jueves, 8 de noviembre de 2012

Ondas para Igartiburu

Ya se han dado a conocer los Ondas de este año y uno de ellos irá a parar a Anne Igartiburu. Sin entrar en valoraciones personales lo cierto es que se ha convertido en uno de los rostros clásicos de TVE, pocas caras han aparecido a diario durante 15 años. Además de su aportación melosa a la crónica social, ha sido elegida por la Casa para presentar algunas apuestas de prime-time y es habitual en los espeiales Navideños amén de las Campanadas. Actualmente sobrevive en la programación con "+Gente" pero este premio nos obliga a echar un vistazo a su carrera.
Aunque sus estudios la dirigían al mundo de la empresa, en 1993 comenzó a trabajar en la televisión local de Arrasate donde llamó la atención de los directivos de ETB, la autonómica vasca, y fue fichada ese mismo año.
Poco tiempo permaneció en el País Vasco porque en 1994 Valerio Lazarov la fichó para el concurso sentimentaloide "Una pareja feliz" donde se convirtió en una suerte de show-woman, numeritos musicales incluídos, experiencia que posteriormente aprovecharía en los Telepasión.
En 1997 comienza su larga colaboración con TVE pero no con "Corazón de...", su programa por excelencia, sino en un espacio en la 2, "El imperdible", una guía cultural para la que sorprendió su fichaje, sobre todo teniendo en cuenta que los espectadores la conocían por un programa espectáculo al estilo Lazarov. Unos meses después, en verano, inicia su etapa rosa donde la pudimos ver hasta este mismo año. Lo único que cambiaba era el nombre del programa según la estación (hasta que se estabilizó como "Corazón" y punto) y los llamativos decorados de Ágatha Ruíz de la Prada.
Aquel 97 fue intenso para Anne puesto que volvió a trabajar con Lazarov, productor de otro concurso de parejas para prime-time pero esta vez en la Primera, "Maridos y mujeres" con Alonso Caparrós. Un fracaso de audiencia que no impidió que TVE volviera a ofrecerle innumerables ocasiones de demostrar su valía en el mejor horario. Como estrella de la cadena ha retransmitido las Campanadas desde 2005 y ya hay foros que reivindican que este año esté acompañada de la simpar Mariló Montero. Eso sí, propongo que no lo hagan desde el balcón, no sea que...
2005 marca el inicio de su etapa campanera y de su éxito (por fin) en la noche con "Mira quien baila", concurso de baile con famosos generalmente torpes que se mantuvo cuatro temporadas en la pública.
Igartiburu intentó repetir triunfo con otros shows sin conseguirlo, quizás porque algunos formatos eran indefendibles. Cada Navidad nos la encontramos presentando "El Disco del Año", las Nocheviejas y lo que haga falta, hay rumores de que este año retransmitirá la Misa del Gallo pero no hay confirmación oficial.
Esta temporada ha recibido el difícil encargo de levantar la última franja de la tarde en la Uno y de momento, a pesar de sus indudables esfuerzos, no consigue llegar al 7%. Resumir la prolífica carrera de esta vasca es difícil, películas, series, galas, Eurovisión... El IMDB va a estallar por su culpa, lo que no se puede negar es su amor por el trabajo. El Ondas quizás quiera reconocer su constancia, que no es poco. Enhorabuena.

4 comentarios:

  1. ¿es cierto que durante un tiempo, los telediarios de TVE de los sábados y domingos no se llamaban precisamente "Telediario"? ¿porqué dichos telediarios se llamaban "Noticias del sábado", "Noticias del domingo" y "48 horas"?

    Sé que "48 horas" duró de 1987 hasta el 89, pero lo que quisiera saber también es cuánto duraron en antena los programas "Noticias del sábado" y "Noticias del domingo".

    ResponderEliminar
  2. Anne con sus virtudes y defectos ha sido "la niña mimada de TVE". Y no diga nada más...jaja. También le doy mi felicitación por el premio Ondas.

    ResponderEliminar
  3. También hubo un presentador en TVE durante 16 años, con éxitos mas grandes que los que ha tenido Anne y nunca le dieron el premio Ondas.

    ResponderEliminar
  4. Igartiburu me cae taaaaan mal. La chica era mala de narices cuando empezó y solo ha logrado ser algo menos mala (que no buena) a fuerza de años y años y horas y horas de TV que le han ofrecido una y otra vez a pesar de su evidente falta de talento y capacidad. Han pasado por la televisión montones de rostros que se merecían mucho más que ella las incontables oportunidades que se le han dado.

    ResponderEliminar