jueves, 19 de junio de 2014

Juan Carlos I en la BBC. "Royal Heritage".

La relación de los Reyes con la televisión es tan vieja como el propio medio, en Inglaterra la BBC ha mostrado la evolución de su Realeza con respeto pero sin obviar las críticas, sus ceremonias son programadas año tras año y los acontecimientos especiales como bodas, bautizos o coronaciones son motivo de despliegue. En Holanda, Dinamarca, Suecia, Noruega y Mónaco tanto de lo mismo aunque de una forma mucho menos envarada. En nuestro país el primer gran acontecimiento que consiguió una venta masiva de televisores fue, precisamente, una boda real, la de Balduino de Bélgica con Fabiola. 
   Hoy que todas las cadenas han pinchado la señal de la Coronación de Felipe VI y comentaristas de todo pelaje han analizado (con mayor o menor fortuna) las palabras del monarca y los modelitos de Letizia, las infantas y doña Sofía, queremos recordar un documental coproducido por la BBC y TVE en 1976, "Royal Heritage" (Patrimonio Real), con el explicativo subtítulo "Juan Carlos I de España, un retrato filmado".

 
En 40 minutos se muestra a los Reyes en el palacio de la Zarzuela, el de Marivent, en las pistas de esquí de Navacerrada, en visitas oficiales a Andalucia y Asturias, trabajando en sus despachos o introduciendo a Felipe en el mundo del motor.
   "Tengo la esperanza de que durante mi reinado España ocupe un lugar de importancia entre las naciones libres del mundo y que el pueblo español goce de libertad y justicia" confesaba Juan Carlos I ante las cámaras. "Tengo fe en Dios y una inmensa y constante fe en el pueblo español. Trabajaré por él toda mi vida y juntos trabajaremos por España. Juntos resolveremos los problemas de hoy y también los problemas del futuro" aseguraba así mismo el abdicado rey.
   Herbert Spencer dirigió el programa y lo produjo Richard Dewitt. Por TVE la producción la llevó Rafael Bellido y participaron como cámaras Manuel Cabanillas, Diego Úbeda y Juan Antonio Verdugo. Se emitió el 15 de julio de 1976 y alcanzó la cifra de 20 millones de espectadores en Reino Unido. No tengo constancia de que en España se pudiera ver al completo porque, decían entonces, como los Reyes habían hablado en inglés sonaría raro verlos doblados. Eso sí, algunas de esas imágenes se han repetido estos días hasta la saciedad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada