domingo, 20 de julio de 2014

El hombre en la Luna según la RAI


28 horas de retransmisión, de tensa emoción contenida hasta el momento fulgurante de la primera pisada de Neil Armstrong sobre suelo lunar. La televisión pública italiana, RAI, realizó su mayor esfuerzo hasta el momento para informar a sus espectadores de ese momento histórico, casi veinte millones siguieron atentamente la primera parte y unos once aguantaron hasta altas horas de la madrugada para sorprenderse con el paseo lunar. Fue un especial del TeleGiornale (el Telediario de allí, vaya) con todos los medios posibles, con el centro de operaciones en el estudio 3 de la romana Vía Teulada.

Dos periodistas de renombre se encargaron de coordinar el programa. El primero de ellos, y quien se llevó la gloria de anunciar la llegada fue Tito Stagno (a la izquierda de la foto). Con la ayuda de dos asesores científicos, Piero Forcella y Enrico Medi, fue capaz no sólo de explicar las partes más farragosas de la trayectoria del Apollo XI sino además contagiar una emoción incontenible ante tal acontecimiento.

 
El segundo periodista fue Andrea Barbato, hombre de gran experiencia en la prensa que un año antes había sido elegido por la cadena para el primer informativo de mediodía, toda una revolución en la época. El tono más sosegado y sobrio de Barbato contrastaba plácidamente con el nervio de Stagno. Desde Houston sería Ruggero Orlando quien narrara la noticia desde las oficinas de la NASA.

Además del plató de Roma, otros tres situados en Milán, Turín y Nápoles habían dispuesto grandes pantallas y en ellos se repartía el medio millar de invitados que presenciaban en directo el trabajo de los periodistas y técnicos de la RAI. Todo un espectáculo montado alrededor de un hecho histórico. Tan sólo la ZDF alemana realizó un despliegue similar, el resto de cadenas europeas y americanas (por no hablar de la nuestra) fueron mucho más discretas.

Y esta retransmisión también tuvo su polémica, Tito Stagno proclamó con entusiasmo "Ha toccato!" mientras que Orlando desde Houston respondió secamente que no era verdad. En realidad sí que habían llegado, la antena de la nave había tocado suelo aunque la nave todavía no se había posado completamente. Digamos pues que el honor del anuncio fue compartido, Stagno se encargó de la nave y Ruggero de Armstrong. Esta situación fue parodiada en el primer "Canzonissima" de la temporada 69/70.

La retransmisión está colgada íntegramente en youtube pero aquí tenéis la parte más intensa:



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada