lunes, 18 de junio de 2012

Carlos del Amor, la gran promesa

La información cultural debe ir más allá que la política o económica, ha de trascender lo que permite el encorsatemiento obligado de ciertas noticias más influyentes en el devenir cotidiano. Los reportajes necesitan mostrar no sólo los datos sobre tal exposición o aquel estreno, han de transmitir pasión. Por eso los periodistas especializados en este área se convierten, inevitablemente, en cronistas y en TVE ha habido ejemplos notorios en este sentido. El último en demostrar que pertenece a esa casta es Carlos del Amor al que llevamos unos años viendo en todo tipo de eventos culturales y ya podemos decir que es oficial: su personalidad contagia su trabajo y eso, en este aspecto concreto de las noticias, es fundamental. Cuando escuchamos la voz de Carlos al inicio de un reportaje sabemos que nos va a ofrecer algo diferente, que se ha estrujado las pequeñas células grises (esta referencia a Poirot seguro que le gustaría) para que su pieza, y por lo tanto lo que cuenta en ella, no pase desapercibida porque, desgraciademente, la cultura no interesa al público en general. Lo hemos visto copresentando "La 2 noticias" con Mara Torres y encargándose en solitario de "Tras la 2", entrevistando en profundidad a Javier Bardem (ya quisieran muchos) y retransmitiendo desde Cannes, Berlín o San Sebastían sus festivales cinematográficos. Sus entrevistados (Almodóvar por ejemplo) saben que Carlos va con los deberes hechos y que sus preguntas no serán banales. El verano pasado Pepa Bueno dijo en RNE que él era uno de los puntales del TD y desde luego podemos entender esa afirmación porque se ha convertido en una pieza clave de toda una sección. Carlos nos ofrece poesía en algunos noticias y eso es mucho decir, no me extraña que Hermida lo invitara a su celebración final de "La imagen de tu vida" y lo definiera como una promesa, del Amor es ya el relevo generacional de una raza de periodistas que echábamos de menos. Bienvenido a nuestro ideario televisivo, Carlos.

8 comentarios:

  1. Buen post. Cierto es que Carlos del Amor ha hecho que las noticias culturales tengan otro enfoque y llamen la atención del espectador. Guste más o menos no cabe duda que dota a sus crónicas de un toque diferente y tal vez único. Lo cual ya es motivo suficiente para felicitarle. No sin quitarle mérito a Carlos del Amor ni por dar más protagonismo, me viene a la memoria un periodista a la vez que poeta que también en su día hacía las crónicas culturales de los TD, me refiero a Jose Infante, y como muchos otros se llevó injustamente el ERE, conseguía lo imposible y era hacer de una noticia referente a un actor, libro o película una cróncia sublime a través de pinceladas poéticas.

    ResponderEliminar
  2. ya sabes que es uno de mis favoritos también.
    yo lo que vengo notando en que cada vez le copian más, hasta en la sección de deportes! :)

    ResponderEliminar
  3. Pues a mí me resulta un poco cargante. Con más ansias de destacar, de chupar plano que te informar de una manera diferente, como al principio creía que era su propósito.

    ResponderEliminar
  4. Has dado en la clave: contagia su pasión :)

    ResponderEliminar
  5. Estupendo, culto, inteligente, y capaz de hacer reportajes personales... ahora que metan a esperpentos de Telemadrid, como me temo, para sustituir a los magnificos profesionales de la última etapa de TVE

    ResponderEliminar
  6. un coñazo con mucho afán de protagonismo.

    ResponderEliminar
  7. A mí me encanta. Es sinónimo de originalidad y de frescura. Lo que no soporto es a esos periodistas (muchos por desgracia) que hablan con un tono robótico, poniendo comas es sitios absurdos y entonando como nadie lo hace. Bravo Carlos, eres un amor!!

    ResponderEliminar
  8. Está encantado de conocerse. Mucho ego.

    ResponderEliminar