miércoles, 5 de enero de 2011

La familia Telerín

Cuando ayer hablaba de Casimiro nombraba a la celebérrima familia Telerín y entonces me hice consciente de que todavía no había dedicado una entrada a estos dibujos animados que acompañaron a los chavales que tenían tele desde 1964 hasta mediados de los 70 cuando fueron sustituidos por los Televicentes. Su aparición en pantalla antes de la Segunda Edición del Telediario marcaba la hora en la que los niños buenos debían irse a la cama a descansar para que mañana pudieran madrugar (hay que ser stajanovistas desde pequeños, cuánto antes sepamos que nos toca trabajar a lo bestia, mejor que mejor).
Esta tira animada de apenas 50 segundos es una creación de los hermanos Moro, responsables de unos estudios que llegaron a tener 300 empleados y que se encargaban de la práctica totalidad de los spots emitidos en TV y cine durante la década de los 60. José Luis era el dibujante, el artista, ya había triunfado con sus ilustraciones en la revista "Chicas" en los años 40 y su firma se asociaba con mujeres elegantísimas y muy delgadas, precedentes de la Audrey Hepburn que después fascinaría al espectador. Santiago era el operador cinematográfico, el técnico. Juntos consiguieron premios en festivales de publicidad de toda Europa y su familia Telerín alcanzó éxito en nuestro país e Hispanoamérica.
Los trazos ágiles de José Luis Moro fueron después imitados por los animadores del estudio de Francisco Macián para la película "El Mago de los Sueños" (1966) que tenía a los Telerines como protagonistas. La editorial Bruguera también se aprovechó del éxito de los personajes con la versión en tebeo que firmaba Blas Sanchis (no confundir con José Sanchís, el creador de Pumby y Robin Robot). Hasta tuvieron su propia revista, "Din Dan", cuyas portadas siempre estaban protagonizadas por la familia y que también albergaba otros seres televisivos como las marionetas de Herta Frankel o los animales antropomorfos de los cortos de Hanna-Barbera.
Cleo, Teté, Maripi, Pelusín, Colitas y Cuquín fueron impresos en álbumes, papel de regalo, caja metálicas de membrillo y se convirtieron en juguetes de todos los materiales y tamaños. Hoy en día siguen siendo recordados por una generación de televidentes que son capaces de entonar su música a la mínima:



No me resisto a incluir otros anuncios similares aquí, por ejemplo el protagonizado por el personaje argentino Patoruzito, versión aniñada de Patoruzú creado en 1928 por Dante Quinterno. Su primera aparición en el cómic fue en 1945 y todavía hoy se reedita en su país de origen. El spot es de 1987:

En Francia desde 1962 un joven ángel (o algo así) y su oso Nounours visitan cada noche a dos niños para desearles Buenas Noches. En diferentes etapas y con alguna interrupción han estado en antena hasta 1997:



Y por último unos dibujos que ya nombraba ayer, Telín, Telén, Telón dirigidos por el realizador Hugo Stuven ("Aplauso" "¿Pero esto qué es?") en 1988 para TVE:


Buena noche de Reyes a todos y que os despertéis con muchos regalos.

3 comentarios:

  1. !!Que recuerdos !!
    Viendo estas cosas me siento mayor........

    ResponderEliminar
  2. Qué personajes más simpáticos....A mí me gustaban mucho.....
    Después , todo cmbió....Casimiro....que parecia "un monstruito".....
    Hoy día ya nada es igual...

    ResponderEliminar