domingo, 5 de mayo de 2013

Ricard Fernández Deu, la sonrisa de la dicción impecable

El periodista y abogado Ricard Fernández Deu recibió esta semana la noticia de que le había sido concedida la Cruz de Sant Jordi, mérito que distingue a aquellos que por sus méritos, hayan prestado servicios destacados a Cataluña en la defensa de su identidad especialmente en el plano cívico y cultural. Si bien han surgido voces que critican su pertenencia al PP (y por lo tanto la defensa de sus tesis) lo cierto es que este hombre de sonrisa amable y voz educada forma parte del grupo de pioneros del circuito catalán de TVE y fue el primero en presentar un informativo en esa lengua amén de otros cuantos programas que contribuyeron a su divulgación y normalización. Ideas políticas aparte (que aquí no nos ocupan), Fernández Deu es uno de esos profesionales que daba gusto ver en la tele.

Su carrera comenzó en RNE, donde ingresó por oposición a finales de los 60, pero siempre tuvo una estrecha relación con TVE. A mediados de la década de los 70 ya había debutado a nivel nacional con el programa de debate "Temas" y fue una de las caras del Telediario de la Transición. Treinta años más tarde autoparodiaría en Telepasión esa etapa profesional en un sketch en el que intentaba presentar un informativo mientras, al otro lado del decorado, los Payasos de la tele grababan su programa.

En 1977 deja el Telediario para conducir junto a otro de los comunicadores que "explicaban" las noticias en aquella época tan apasionante, Lalo Azcona, el programa "300 millones". Algún día habrá que estudiar esta sorprendente elección de periodistas para un show (por muy divulgativo que fuese). En la foto lo vemos junto a Guadalupe Enríquez (segunda por la derecha), presentadora también, Lalo y Pinky, estrella invitada proveniente de la tele argentina.

Una temporada más tarde regresa a su tierra para encargarse de los primeros informativos en catalán del Ente. "Miramar" y "Crònica" a diario y "Set días" semanalmente lo tuvieron muy ocupado hasta los 80, cuando es nombrado Director de RNE en Cataluña desde donde más adelante dirigiría y presentaría para toda España el programa de fin de semana "Aquí te espero".

En aquellos años él también se encargó de retransmisiones históricas, como las de las primeras elecciones autonómicas tras la vuelta de Tarradellas. Los que hoy dudan del mérito de Fdez. Deu para merecer la Creu de Sant Jordi deberían revisar aquella etapa de su carrera para comprender que dio voz a los catalanes en una época fundamental de su historia reciente, es  más: para una generación su tono grave pero dulce está relacionado íntimamente con hechos históricos de Cataluña.

A finales de los ochenta, Ricard regresa al circuito nacional de forma imprevista. En 1987 había comenzado "Tribunal Popular" pero sólo para Cataluña, el éxito fue tal que una temporada más tarde amplió su cobertura a todo el territorio y se convirtió en uno de los formatos más seguidos (y polémicos) de la 2. Aprovechando su formación como abogado y su experiencia como comunicador fue el defensor más carismático de la tele enfrentándose primero a Manel Delgado y después a Javier Nart. Por razones que desconozco el programa finalizó en 1991 aunque hubo un intento de resucitarlo en 2000 en Antena 3 con la misma pareja de abogados que no cumplió las expectativas.

Para él había comenzado una nueva etapa en su carrera, era uno de los presentadores más populares de la pública. Cada Navidad acudía a Telepasión y, después de la sorpresa inicial de los espectadores al conocer su voz de tenor, deleitaba con sus versiones de coplas o temas de Broadway, a todo se amoldaba el caballero.

En el verano de 1991 presentó una coproducción entre la RAI y TVE, "Fiesta del verano". Él acompañaba a Raffaella Carrá en una localización italiana mientras que Miriam Díaz Aroca y un humorista italiano hacían pareja desde algún punto de España. Aquella Navidad presentó el último programa del año "¡Por fin, 1992!" con Inés Sastre y el 12 de abril del nuevo año dio la bienvenida a Eurodisney con Franzine Gálvez en un programa que fue emitido en todas las televisiones europeas (cada una con sus estrellas, claro).

Su siguiente proyecto fue revitalizar un viejo programa de la Casa, "Ésta es su vida" que en los 60 había presentado Federico Gallo, por cierto, otro periodista que abandonó la tele por la política. A pesar de su excelente trabajo y bella factura, el programa no pasó de la primera temporada, eso sí, nos dejó agradables entrevistas con gente de la talla de Severo Ochoa, Montserrat Caballé, Kubala, Francisco Rabal, Matías Prats, Sara Montiel o Terenci Moix (en la foto).
A partir de entonces fuimos perdiendo la pista de Fernández Deu gradualmente. En los últimos años es presencia habitual de debates políticos en Cataluña y hace unas semanas debutó como contertulio en Intereconomía. Echo de menos su elegancia como presentador.

Fotos Tribunal Popular y Crònica copyright Gabriel Sendra

4 comentarios:

  1. Gran profesional y polifacétido donde los haya. Se amoldaba con gran facilidad a cualquier tipo de espacio o programa, y todo lo hacía bien, eso si, siempre manteniendo las formas, como clásico que es. Es de los de la vieja escuela, y no lo digo en sentido peyorativo, sino todo lo contrario.

    ResponderEliminar
  2. Actualmente podemos disfrutar de la presencia de Ricardo Fdez. Deu en "Els matins", magazine matinal de la televisión pública catalana. http://www.tv3.cat/videos/4581752/La-tertulia-(part-2)

    ResponderEliminar
  3. Ricard Fdez. Deu, gran Maestro. Gracies Ricard

    ResponderEliminar
  4. He trabajado junto a muchos grandes profesionales de los medios de comunicación, y diría sin miedo a equivocarme que Ricardo Fernández Deu es uno de los más inteligentes, mejor preparado, con una hermosa voz y una inmejorable dicción que he conocido y que ojalá sirviera de ejemplo a muchas medianías que hoy se asoman a los mass media. Por supuesto, como persona es, además, todo un caballero.

    ResponderEliminar