miércoles, 6 de enero de 2016

Amahl y los visitantes nocturnos



"¿Señor Menotti? ¿Gian Carlo Menotti? ¿Es usted el compositor, el que ganó el Pulitzer este año con "The Consul"? Mire, que le llamamos de la NBC, la cadena de televisión. Es que queremos encargarle una ópera para estas Navidades. Sí, sí, ya sabemos que queda muy poco tiempo pero es que queremos hacer algo espectacular este año, una obra musical de calidad que se retransmitirá en directo de costa a costa y será patrocinada por Hallmark, los de las tarjetas navideñas". Algo así pudo pasar cuando Menotti recibió esta propuesta de la por entonces cadena más importante de televisión de Estados Unidos, una oferta que él no rechazó y cuyo resultado se afirmó como uno de sus trabajos más populares y el que le hizo famoso en todo el mundo: "Amahl y los visitantes nocturnos", la historia de un niño lleno de fantasías que asegura haber dado cobijo en su casa en la víspera de Navidad a tres Reyes Magos venidos de Oriente y al que nadie cree... hasta el final. La primera vez que la NBC la transmitió a sus espectadores fue en la Nochebuena de 1951 y fue tal el éxito que se convirtió en tradición durante 16 años. En alguna ocasión fue emitida el día de Navidad y no siempre en prime-time. Desde 1953 fue producida en color a pesar de que era una minoría la audiencia que poseía un receptor adecuado. La versión de 1963 fue grabada y se repitió en los tres años siguientes. Entonces se produjo un parón, debido a un desacuerdo con el autor, y hubo que esperar hasta 1978 cuando se rodó una nueva adaptación, esta vez rodada en parte en Tierra Santa y en playback. No sólo los estadounidenses veían Amahl cada año por estas fechas sino que ya desde 1953 la BBC se animó con sus propias versiones y más adelante otros países se sumaron a la lista.


Y entre esos países también estaba España. El 5 de enero de 1961 desde los modestos estudios del Paseo de la Habana se emitió en directo por primera vez y el año siguiente se repitió la jugada pero esta vez el 3 de enero, un miércoles, a las 22.30, tras el concurso "As de diamantes" presentado por Juan Manuel Soriano. Prácticamente el mismo equipo se encargó de ambas adaptaciones incluidas en el programa "Teatro de la Ópera" dirigido por Francisco Navarro. Declaraba unas semanas antes a la revista "TeleRadio": "El secreto del éxito de Amahl como pieza televisiva es su intimismo y la serie de cosas que sugiere. Menotti deja pensar al espectador. No creo que haya sido superado en la docena de años que han pasado desde su estreno. Prueba de ello es que se sigue representando y la crítica continúa prodigando elogios. La TV no es un gran espectáculo. No existe la masa en cuanto al público. Este se compone de individualidades. Por eso gustan tanto las óperas que, como ésta de Menotti, son íntimas y tiene un algo misterioso en su desarrollo. Son ideales para la televisión, van directamente a cada persona".


El personaje de Amahl fue interpretado por José Manuel Aguirre, un chaval que estaba estudiando la carrera sacerdotal en Salamanca y que aprovechó sus vacaciones para ver a su familia y representar esta obra en directo ante las cámaras tras un par de días de ensayos. Era hijo del cantante Jesús Aguirre y ya tenía experiencia cantando en la Orquesta Nacional aunque en realidad no tendría que usar sus dotes canoras en este programa... Eloísa Conde fue la madre; Jorge del Moral, Melchor; Carlos Simón, Baltasar; Juan Pedro Somoza, Gaspar y Jesús Orjales, el paje además de los bailarines de la compañía de Karen Taft, Pilar Panea y Agustín Velázquez.Tenía lógica que todo este reparto se presentara ante los televidentes en fechas cercanas al día de Reyes mientras que en otros países de mayoría protestante, como EEUU se emitiera en Navidad. El propio Menotti quiso introducir en su país de adopción esta tradición católica explicándosela con esta bellísima partitura. Antes decía que el protagonista no tuvo que demostrar su buena voz porque no era posible técnicamente realizarla con sonido directo y se usó el playback de la versión en inglés con subtítulos en castellano en los momentos más importantes. Vicente Llosá realizó y Joaquín Deus se ocupó del montaje escénico.

Una de las primeras versiones de los 50:



Y la de 1978:


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada