martes, 16 de junio de 2015

Las enfermeras

 

En el verano de 1963 comenzó su emisión una serie que debería haber marcado un antes y un después en TVE por su planteamiento, su formato, sus protagonistas y su realización... pero no fue así. "Las enfermeras" fue la primera de nuestra tele centrada en un grupo de mujeres profesionales e independientes, la primera también en poner el foco en una profesión y que lo dejara claro en el título y la primera de producción propia en localizarse en un hospital. No eran estas las únicas novedades que presentaba pero a pesar de todo esto, no se convirtió en un éxito y enseguida pasó al olvido. Hasta ahora, claro, aunque he de recordar que hace unos años ya hablamos aquí brevemente de ella.


María Massip (en la foto), Perla Cristal, Josefina Jartín (en la primera foto), Nuria Torray (en la imagen inferior) y Paco Morán encarnaban a los personajes fijos de esta serie realizada en directo (no había otra posibilidad en aquella época) desde el Estudio 3 (así se denominaba el plató que alquilaban a Sevilla Films). Ricardo Blasco era su realizador y provenía del cine donde ya había dirigido las películas "Armas contra la ley", "Gringo" y "Autopsia a un criminal". Tras las críticas al primer episodio al que habían acusado de ser, atención, demasiado frenético y con muchos cambios de decorados, decía el director: "No está desacertado. Mi experiencia cinematográfica tal vez haya jugado demasiado en esta primera realización. Creo, sin embargo, que no todo en el cine es "cinematográfico" y en televisión "televisivo" (...) Personalmente me encuentro entusiasmado al haber salido de mi camino habitual". Blasco reconocía, humildemente, haber pagado la novatada en la tele tras veinte años de experiencia en el celuloide pero también apuntaba a una cierta ruptura del encorsetamiento al que los propios críticos (bastante conservadores) querían obligar. Hoy puede sorprender que una serie que buscaba nuevos caminos, un público más educado audiovisualmente, más joven, no fuera apoyada desde el sector especializado. Blasco auguraba en la misma entrevista a "TeleRadio": "Este espectáculo (por la televisión) terminará desbancando a otros en el ámbito popular en razón de su audiencia. En eso prescisamente estriba la responsabilidad de la televisión".
 

No todo fueron malas críticas, a Nuria Torray le dedicaron unos cuantos elogios. Más tarde se convertiría en la musa (y pareja sentimental) del director-realizador Juan Guerrero Zamora, especialista en teatro clásico con el que Nuria colaboraría con profusión hasta bien entrados los setenta. Su último trabajo juntos fue "Los mitos" pero quizás su dramático más célebre fue "Fuenteovejuna".
  
Paco Morán encarnaba al médico que, obviamente y teniendo en cuento el contexto, tenía enamoradas a todas las jóvenes enfermeras y que chocaba con la más veterana, la jefa. Este actor fue uno de los pioneros de TVE y a finales de los cincuenta consiguió un enorme éxito al protagonizar "Otelo" en Estudio 1. Durante los sesenta y principios de los setenta intervino en más de 2.000 obras televisivas pero dejó la pequeña pantalla para dedicarse casi en exclusiva al teatro donde consiguió rotundos triunfos, algunos tan destacados como "La extraña pareja" junto a Joan Pera, cinco años consecutivos en cartel en Barcelona. A mediados de los noventa regresó a TVE con una sitcom y con un par de especiales y se despidió de la audiencia con su aparición en la última serie de Lina Morgan "¿Se puede?" en 2004. Falleció ocho después.Los guiones estaban escritos por Antonio Fos, un valenciano, con un curriculum cinematográfico lleno de títulos, cuanto menos, curiosos: "Ella y el miedo", "Nadie oyó gritar", "Polvo eres...", "Joven de buena familia sospechosa de asesinato" (basada en una historia real, presumían), "Una gota de sangre para morir amando", "La orgía nocturna de los vampiros" o "El virgo de Visanteta" y su secuela "Visanteta, estáte quieta". Por supuesto en 1963 sólo había escrito el primero de los títulos mencionados. Decía por entonces sobre esta serie: "Pretendo que cada historia tenga un núcleo central de interés, válido por lo interesante de la situación, alrededor del cual se montará el episodio, siempre a base de los mismos personajes principales. Según mi punto de vista, se alternará el humor, lo dramático, el suspense clínico, etc". Además de inventar el concepto "suspense clínico", Fos no era precisamente un hombre taimado, sobre la dificultad de escribir sobre una profesión desconocida para él afirmaba en la revista TeleRadio: "Para redactar estos guiones he tenido que consultar una serie de libritos, con vista a ese señor suspicaz que te critica el detallito sin importancia pero no he tenido dificultades al escribirlos. A mí me parece que la técnica a seguir en TV es buscar historias de mucha tensión y abundancia de primeros planos". 
 
   "Las enfermeras" se emitía los lunes a las 22h, justo antes del programa estrella "Los amigos del lunes" dirigido por Artur Kaps y presentado por Franz Johan con la colaboración de Gustavo Re.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada