado Jim Caviziel protagonizó un remake.



viernes, 26 de febrero de 2010

Julio Iglesias a Eurovisión

En 1970 Julio Iglesias fue seleccionado para representar a TVE en el Festival de Eurovisión y para presentarlo al público como Dios manda se organizó todo un Especial para él. Una hora de canciones en horario de máxima audiencia para publicitar al candidato español.
Ramón Díez, un clásico de la Casa, fue el realizador y todo se cuidó para que Julito mostrara todas sus capacidades y versatilidad artística (ejem).
Como todo el mundo sabe, Julio no ganó pero fue su primera aparición a nivel europeo, un gran paso para su inminente carrera internacional. De aquella actuación él recuerda que le vistieron de un azul claro intenso (porque quedaba muy bien en televisión, tanto en B/N como en color, le dijeron) y que para evitar que metiera las manos en los bolsillos se los cosieron.


miércoles, 24 de febrero de 2010

Ayer noticia, hoy dinero

Preguntas sobre hechos que fueron noticia años ha, esa era la base de un concurso de muchísimo éxito en 1961. Cada viernes durante media horita TVE conectaba con los estudios Miramar de Barcelona para dar paso a Mario Beut y Estanis González que, dirigidos por Eugenio Pena presentaban este concurso.
Los concursantes tenían ayuda telefónica del Equipo SOS que podía consultar bibliografía, o sea, un antecedente de la llamada comodín.
Por supuesto, y como tantas veces habéis leído en este blog, no se conserva ningún programa.

martes, 23 de febrero de 2010

Uribarri a Eurovisión (una vez más)

Tras una gala aburrida, con fallos técnicos, con una Igartiburu histérica que invitaba a cualquier espectador a cambiar de canal, se elegió representante de TVE (no de España, Anne) para el Festival de Eurovisión pero en realidad aquí lo que importa es que también irá José Luis Uribarri para retransmitir el asunto. Desde que participara en el concurso Caras nuevas en 1958 y fuera contratado por la Casa, este hombre ha hecho de todo a pesar de que últimamente sólo se hable de su faceta eurovisiva.
Sus primeros años lo ligaron a la información, ya fuera en el Telediario o bien en programas autopromocionales como TVE es noticia. Fue a finales de los 60 cuando comenzó a introducirse en programas musicales y en 1969 realizó su primera retransmisión de Eurovisión.
Fue el programa Aplauso, que dirigió desde 1978 hasta 1983 su último triunfo televisivo y el más recordado. En su primera etapa (verano del 78) sí que apareció como presentador pero a partir de septiembre le hicieron ver que un programa destinado al público juvenil debía tener otro tipo de comunicador y así comenzó el vaivén de presentadoras: Silvia Tortosa, Mercedes Rodríguez, Adriana Ozores, María Casal... y por allí en medio estaba Fradejas clamando "¡la juventud baila!".
Por cierto, la foto de arriba creo que es una exclusiva recuperada de un viejo archivo, en ella José Luis aparece con su hija Susana, hoy famosa por asuntos ajenos a su profesión.
Por Aplauso pasaron todos los artistas importantes de la época y siempre que hay que recordar lso 70/80 vemos imágenes de sus actuaciones en el programa, el decorado es inconfundible y la realización de Hugo Stuven también.
Uribarri es un hombre con conocimientos, con una voz impresionantemente conservada, con una dicción impecable y, sin duda, es el comentarista por excelencia para la mayor parte de los espectadores a pesar de las críticas de algunos eurofans. Como defecto podemos destacar su tendencia a la autopublicidad y a un cierto martirio. Ayer mismo dio buena muestra de ello al largarse un discurso que no le interesaba a nadie a esas horas de la noche sobre su trayectoria televisiva y los agradecimientos a gente que le había dado oportunidades. Llegó a decir que se sentía como Almodóvar en la Gala de los Goya... ejem...
Lo cierto es que se convertirá en el comunicador más veterano de toda Europa en estas lides, 25 retransmisiones le avalan y yo celebro su vuelta. Eso sí, espero que no vuelva a despedirse, de nuevo, aludiendo a sus años en la casa y bla bla bla...

