lunes, 11 de enero de 2016

Top of The Pops 1964-66, Pop desde una iglesia


El 1 de enero de 1964 se estrenó en la BBC un programa que marcaría un momento clave en la historia de los musicales en televisión. No exagero al decir que "Top of the Pops" fue el ejemplo a seguir para muchos de los programas que, desde entonces y hasta ahora, se emiten en cualquier cadena. Pero entonces, este espacio sólo nacía para hacer frente a otro de la competencia, ITV, llamado "Ready Steady Go!" que superaba ampliamente en audiencia al formalísimo programa de música pop de la pública, "Juke Box Jury". El productor encargado de cubrir el expediente fue Johnnie Stewart que tuvo una gran idea: convencer al DJ Jimmy Savile de hacer algo similar a lo que ya estaba presentando en Radio Luxembourg, "The Teen and Twenty Disc Club". Savile, hoy reconocido por Scotland Yard como un depravador sexual, consiguió revolucionar la tele del momento con una fórmula mucho más fresca de lo que esperaban los jefes. El formato era tan simple como democrático: presentar a los grupos que lideraban la lista de los diez más vendidos de la semana.


TOTP (como pronto comenzó a ser conocido entre sus fans) iba a permanecer sólo seis semanas en antena pero tras la segunda emisión se renovó "indefinidamente". Savile (con traje de vaquero en la foto) decidió entonces no presentarlo cada semana para no ser un comunicar ubícuo. Se optó por una solución salomónica: se llamaría a tres locutores más que se irían rotando: Pete Murray (segundo por la izquierda) que ya tenía experiencia en musicales juveniles tanto en la BBC como en ITV que en principio no quería aceptar porque estaba retomando su carrera como actor; el australiano Alan Freeman (izquierda), famoso por sus meteduras de pata y su innata capacidad para renombrar grupos y títulos de canciones y, por último, David Jacobs (Radio Times en mano), ex militar bien asentado en la cadena y que irradiaba seriedad por todos sus poros. Él mismo se retiró del show tras un par de temporadas al encontrarse fuera de lugar "entre tanta juventud". No había ninguna presentadora en aquella época pero... sí una modelo que ayudaba a todos, excepto Savile que era DJ profesional, a pinchar los discos en las presentaciones, Samantha Juste; una concesión visual a las discotecas que se mantuvo durante años en el programa.


Aquel programa histórico emitido a las 18.35 del día de Año Nuevo supuso un esfuerzo especial para Savile y su productor,  que tuvieron que adivinar cuáles serían los singles más vendidos esa semana para intentar tener en el plató a tantos como pudieran. Debían de tener un instinto especial porque de 10, tuvieron a 8 confirmados con días de antelación. The Rolling Stones, The Hollies, Dusty Springfield, Swinging Blue Jeans y The Dave Clark Five estuvieron allí. Y para mostrar el número 1 de la lista, "I Want to Hold Your Hand" se proyectó un vídeo de The Beatles. Esta primera cita no se conserva en los archivos y de esa primera época no es la única laguna. Esta fórmula sería la habitual a lo largo de los años, grupos en estudio y otros a través de filmaciones, más adelante vídeo-clips. Había otra solución alternativa para representar aquellas canciones cuyas bandas o solistas no podían acudir a plató: Pan's People, un grupo de bailarinas que representaban (muy literalmente) las letras de esos temas. Con los años se sucederían otras formaciones y algunas, incluso, tendrían a chicos en sus filas, todo un avance democrático. Por supuesto una de las señas de TOTP era el público, totalmente libre en el plató (o casi) y que podía bailar como si estuviera en un pub.


¿Y cuál era el estudio de la BBC que albergaba esta fiesta musical cada semana? Aunque suene increíble, el plató de "The Top of the Pops" durante sus dos primeros años era una antigua iglesia reconvertida situada en Dickenson Road, Longsight, Manchester. Hasta que en 1966 fueron trasladados a Lime Grove en Londres, el viaje de los músicos hasta la ciudad el día de emisión en directo era también una aventura... y no digamos el de vuelta para aquellos que tenían que coger el primer avión de vuelta a EE.UU. desde Londres a las 8.30 tras una noche de juerga en la ciudad para celebrar su actuación en el programa que tres cuartas partes de los ingleses veía. El cambio de ubicación no gustó a sus responsables que consideraban que se había generado una energía especial en ese viejo edificio religioso que, prácticamente, les pertenecía a ellos puesto que era el único gran programa que se realizaba desde allí. Así comenzó una leyenda televisiva que se mantuvo 42 años en antena.


Una actuación de The Hollies, muy habituales en el programa, de aquel 1964:


The Supremes, el primer grupo Motown en pisar el plató eclesiástico: 


The Moody Blues con su "Go Now", atentos al público que no sabe muy bien cómo bailar este tema: 







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada