viernes, 14 de febrero de 2014

50 años de TVE Canarias



19h del 12 de febrero de 1964, la marquesa de Villaverde (o sea, Carmen Franco) bajo la atenta mirada de Manuel Fraga, Ministro de Información y Turismo, pulsa el botón que da comienzo oficial a las emisiones de TVE Canarias. Ocho años después de la inauguración del Paseo de la Habana (Madrid) y cuatro de Miramar (Barcelona), se inaugura el tercer centro de producción televisivo en un territorio que, hasta ese momento, había sido olvidado. La Casa del Marino en Las Palmas de Gran Canaria, alberga aquellas primigenias instalaciones que permitirán conectar (aunque sea con retraso) a las Islas con la Península.


Hasta 1971 en que se trasladan a un chalé de la plazoleta Milton, este centro ejerce de cadena autónoma porque no se disponía de señal por satélite que enlazara con Madrid así que los programas y series nacionales (e internacionales) se recibían con una semana de retraso vía aérea. De esta forma y durante 5 años tuvieron que producir informativos y entretenimiento desde unos modestos estudios. Eso hizo que sus primeros presentadores se hicieran popularísimos, su presencia era constante y si no, que se lo pregunten a Rosy Jorge que desde 1966 dió la cara en infinidad de emisiones, entraba a trabajar a las 10h y salía a las 2h.


Otro de los pioneros fue Pascual Calabuig, voz reconocible en la radio canaria desde los 50 y que entró en la tele para ser el periodista deportivo de referencia. El día 12 acudió a una edición especial de "El Debate de la 1 Canarias" para rememorar aquellos tiempos y presumió de ser el único miembro de la plantilla original de "Radiogaceta de los deportes" (RNE) que sigue vivo.


No se imaginaba el Franquismo que aquella mini-sede de TVE iba a ayudar, no sólo para conectarles con la Península y "hacer patria y unión" sino también para reforzar vínculos entre las islas y reivindicar su folklore. La tele ayudó a recuperar viejas costumbres o incluso disciplinas deportivas casi perdidas como la lucha canaria que se convirtieron en reclamo televisivo. Además, una vez conectados gracias a Intelsat IV con Madrid, se pudo enviar noticias importantes para ellos que también lo fueron para el resto del mundo como las espectaculares imágenes de la erupción del volcán Teneguía (La Palma) en 1971 y que pillaron a una jovencísima Cristina García Ramos de sorpresa durante un reportaje.


También dió la vuelta al globo la terrible imagen del accidente aéreo en Los Rodeos (Tenerife, 1977) en el que fallecieron casi 600 personas.
   La cercanía con el Sáhara permitió que fuera un reportero canario quien narrara la Marcha Verde para los informativos nacionales.


En 1971 habían comenzado las emisiones de "Telecanarias", el informativo autonómico todavía en antena que sirvió de altavoz para esas noticias que no tenían cabida en los Telediarios nacionales. La sensibilidad de cada una de las islas se vió reflejada en aquellos primeros noticiarios que, además, ejercían una labor divulgativa.


A finales de los 70 comienza una rápida evolución tecnológica, con la llegada de equipos de filmación en color (que se usaron, por ejemplo, para grabar la desgracia de Los Rodeos), la inaguración de otra sede en Tenerife y, ya en el 81, el color para toda la programación y la conexión con UHF (la 2). Algunos de los profesionales que habían destacado, como Cristina Gª Ramos o Paco Montesdeoca, fueron trasladados a Prado del Rey y eso permitió que el acento canario se escuchara de forma habitual en la programación nacional.


Pero sin duda el espacio más recordado de la historia de TVE Canarias es "Tenderete" que ya ha superado sus 40 años de historia. Este espacio folklórico iniciado por el añorado Fernando Díaz Cutillas "Nanino" comenzó tímidamente para reivindicar la música propia y creció hasta ser una referencia incluso internacional gracias a su difusión mundial por TVE.


Hoy en día, y tras varias etapas difíciles que incluyeron la desaparición de su director, una temporal cancelación y traslado a la tele autonómica canaria, "Tenderete" sigue semana a semana en una TVE que ha recuperado su identidad y las horas de emisión que había perdido en los últimos tiempos. En definitiva, celebra su quincuagésimo aniversario con bastante mejor salud de la que se podía vislumbrar hace apenas 5 años.


No hay comentarios:

Publicar un comentario