lunes, 22 de febrero de 2010

Dos chicas de la casa

El otro día abrimos la veda para hablar de las locutoras de TVE, esa figura distante con voz sensual y dicción perfecta que estaban ahí para cualquier eventualidad aunque lo que esperaban todas era tener su programa y huir de los turnos del locutorio. Hoy hablaremos de dos de ellas pero por algo concreto que explicaré al final. Comenzamos con Pilar Cañada que durante los 60 y 70 paseó su rostro impertérrito y sus maneras elegantes por Prado del Rey.
Le tocó defender multitud de proyectos pero quizás su mayor éxito fue "Siempre en Domingo" en 1971/72 acompañada de J.A. Fdez. Abajo, Isabel Bauzá y Marisol González.
Jana Escribano comenzó su carrera televisiva recién iniciada la década de los 70. Fue un rostro omnipresente durante aquella época, tan pronto hacía magazines como Revistero u Hoy por Hoy como te presentaba un informativo.
De hecho, durante los 80 se dedicó principalmente a este último género en programas como Siete Días o en sustituciones de Informe Semanal. Los últimos años fue postergada al Canal Internacional como tantas otras profesionales.

Y bien, ¿por qué he unido a estas dos locutoras en una misma entrada? Pues porque hoy que se celebra en la Uno la selección para el Festival de Eurovisión de este año no está mal recordar que estas dos buenas mujeres presentaron un programa similar en 1976, aquí tenéis unas imágenes:


sábado, 20 de febrero de 2010

Barrio Sésamo desde Barcelona

Cuando hablé de Barrio Sésamo hace unos meses con motivo de su 40 aniversario se quedó un poco colgada la última etapa española, la que se realizó en los estudios de Sant Cugat del Vallés en Barcelona desde 1996 hasta 2000. El hecho de que hoy en día no sea tan recordada es simple: en primer lugar, el apogeo de las privadas ya no era algo efímero, ya estaban ahí y sus programas infantiles ya contaban en las audiencias y por otra parte, este Sésamo se emitió a las 8am en la mayor parte de su andadura así que es difícil que llegara a tanto público como en etapas anteriores. A pesar de eso recuerdo algo que ya había comentado aquí, en su día consiguió el premio al mejor decorado de todas las versiones del momento, otorgado por la propia productora original.
Y en ese decorado de una calle con aires mediterráneos se movía el personaje principal, Bluki, según la Muppet Wiki un monstruito con aires gatunos, especialmente en sus orejas puntiagudas. En todo caso, sea lo que sea este muñeco consiguió hacerse con los corazones del habitante de su barrio que intentaban enseñarle las normas básicas de convivencia y respeto.
Gaspar, Vera y Bubo eran los encargados de tales explicaciones y en aquella pequeña calle se daban todos los ejemplos posibles para confirmar lo que ellos decían, razas, etnias, ideas, caracteres...
En definitiva, esta versión no es precisamente la más querida por los espectadores pero tampoco merece caer en el olvido. De hecho, hay que tener en cuenta que se grababa en dos lenguas: castellano y catalán y eso ya forma parte de la pequeña historia de los infantiles de TVE.



jueves, 18 de febrero de 2010

Doce hombres sin piedad ¡en 1959!

Hace poco dediqué una entrada a "Doce hombres sin piedad", la versión más conocida, la de Gustavo Pérez Puig pero hete aquí que revisando mis documentos más viejunos encontré esta foto de 1959 que había olvidado por completo. Resulta que Juan Guerrero Zamora había realizado una primera versión de esta obra, es decir, tan sólo 6 años después de su emisión en directo en la CBS y 3 desde la inauguración de TVE. A algunos esto le parecera mucho tiempo pero teniendo en cuenta el retraso que llevábamos acumulado en este término a mí me parece una minucia.
Lo curioso es que esa primera versión ya tenía a algunos de los actores de la siguiente versión (considerada por los críticos como definitiva): José Bódalo, Jesús Puente e Ismael Merlo.
El hecho de que se hable siempre de la segunda versión es simple, es de la que se conserva grabación, la primera se realizó en directo y no existe siquiera un kinescopio. Una pena.

