sábado, 12 de septiembre de 2015

Kermesse TVE

Una Kermesse es una fiesta popular, generalmente celebrada en un barrio o un pueblo pequeño, vamos, la típica verbena de toda la vida. En los años sesenta esta palabra francesa, que a su vez proviene del neerlandés, se aceptó en nuestro país (incluso por la R.A.E., que conste) y era fácil encontrar carteles invitando a la "kermés" de la zona. Por eso no es extraño que el programa del verano de 1960 en nuestra tele tuviera el hoy curioso título "Kermesse TVE". Una fiestecilla en directo con organillo, serpentinas, cadenetas, puestos de tiro y churros adornaban el decorado instalado en el Teatro del Fomento de las Artes desde donde se realizaba semanalmente.

Música, juegos, desfile de las "Guapas de Madrid" (ganadoras de certámenes de belleza organizados en barrios como Chamberí), concurso de compositores, entrevistas, humor... No era nada nuevo pero sí pretendían presentarlo de una forma distinta, más natural, menos encorsetada, como lo que se viviría en la verbena de la aldea. Sin embargo, esa supuesta cercanía no gustó demasiado a la crítica que acusaba de cierta desorganización al programa: "El desenfado, la gracia, cierta confianza (siempre muy medida) con el público, las palabras directas, etc., no justifican que un presentador hable y a la vez coma. Ni aún en una "kermesse" puede infringirse tan elemental norma de cortesía, ni aún cuando lo comido sea algo tan ligero, tan simpático y tan simple como media docena de churros" decía el crítico de "TeleRadio" tras el estreno.

Aquel estreno supuso un disgusto para su presentador, Tony Leblanc, porque a los nervios propios de un debut se unieron los que tuvo que pasar ante una operación de urgencia de su mujer ese mismo día. Aquella intervención salió bien y no fue a mayores pero el actor no lo supo hasta finalizar la emisión, de tal manera que durante la hora y pico de programa estaba bastante distraído. Esta era la pirmera vez que Tony se ponía al frente de un show televisivo: "se puede decir que debuto hoy ya que lo único que he hecho en sus estudios es un programa hace dos años, "La Goleta", y fue muy disinto porque intervenía más como actor que como presentador" confesaba a la prensa en julio de aquel año. "Yo tengo el cometido de ir uniendo los distintos espacios del programa y procurar que todos los espectadores se identifiquen conmigo con objeto de que desde los hogares disfruten del regalo de nuestra pequeña fiesta verbenera. Este trabajo realmente me encanta, creo que encaja perfectamente en mis condiciones de actor. Lo único que temo es mi falta de experiencia en TVE" remataba Leblanc que poco después presentaría durante algunos meses el gran programa estrella de entonces, "Gran Parada".

No estaba solo en las tareas de presentación Tony, le acompañaba Tico Medina realizando entrevistas a figuras de relevancia social. A la primera cita acudieron la cantante Carmen Flores, su marido el futbolista Isidro y el torero Victoriano Valencia. 
   Por supuesto no faltaban los típicos juegos de fiesta popular y en el concurso "Baile de parejas" los participantes tenían que demostrar sus habilidades con los bailes de moda, el tiro al blanco, cricket (muy típico en España, ejem) o comer churros con rapidez (sí, el churro estaba muy presente en este espacio). "Kermesse TVE" no pasó a la historia, ni siquiera para sus conductores que no lo recordaban en sus autobiografías, pero fue un primer intento de programa típicamente veraniego. Faltaba mucho para que llegara "Grand Prix".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada