lunes, 22 de junio de 2015

Holmes and Company

Conan Doyle es un clásico de la literatura pero también del cine y la televisión. Su personaje Sherlock Holmes ha sido adaptado cientos de veces, en multitud de países y con giros más o menos originales en su presentación aunque las historias y las características principales del investigador y su amigo John Watson sean respetadas. En 1960 la BBC ya había versionado varios de los relatos del escritor, como también habían hecho la italiana RAI y la francesa ORTF, sin embargo en TVE el primer Holmes que apareció fue el del título del programa "Holmes and Company" protagonizado por un insigne actor de gran éxito en el teatro, Ismael Merlo (padre de María Luisa, abuelo de Luis). En realidad, Holmes sólo era una "percha" porque el protagonista de esta serie semanal de 15 minutos de duración era don Paco, "un pobre hombre que se dedica a jugar a ser detective por vocación aunque no tiene aptitud para ello. Por esto siempre está viendo "casos" donde no los hay, lo cual me da pie a situaciones que puede ser graciosas. Mi personaje no es más que una caricatura de los detectives de novela policíaca pero construido a propósito en broma" decía su creador y guionista Manuel Ruiz Castillo.

Don Ismael estaba comenzando a colaborar con TVE y parecía disfrutar con la experiencia: "Este programa me agrada de verdad, tanto por el tema general, de humor semipolicíaco, como por lo agradecido de mi trabajo de actor". Estas palabras, pronunciadas en enero del 60 para la revista TeleRadio, no eran más que el inicio de una provechosa relación con la tele, donde llegaría a protagonizar cientos de dramáticos en los que demostró su versatilidad.
   A Merlo le acompañaba en "Holmes and Company" la actriz Lola Cardona, en uno de sus primeros papeles protagonistas. Ella era la secretaria que tenía que aguantar todas las meteduras de pata de un jefe bastante inepto. El guionista, que había sido Premio Calderón de Teatro por "Un diablo que se llama Leopoldo", confesaba al periodista Rafael Martín que ésta era una serie sin grandes pretensiones: "Lo que busco es lo mismo que cuando hice "Los Tele-Rodríguez" (considerada la primera sitcom española) y otros programas: el entretener a los espectadores durante unos minutos sin que tengan para ello que pensar demasiado ni complicarse la vida siguiendo en el televisor una trama retorcida en la que, como se dice ahora, tengan que captar entre líneas un mensaje. Mi único propósito es el de hacer sonreír al público de una manera amable y sin complicaciones. Yo creo que esta es una obligación de todo humorista".
   "Holmes and Company" se emitía los viernes a las 21.45h, patrocinado por el detergente Omo. Completaba la programación nocturna de aquella temporada la segunda edición del Telediario, el concurso "Ayer noticia, hoy dinero" y el magazine "Cuarta dimensión" presentado por Tico Medina.

2 comentarios:

  1. De una familia que tenía televisor, vamos, una sitcom familiar pero con la que pretendían que se identificaran los escasísimos propietarios de una tele.

    ResponderEliminar