martes, 16 de febrero de 2010

Esto no es lo que parece

Tras el exitazo alcanzado junto a Miriam Díaz-Aroca en el "Un, dos, tres" Jordi Estadella se pasó a la 2 con un proyecto más modesto pero también más personal, "Esto no es lo que parece". La noche de los sábados en la 2 (después de la transmisión del fútbol) en la temporada 1994/95 era para las entrevistas y debates dirigidos y presentados por este orondo comunicador. Entre los invitados que aparecieron en el elegantísimo (y cambiante) decorado podemos destacar a Carmen Maura (en la foto), Gina Lollobrigida o Marcello Mastroianni. Conversaciones pausadas pero no exentas de la ironía características en Jordi.
Él mismo era el director de este talk show que personalmente recuerdo con mucho agrado. Aproximadamente un millón cien mil espectadores eran fieles al espacio en el que sólo había una persona en las gradas del público. Al final fue cogiendo confianza y se llevó su propio sillón orejero y una lámpara de pie para leer un poco si el tema no le interesaba.

domingo, 14 de febrero de 2010

Aeropuerto Telefunken

En 1958 Pedro Amalio López todavía no era el prestigioso realizador de dramáticos que sería a partir de los 60 así que tenía que forjarse en otro tipo de espacios como los musicales y ahí estaban Blanquita Álvarez y Mariano Ozores (padre) para presentar "Aeropuerto Telefunken". El decorado simulaba la sala de espera de un aeropuerto y ellos se encargaban de recibir a los invitados que llegaban procedentes de Dios sabe dónde. Una pequeña entrevista y actuación musical, no parece gran cosa pero era suficiente para aquellos primeros programas patrocinados y más teniendo en cuenta las estrecheces del Paseo de la Habana.
Los jueves a las 22.30 comenzaba este espacio que en su momento tuvo gran éxito entre los cuatro gatos que tenían televisor.

viernes, 12 de febrero de 2010

Raúl Matas en Buenas tardes

El otro día hablábamos de uno de los primeros magazines de tarde de TVE (sino el primero). Joaquín Prat fue el primer presentador en 1970 y Raúl Matas le continuó desde 1971 a 1973. Este chileno había llegado a España en 1958 para presentar en Radio Madrid (la SER) "Discomanía" un exitazo en toda regla. A TVE llegó a principios de los 60 y presentó programas como "Cancionero", "Media hora con..." o "Al compás de las estrellas".
Matas no sólo triunfó en España, también lo hizo en Argentina y en su país donde volvió a mediados de los 70 y donde continuó trabajando hasta su muerte con 83 años. Todo aquel que trabajó con él destaca su humanidad, su simpatía y su exquisita profesionalidad. El adjetivo "caballero" se repite constantemente.

jueves, 11 de febrero de 2010

Concha Velasco en TVE

Hace poco celebró su cumpleaños con las cámaras delante y es algo a lo que está acostumbrada, esta artista se ha pasado buena parte de su vida dándolo todo por el espectáculo y la tele no ha sido ajena a ello. Cuando todavía era Conchita y aparecía en películas como Las chicas de la Cruz Roja, empezó a pisar el Paseo de la Habana primero y Prado del Rey después para intervenir en dramáticos como La Alondra, en 1964, acompañada de Carlos Larrañaga.
En 1969 se convirtió en Doña Inés en un Don Juan Tenorio encarnado por Paco Rabal que vio toda España. Tenía miedo de resultar poco creíble porque ya era mayorcita para interpretar a la dulce novicia pero ya era una actriz solvente que supo encontrar el punto de ingenuidad a este personaje.
¡Qué decir de la Teresa de Jesús dirigida por Josefina Molina! En 1984 se emitió esta serie en la que pocos confiaban y resultó ser un revulsivo para la carrera de Concha (ya sin el "ita"). Se quitó el lunar de mentira, se puso años y fue una santa televisiva.
Muy criticado fue por entonces que justo a la semana siguiente de la emisión de Teresa de Jesús apareciera en La Comedia Española cantando aquello de "Soy el águila de fuegooooo" y más aún que en vez de dedicarse a papeles más serios tras el triunfo dramático de aquella serie, se pusiera a presentar los especiales de Nochevieja desde 1985 a 1987 pero ella quería demostrar su versatilidad.
En 1990 se vuelve a unir a su querido Navarrete (realizador de los especiales de Nochevieja) para presentar "¡Viva el espectáculo!" y tras una temporada rodeada de grandes estrellas en Florida Park decide irse a las privadas donde también hará de todo.
En 2001 volvió al Ente para presentar un magazine que comenzó siendo nostálgico y terminó en crónica negra y corazón, "Tiempo al tiempo". Ella misma reconoció que necesitaba el dinero.
En 2008 volvió a triunfar con la serie "Herederos" y es que Concha, nuestra Concha, vale para todo.




miércoles, 10 de febrero de 2010

Tea Party

En 1965 Eurovisión encargó a Harold Pinter una obra para que se montara en cada uno de los países miembros como celebración del Día Mundial del Teatro. El resultado fue Tea Party y en España fue dirigida y realizada por Marcos Reyes con decorados de Julio León. Si por algo hay que destacar este dramático, aparte de lo por anterior, es porque en nuestro país se usó por primera vez la empalmadora de video, es decir, se podía cortar físicamente la cinta (como el celuloide) para realizar ciertos montajes (tampoco sin pasarse). De esta forma se avanzaba en la edición porque anteriormente sólo se podía cortar con un fundido negro para separar los diferentes bloques de grabación.
Fernando Rey fue el protagonista de la versión española y no tengo constancia de que la grabación permanezca en el archivo de TVE así que disfrutemos de las fotos que nos ayudan a hacernos una idea del ambiente de grabación e incluso del tipo de realización por la colocación de las cámaras.

martes, 9 de febrero de 2010

Un paseo por el tiempo

El 27 de abril de 1995 Julia Otero compareció ante los espectadores de la Primera para presentar un nuevo programa, era su vuelta a la tele pública y lo hacía con un espacio de entrevistas que ya se había emitido en TV3 dirigido y presentado por Joaquín María Punyal que ahora ejercía de productor ejecutivo de la versión nacional. Sergi Schaff era el realizador, el hombre con quien la Otero había dado sus primeros pasos televisivos. El filósofo Gustavo Bueno el primer invitado.
El formato recordaba un poco al mítico "Ésta es su vida", de hecho, la productora original americana demandó al programa por plagio aunque finalmente aquello quedó en nada. Se trataba de entrevistar a un invitado y al mismo tiempo recordar su contexto histórico. Para ello se valían de todas las armas televisivas: sorpresas en plató, reportajes, imágenes de archivo, conexiones... El resultado era excelente y por eso los invitados, como Ana Belén, solían emocionarse al final.
La conversación transcurría en un decorado que representaba una cafetería de nombre "El Club", un ambiente perfectamente recreado por Lluis Gràcia.
Tan sólo 14 entregas fueron preparadas por el equipo de Punyal, no sé si esperaban renovación o si ya sólo contaban con una temporada desdel el principio. Lo cierto es que nos dejó momentos inolvidables como cuando le ofrecieron a Luis de Vilallonga la oportunidad de dirigir una orquesta, la radionovela interpretada por Luis del Olmo, Iñaki Gabilondo y Julia o la reunión de Martes y 13 y Tricicle demostrando su admiración.

Recientemente le dedicaron un reportaje en el "Memòries de la tele" de TVE en Cataluña. Su guionista Marcel Gorgori nos cuenta anécdotas muy interesantes de la intrahistoria del programa, aquí tenéis el enlace:
http://www.rtve.es/mediateca/videos/20100111/marcel-gorgori---personatge/664911.shtml

No os perdáis el momento en que recuerdan cuando conectaron con la Puerta de Alcalá para darle una sorpresa a Ana Belén, es emocionante.
En youtube sólo he encontrado este fragmento, precisamente del día en el que la cantante era la invitada.

lunes, 8 de febrero de 2010

Buenas tardes, 1970

Cada temporada somos testigos del comienzo de nuevas temporadas de los magazines de tarde más asentados o del estreno de formatos que prometen hacer algo distinto. Esto no es nada nuevo, ya en 1970 Joaquín Prat presentaba "Buenas tardes", quizás el primer gran intento de hacer un macro-espacio contenedor de pequeñas secciones, entrevistas, música, conexiones y telefilmes. Presentadoras de la casa como Marisa Medina o Nelly (en la foto) ayudaban a Prat en su cometido, descrito por él mismo como "vehículo de unión entre un microespacio y otro. Debe establecer una línea de naturalidad y sencillez procurando, en todo momento, que se luzca el entrevistado y no el entrevistador. Me gustaría utilizar el gag siempre que sea bueno". Sabias palabras de las que deberíamos aprender todos los que nos dedicamos a esto.

"Buenas tardes" suponía un gran esfuerzo para TVE en aquel momento, la audiencia a esas horas era prácticamente mínima pero se decidió abrir una ventana para un público no sólo femenino. 70 profesionales se encargaban de dotar de contenido a un programa que tenía 35 secciones semanales y unas 15 conexiones en directo.
Entrevistas, música, colaboradores, humor (por ejemplo con Joaquín Portillo, en la foto), conexiones... Como véis todo está inventado, lo que cambia es la forma.

José Luis Monter fue nombrado productor ejecutivo y, por tanto, coordinador de los equipos y lo digo en plural porque se les ocurrió una idea que no es ninguna tontería, organizar un grupo de director-guionistas-realizador para cada día de tal forma que no se caía en la rutina ni en la repetición. Eso sí, era un lujo.


El programa se mantuvo varias temporadas aunque cambió de presentadores, en 1971 tomó las riendas el chileno Raúl Matas y poco a poco se fue reconvirtiendo en algo menos ambicioso pero que quede constancia de su existencia.

viernes, 5 de febrero de 2010

Locutoras de continuidad

Buenas tardes señoras y señores, bienvenidos a TVE, les informamos de los programas que podrán ver a continuación...
Más o menos así era el inicio de la intervención de las locutoras de continuidad, esas mujeres que nos daban paso a la programación de tarde o noche o despedían la emisión de la jornada antes del Himno Nacional. Profesionales como Isabel Bauzá hicieron muchas guardias en la garita de locución esperando su turno o bien atentas a que cualquier eventualidad cortara la emisión y tuvieran que intervenir ellas pidiendo disculpas por la interrupción y aguantando el tipo. La propia Isabel me comentó que una vez tuvo que suplir a un comentarista deportivo en directo porque falló la conexión y ahí estaba la pobre sin tener ni idea de fútbol y retransmitiendo jugadas que era incapaz de distinguir en el pequeño monitor del locutorio.
Esta figura comenzó con la propia televisión pero a partir de los 60 se hicieron indispensables al aumentar la programación y los centros de producción con los que había que conectar. Trabajaban por turnos y todas deseaban que les tocara presentar un programa de la casa que les permitiera liberarse de las guardias una temporada. Marisa Medina comenzó en TVE con "Fin de semana" pero enseguida se hizo popular como locutora de continuidad. Su memoria prodigiosa le permitía aprenderse los tochos de la programación y no mirar al papel en toda su intervención.
No me digáis que esta foto no es una chulada, fue recuperada del archivo por Javier Herráez, del departamento de fotografía de TVE.
Con la inauguración del Centro de Producción de Programas de Miramar en Barcelona también aparecieron las primeras locutoras de allá como Irene Mir (en la foto), Aurora Claramunt (proveniente del "Un, dos, tres..."), Ana María Solsona o el primer (y creo que único) locutor de continuidad, el gran José Luis Barcelona al que apodaron "el tío Averías" porque siempre le tocaba pedir disculpas por el fallo de la conexión con Prado del Rey.
Algunas de las locutoras solían tener programa propio cada temporada como esta beldad llamada Marisol González a la que podíamos ver luciendo palmito en espacios como "Canción 71" o "Siempre en domingo", precisamente este último compartiendo plano con otra compañera, Isabel Bauzá.
Con los 70 se produjo un relevo y aparecieron nuevos rostros como el de Jana Escribano, una bella con una voz profunda a la que de pequeño veía sustituyendo a Mari Carmen García Vela en Informe Semanal durante el verano.
Marisa Abad fue otro de esos rostros setenteros que tan pronto la veías anunciando la programación como presentando Gente Joven o Bla bla bla. Ella me confirmó en una entrevista hace un par de años el pitoste que se montó cuando contrataron a Bárbara Rey para presentar Palmarés en 1976. Aquello fue considerado intrusismo y no entendían que habiendo muchas presentadoras en plantilla se apostara por una artista conocida principalmente por la prensa rosa. Marisa me explicó que ellas entendían que se fichara a una estrella como Raffaella Carrá, una show woman para un programa espectáculo, pero lo de Bárbara Rey provocó sus protestas públicas. De nada sirvieron, por cierto.
Marisa Naranjo, esa canariona con una de las voces más límpidas de la televisión, fue otro rostro de los 70 que aguantó hasta los 80 en el estudio de locución aunque eso sí, desde finales de los 70 las guardias pasaron a mejor vida, afortunadamente para ellas, claro.

Os dejo con un video en el que se ve la intervención de una estas aguerridas mujeres: