jueves, 27 de agosto de 2015

Teresa Viejo, cerrando el ciclo de "Saber vivir"

Este verano los espectadores matinales de TVE han sido testigos del regreso a la pública de la que fue una de sus estrellas de la década de los noventa, Teresa Viejo. Aquella jovencita que viajaba por todo el mundo entrevistando a los miembros de bandas musicales de postín en "Rockopop" y que dio un salto a un programa "para toda la familia" con "Pasa la vida" comandado por María Teresa Campos, se hizo tremendamente popular con el "Primijuego" y año tras año la veíamos cantando en "Telepasión". Tan famosa se hizo que en 1996, ante el abandono del Ente de la Campos, los jefes decidieron que Viejo era la idónea para coordinar en pantalla las nuevas "Mañanas de Primera". Laura Valenzuela aparecía como presentadora titular y estaba acompañada de su propia hija y Tate Montoya (¿harto de las confesiones de las parejas de "Su media naranja" en Telecinco?) pero quien realmente llevaba el peso del programa, dirigía las tertulias y entrevistas más serias era Teresa, la única con formación (y vocación) periodística.
   El caso es que ese magazine no funcionó, no podemos decir que fuera un fracaso pero era el segundo en audiencias superado por el de Telecinco y eso TVE no lo podía permitir... a pesar de que superara el 20% de share. Tan sólo tres meses después de su estreno fue eliminado de la parrilla y tras la pausa navideña la mañana del primer canal apareció dividida en tres espacios: "Saber vivir" (salud), "Así son las cosas" (sucesos y actualidad) y "Entre tú y yo" (entrevistas y vida social).

El primero estaba dirigido y presentado por Manuel Torreiglesias, que ya había triunfado en los setenta con otro programa de sanidad, "Escuela de salud". El de sucesos lo presentaba el ex portavoz del Cuerpo Nacional de la Policía Manuel Giménez y el último Laura Valenzuela aunque durante muy breve tiempo. El regreso de la primera presentadora de TVE a su Casa se saldó de forma amarga, apenas sobrevivió una temporada entre ambos espacios. Del devenir del dúo vida sana-crónica negra no hace falta decir que funcionó, y muy bien, durante años.
   Lo que quizás muchos no recuerdan es que junto a Torreiglesias en aquella primera temporada estuvo Teresa. La periodista tenía contrato para "presentar las mañanas" y aunque hubiera cambiado de nombre, formato y contenido el contrato seguía en pie así que tuvo que lidiar con las ansias de protagonismo de don Manuel y cumplir su parte hasta que finalmente quedó liberada... y no renovó con la tele pública.
   Ahora, casi veinte años después, ha regresado a "La mañana" y en su primera parte se ha reencontrado con el título "Saber vivir" pero esta vez sin las continuas interrupciones de Torreiglesias que parece que no entendía que su compañera no era una azafata con derecho a frase. Teresa Viejo sigue dominando el plató y quién sabe si este regreso no será temporal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada