lunes, 16 de junio de 2014

Barbra Streisand y otros instrumentos musicales

Un estudio vacío, Barbra Streisand, la gran estrella del cine y la música, entra en él. Con un vaporizador se aclara la garganta. Lo va a necesitar porque se avecina un gran espectáculo en el que estará acompañada de otros 150 instrumentos musicales.

Y precisamente ese es el título, "Barbra Streisand and other musical instruments", de su quinto y, hasta ahora, último especial televisivo tras el fichaje millonario por parte de la CBS. El primer (y fundamental) instrumento al que hace referencia el título es la potente, sorprendente y versátil voz de Barbra. Este vehículo de lucimiento era otro de esos personalísimos proyectos de la artista que se podía permitir porque estaba en lo más alto de su carrera. Justo el año anterior había rodado su exitazo fílmico "Tal como éramos" y tan pronto sacaba un disco pop como presentaba otro con composiciones standard interpretadas de una manera distinta a la tradicional.

La idea de este especial era presentar ante una audiencia heterogénea distintos estilos musicales que no tenían cabida en el prime-time televisivo norteamericano, Barbra se adelantó unos años a la moda de "Músicas del mundo" que invadió las tiendas de discos en los 80 y 90.
   Ya el primer minuto del programa era una declaración de intenciones, mientras ella iba entonando a cappella los músicos iban llegando al plató y afinando sus instrumentos. Uno de ellos aparecía con un serrucho y arreglaba una silla coja antes de interpretar una pieza con él.
   A lo largo del show Barbra se atrevió con ritmos muy alejados de su repertorio habitual, siempre con su peculiar sentido del humor. Eso la salvó del ridículo, por ejemplo, al bailar con pasión una sevillana.

Gaiteros escoceses, bandas tribales africanas, agrupaciones turcas, armenias, brasileñas... Canciones propias de su folklore y otras bien conocidas por el público estadounidense pero con arreglos multiculturale y hasta una banda de electrodomésticos ruidosos. Todo tenía cabida en un programa que, sin duda, fue uno de los más complejos de los grabados por Barbra y también uno de los que pasaron más desapercibidos.

 Si bien muchos aficionados recordaban el fantástico dúo con Ray Charles y sus Raylettes con una versión de la canción mejicana "Vaya con Dios", pocos guardaban habían grabado en su memoria a la cantante interpretar temas como el famosísimo "Sing" compuesto por Joe Raposo para "Barrio Sésamo" a cappella o un trabalenguas titulado "Piano Practice" acompañada de un pianista de 11 años (aunque en la presentación ella aseguraba que tenía 8).

Este espectáculo supuso un gran esfuerzo de producción, se grabó en color durante 8 días en los estudios londinenses de Elstree y se emitió por primera vez en EE.UU el 2 de noviembre de 1973 y en TVE en 1974 con presentación de Alfonso Eduardo ("Revista de cine") aunque en blanco y negro.
   Inmediatamente se editó un disco pero los fans de la artista no pudieron ver de nuevo este show hasta que se editó en dvd hace unos años. Sigue siendo un especial poco reconocido pero muy recomendable por su indudable calidad artística y su impecable factura visual.

Así comenzaba:




El dúo con Ray Charles:




1 comentario:

  1. Maravillosa. Adorable. Estaría bien recuperar para televisión estos programas musicales de grandes intérpretes.

    ResponderEliminar