martes, 23 de junio de 2015

Xena: la princesa guerrera

Nació a rebufo del inesperado éxito de otra serie, como un spin-off de un producto televisivo con un planteamiento tan absurdo y una producción tan limitada que ningún analista imaginaba que aquello pudiera convertirse en objeto de culto... pero lo fue y hoy, 14 años después de su cancelación, "Xena: la princesa guerrera, sigue siendo motivo de análisis entre comunidades de fans de medio mundo.
   Durante años Xena había sido una conquistadora que sembraba el terror entre los pueblos que escuchaban los cascos de su caballo acercarse hasta que un día (cual San Pablo caído del caballo) se hizo consciente de lo erróneo de su camino vital. Desde ese momento se convirtió en una simple romera que en su itinerario sin meta ayuda a los necesitados que se va cruzando. Una aspirante a juglar de nombre Gabrielle será su fiel "escudera" y otros personajes como Joxer también la acompañarán en un momento u otro de su vida. No tan bienvenida era la compañía de Callisto, su gran enemiga.

En septiembre de 1995 comenzó a emitirse de forma sindicada en Estados Unidos distribuida por Universal Studios y durante casi 6 años recorrió un camino triunfal en más de ochenta países. Producida por, entre otros, Sam Raimi (director de pelis de terror de serie B de culto como "Army of Dead" y de la primera trilogía de Spiderman), supo encontrar un público joven, ávido de aventuras, pero también con suficiente sentido del humor como para entender unas tramas autoparódicas y, lo que es más importante, una continua metáfora de la vida cotidiana del siglo XX, con continuas (y poco veladas) referencias a hechos de actualidad durante sus temporadas en antena. El personaje había sido presentado en otra serie producida por el mismo equipo y con similar planteamiento, "Hércules". Ocho meses después debutaría como serie independiente y llegaría a superar en éxito y permanencia en pantalla a la primera. Si "Hércules" era ya bastante cutre en su factura, con decorados de cartón-piedra que parecían rescatados del "Un, dos, tres", Xena aún profundizó más en esa estética.

Ambientada (supuestamente) en la Grecia clásica, sus guionistas se permitían licencias temporales y geográficas sin ningún tipo de pudor. Los espectadores abrazaron el absurdo y se fijaron más en unas tramas que, con el tiempo, fueron haciéndose más autorreferenciales y con muchos guiños hacia la audiencia. Según Concepción Cascajosa en su libro "Prime Time. Las mejores series de TV americanas" (Calamar Ediciones, 2005): "Logró un notable éxito y su protagonista se convirtió en un icono feminista (...). La serie acentuó todavía más la utilización de relatos alegóricos sobre la vida actual en detrimento de la acción y también se hizo popular por la escasamente disimulada relación homosexual entre Xena y su compañera Gabrielle. La amplia creatividad del programa, uno de los más infravalorados de la décasa, se apreció en capítulos tan interesantes como el musical 'Una suite amarga? (3.12)".
   Rodada en Nueva Zelanda (país co-productor junto a EE.UU), fue una ex Miss de allí quien la protagonizó, Lucy Lawless. En realidad el papel había sido ofrecido en un principio a Vanessa Angel pero una inoportuna enfermedad lo impidió. Otras cuatro actrices rechazaron la propuesta hasta que llegó a Lucy que, gracias a esta carambola, consiguió el papel que le dio popularidad mundial. A TVE llegó en 1997 y durante años ha sido emitida en las tardes de la 2, las mañanas estivales de la 1 y cualquier franja de Clan TV.



5 comentarios:

  1. A mi me encantaba durante mi adolescencia la veía en vacaciones cuando llegaba navidad semana santa y verano echaban Xena, la programación de las mañanas cambiaba era exclusiva para los jóvenes una época en la que antes de que apareciera canales como clan boing etc se tenía en cuenta que echar y para que tipo de público.
    La serie no es que fuera nada del otro mundo pero a mi me fascinaba la mitología griega y aunque Xena se tomaba ciertas licencias el resultado era bueno de las 6 temporadas para mi las mejores fueron de la tercera a la quinta las 2 primeras y la última era más un refrito de aventuras independientes de ambas, el personaje de Calisto fue el que más cambió sufrió en la serie incluso tenías que ver Hércules para entender porque aparecía de una forma diferente cuando la última vez había terminado de otra es lo que tienen los spin offs tienes que ver su serie madre para entender un poco el hilo argumental si ambas series mantienen algún vínculo.
    La relación de Xena y Gabrielle nunca estuvo definida aunque queda bastante claro dado las pistas que van dejando que ambas son más que amigas incluso hubo capítulos que bromearon un poco con el asunto pero nunca se manifestó abiertamente del todo.
    A día de hoy puede quedar un poco desfasada pero aún así la recomiendo si alguien no la ha visto.

    ResponderEliminar
  2. La actriz me encantaba hace años... y me sigue encantando en la serie "Espartacus Sangre y Arena".

    ResponderEliminar
  3. Jefe, el que cayó del caballo fue San Pablo...

    ResponderEliminar