sábado, 28 de junio de 2014

Fernando de Giles, el pintor de crónicas


Toledano por nacimiento y pasión pero de vocación internacional, Fernando de Giles ha fallecido precisamente cuando su ciudad celebra festiva el aniversario del Greco. Fernando, el reportero que también era pintor (o el pintor que también era reportero) se ha ido justo cuando su otra gran pasión, el arte, inundaba las calles de su hogar. Falleció el jueves en el hospital donde llevaba tiempo apagándose. Él es (en presente) uno de los nombres más destacados del periodismo internacional de TVE, además de haber dirigido el programa señero "En Portada" también fue responsable de esa sección en los Telediarios. Sus compañeros recuerdan su paciencia, su buen carácter, su ironía demostrada en esos retruécanos verbales que tanta gracia hacían a sus cómplices y tanto exasperaban a ciertos jefecillos que nunca habían salido de Torrespaña.


Su ingreso en TVE se produjo en 1975, el mismo año en el que inició su colaboración con el grupo pictórico Tolmo. Ya tenía sobrada experiencia en publicaciones como "Gaceta Ilustrada", "Mundo Hispánico" o "El Alcázar", por eso no es de extrañar que fuera contratado como "enviado volante" para el programa "Los Reporteros". Sus informes también se publicaban (con fotografías a todo color) en la revista "Tele Radio" así que la difusión que alcanzaba su trabajo era enorme, tanto a través de la pantalla como de las páginas. 

Recorrió medio mundo pero Giles se convirtió en especialista en África y América Latina. Supo poner contra las cuerdas a dictadores como Pinochet o Videla en sus entrevistas y contrajo la malaria durante la grabación de uno de sus reportajes. Era un periodista de gesto simpático, de los que daba confianza enseguida, voz pausada y aflautada (como él mismo decía) y grandes dosis de diplomacia cuando eran necesarias pero también era enérgico y tenía las ideas claras, no se amilanaba fácilmente.  

Haciendo una encuesta sobre el paro en Andalucía, de Giles criticó la actitud del Gobierno. Aquel programa se emitió y el director de RTVE, Fernando Castedo, destituyó al director del área, Iñaki Gabilondo. 
   El espectador más exigente recordará a Fernando por sus reportajes para "Dossier", "Primera Página" y, especialmente "En portada", programa que dirigió y para el que viajó en numerosas ocasiones a África y Latinoamérica. Consiguió que el español medio pudiera comprender un poco mejor los conflictos sociales y armados de países aparentemente lejanos. Durante años dirigió el departamento de Internacional del Telediario y supo ser un jefe comprensivo y paternal para sus reporteros.
 
 
La pintura y la poesía fueron sus otras grandes pasiones y sin duda se reflejaban en los guiones de sus reportajes. Esa sensibilidad impregnaba su trabajo periodístico y gracias a compañeros gráficos como Marquez consiguió insuflar cierta poesía a imágenes terribles.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada