lunes, 7 de julio de 2014

Y Di Stéfano fue a "Directísimo"

Nunca fue hombre de muchas palabras, Alfredo Di Stéfano era más bien parco y dicen que de poco humor. Esa era la fama que le habían puesto y con la que cargaba desde que había dejado de ser primera plana de la prensa deportiva. En los 70 andaba por Valencia trabajando y José María Íñigo despuntaba en la 2 con "Estudio Abierto". Quería entrevistarlo y había leído en un periódico unas declaraciones del futbolista en las que aseguraba que nunca iría a televisión a menos que fuera cobrando. Por aquel entonces aseguraban que tenía problemas con Kubala y su aparición en el programa podía ser un bombazo así que, ni corto ni perezoso, le envió un telegrama con estas palabras "Dígame cuánto quiere cobrar y la fecha en la que quiere aparecer en Estudio Abierto". Parece ser que a don Alfredo aquello le pareció una impertinencia y mandó recado al bilbaíno asegurándole que si lo veía le apalearía. O eso dijeron los terceros que se metieron en discordia.
   Meses después Íñigo envió a un redactor del equipo a Valencia para contactar directamente con Di Stéfano para aclarar la situación. Parece ser que el encuentro no fue precisamente amable y el periodista volvió sin conseguir la entrevista.
   En la primera semana de julio de 1975 los espectadores de TVE no daban crédito a lo que veían en la pantalla. José María Íñigo charlaba con Alfredo Di Stéfano en el plató de "Directísimo" y además se aclaraba el malentendido de unos años atrás: "Un periodista tergiversó mis palabras y apareció en los periódicos lo que usted vio. Me sentó muy mal, como puede comprender, y encima recibo su telegrama..." La culpa, ya saben, siempre es del mensajero. Sobre su carácter respondió: "No tengo ni mejor ni peor humor que otros. Es un sambenito que me han colgado y ya me he acostumbrado". La otrora estrella del Madrid era noticia aquellos días por ser el nuevo entrenador del Rayo. Su aparición en directo en la tele fue una exclusiva de "Directísimo" que surtió efecto, aquella semana el programa se colocó el cuarto en el panel de aceptación (no existían audiencias pero sí este medidor de la respuesta del público) sólo por detrás de "El alcalde de Zalamea", "El circo de TVE" y "La línea Onedin".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada