martes, 26 de agosto de 2014

El bosque de Tallac


En la frontera de los estados de Nevada y California discurre el lago Tahoe, en la falda de Sierra Nevada. Vigilando ese lago se encuentra la montaña de Tallac y en su bosque habitan dos oseznos, Jacky y Nuca. Ellos son los protagonistas de la serie "El bosque de Tallac", más conocida precisamente por el nombre de estas crías, producida por la Nippon Animation en 1977 y estrenada en TVE el sábado 16 de diciembre de 1978 a las 15.30h.


Basada en un relato del inglés Ernest Thompson Seton, la serie de 26 capítulos se hizo tremendamente popular en nuestro país, generando multitud de merchandising; por eso no es de extrañar que se repusiera varias veces a lo largo de la década siguiente. Esta era la quinta producción japonesa que se emitía en TVE tras "Meteoro" (dentro del ómnibus "Siempre en domingo"), "Heidi", "Marco" y "Mazinger Z" pero la primera en la que se transmitía un mensaje de concienciación sobre el respeto a los animales y la conservación de la naturaleza. 


Los pequeños plantígrados no eran las únicas estrellas de la serie, el niño indio Senda, su amiga Olga (la hija del propietario del almacén) y los padres de ambos, además del tío Dimas (empeñado en encontrar oro) y la madre de los oseznos completaban el reparto. En nuestro país, actores de primera línea doblaron a estos personajes. Jackie tenía la voz de Selica Torcal a la que muchos ubicarán en su papel de Juana en "Con el culo al aire" pero que siempre será recordada por haber dado vida a "Heidi". Matilde Conesa, habitual de los radio-teatros y famosísima por su Bruja Avería, interpretaba a la madre osa y, entre otros, intervenían también Julio Núñez ("Cyrano de Bergerac" en un cuidado "Estudio 1") y Matilde Vilariño (la voz de Pablito Calvo en "Marcelino, pan y vino").
   En la lista de personajes que se publicó en la prensa de la época para anunciar la serie se utilizaron los nombres de la traducción inglesa que después no coincidía con los usados en el doblaje, así Alice se convirtió en Olga, Ram en Senda y Jill en Nuca.


Bellísimos fondos servían de escenario para las aventuras de Jackie y Nuca por los bosques y de la entrañable amistad entre ambos y los niños, a pesar de las advertencias de la madre osa de que los humanos son los animales más crueles y es imposible relación alguna entre osos y hombres.


La amistad y el respeto por la naturaleza triunfan en esta serie que se emitió en medio mundo y que, aunque no alcanzó la enorme audiencia de "Heidi" (récord no superado después de haber sido el programa con mayor valoración de 1976) sí que hizo soñar a los niños de finales de los 70 con un mundo idílico, el bosque de Tallac y eso que no hablamos de un producto maniqueo (aunque sí sentimentaloide). De hecho, uno de los momentos más terribles vividos por los espectadores fue el de (ATENCIÓN: SPOILER) la muerte de la madre osa:



3 comentarios:

  1. Preciosa serie que llenó el hueco dejado por Mazinger Z en la programación, aunque entre Mazinger y El bosque de Tallac se emitiera Orzowei, pero no era lo mismo, nosotros queríamos dibujos

    ResponderEliminar
  2. yo lo recuerdo de los cuentos pero no de verlo en la tele

    ResponderEliminar
  3. Yo era muy pequeño, pero la recuerdo como una de las más entrañables y aún hoy en día me encanta la sintonía

    ResponderEliminar