miércoles, 8 de agosto de 2012

Un, dos, tres... muy especial


El 6 de noviembre de 1992, en pleno aniversario del descubrimiento de América, comenzó el "Un, dos, tres" a la hora habitual con las Hurtado haciendo su monólogo y explicando que el programa de esa noche sería el primer especial "especial" de la historia del programa (no contaban el del vigésimo aniversario celebrado unos meses antes) y que estaría dedicado al Erotismo. No obstante, durante varios días se había anunciado en TVE que ese viernes se emitiría un programa en el que se desvelarían detalles recién conocidos sobre la efeméride americana que podrían cambiar la idea que teníamos sobre Colón and friends. Jordi Estadella advertía a lo largo del concurso que en cualquier momento podrían ser interrumpidos.


Y efectivamente así fue, durante la subasta apareció la careta de la red de Eurovisión que nos indicaba una conexión urgente y, para sorpresa de los espectadores, un plano general nos presentaba una imitación medieval del decorado del Telediario aunque se respetaba su sintonía. El "presentador" era Pedrique de Piqueras, o sea, el actor Juanjo Menéndez que uniría una serie de sketches sobre la situación de la España previa al descubrimiento.


Guillermo Montesinos era un trasunto de Arturo Pérez Reverte e informaba desde los distintos "puntos calientes" de aquella historia trascendental para la historia de España.


Una de las conexiones más esperadas era con la portavocía del gobierno donde varios cronistas esperaban las palabras oficiales.


Julia Martínez, la recordada protagonista de "La casa de los Martínez" y voz de Rose Nylund de "Las chicas de oro", encarnaba a una Rosa Conde que se equivocaba tanto como la original.


Entre aquellos cronistas destacaba el recientemente fallecido Paco Valladares que hablaba, cómo no, en verso.


Y por La Vanguardia uno de los grandes de los dramáticos de la edad dorada, José María Caffarel, al que los chavales de la época también lo recordábamos por "El profesor Popsnagle".


Las azafatas del programa tenían en esta ocasión menos protagonismo pero aún así realizaron un par de números musicales, como era habitual.



La pobre Carolina intentaba conseguir huevos de la cocina de palacio para que Cristobal Colón convenciera a los mandamases de que la tierra no era plana...



Aquella cocina estaba comandada por Elena Santonja, que daba la bienvenida a sus espectadores de "Con los dedos en la masilla".


Jordi Estadella era un militar al mando de un ejército que luchaba contra los infieles al cristianismo y Arévalo era el encargado de pasarle la lista de "bajas" entre las que se encontraban Alaska, Marta Sánchez y Torrebruno, ejem...


En cuanto a las carabelas, Agustín González seleccionaba a los candidatos para poder avistar tierra y proferir ese mítico grito.


Entre los participantes se encontraba un concentradísimo Antonio Resines que usaba el método para "actuar" convenientemente, algo que desesperaba al impaciente Agustín.


Quique San Francisco también intentaba ser el elegido para tamaña responsabilidad... sin éxito.


Por otra parte, el reportero del Telediario era detenido por los guardas Alfonso del Real y Zori por ser sospechoso de judaísmo.


Los moriscos expulsados de España subían al barco con tristeza pero después se daban cuenta de que nunca habían sido bienvenidos y en una ácida canción repasaban algunos de los defectos de los nacionales.


Desde el Telediario, Pedrique de Piqueras conectaba con otras televisiones del orbe para ver cómo se trataba la noticia y en todas ellas una Miriam Díaz Aroca de lo más expresiva se encargaba de la traducción en lengua de signos, ¿os suena a "Tacones lejanos"?


La llegada a las Américas de un par de "mataos" era recibida en color por las aborígenes, espectaculares indias que dejaban con la boca abierta a los españolitos.


Que conste que el concurso seguía adelante y que también hubo coches, tres nada menos... Aquel "especial" que fue tan inteligentemente promocionado tuvo más de cinco millones de espectadores, un 39,1% de share en plena división de audiencias y con "Sensación de vivir " y "Melrose Place" compitiendo desde Tele 5. Un reparto excepcional del que sólo hemos destacado a algunos de los integrantes pero en el que también se encontraban Gracita Morales, Ramón Sánchez Ocaña o Joaquín Arozamena se movía en decorados que homenajeaban a Mingote. Un conjunto que remitía directamente a "Historia de la frivolidad".

6 comentarios:

  1. qué ingenioso todo! no lo recuerdo para nada (como siempre) pero me encantaría volver a verlo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En este enlace puedes ver algunos vídeos de ese programa:

      http://undostresweb.16mb.com/temasdescubrimientoamerica.html

      Eliminar
  2. Gracias a las imágenes y en especial a los decorados dibujados en blanco y negro lo recuerdo y menudo plantel de actores de primer orden consiguió reunir Chicho para el especial casi parece uno de los míticos Estudio 1 jeje. Y digo que creo recordar porque en su momento se explicó no sé si dentro del propipo programa cómo se habían hecho los decorados aparte de los secretos escondían, donde aparecía una puerta dibujada era de verdad y cosas similares. Lo que desconocía era las pedazo audiencias tenía y eso que estábamos ya en los 90.

    ResponderEliminar
  3. Era su segunda temporada con Miriam-Jordi y ya estaban bajando debido a la fragmentación de audiencias, la primera fue aún más exitosa, con shares superiores al 50%.

    ResponderEliminar
  4. Genial como siempre!! Sólo una cosa; el programa se emitió el 6 de noviembre, no de octubre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el enlace y la aclaración, Antonio.

      Eliminar