martes, 14 de mayo de 2019

Encuentros en libertad


Hablar de economía ante un público profano es complicado, hacer un programa de televisión sobre el tema parece misión casi imposible si nos dirigimos a una audiencia heterogénea y no al espectador de un canal especializado pero TVE lo ha intentado en varias ocasiones a lo largo de su historia. Quizás "El canto de un duro" presentado por Mari Carmen García Vela en los setenta es el ejemplo más recordado pero a principios de los ochenta hubo otro intento destacado que comenzó con polémica. 
   "Encuentros con la libertad" fue un espacio divulgativo dirigido por Sibely Valle y Fernando Navarrete, que además se encargaban del guión, la presentación (ella) y la realización (él). Aunque al principio se había presentado a la prensa como una serie divulgativa para hacer comprender la economía al gran público, finalmente comenzó como "envoltorio para la emisión de otro programa, inicialmente titulado Libertad de elegir: diez espacios de media hora protagonizados por Milton Friedman, premio Nobel de Economía, que pronunciará sus lecciones de liberalismo puro o, según otros, de ultraliberalismo, aplicadas ya por las dictaduras de Chile y Argentina" (J.R. Pérez Ornia, "El País", 21 abril 1982). En realidad lo que había sucedido es que durante el desarrollo del programa decidieron que era más fácil asumir el formato de "La Clave" para facilitar la comprensión, es decir, emitir una película (en este caso, un documental) y después llevarlo a debate. Llegados a ese punto se dieron cuenta de que no había demasiados cortos didácticos disponibles y a eso se unió que recientemente TVE había comprado al Instituto de Economía de Mercado esa serie de Friedman que en su día había emitido la BBC (poco sospechosa de apoyar a las dictaduras mencionadas). La compra a través del director del Instituto, Pedro Schwartz (hermano de Fernando y que décadas más tarde presentaría su propio programa sobre economía en la 2) no estuvo exenta de críticas ni se aclaró cuánto había costado aunque en la prensa se llegó a publicar que la cantidad superaba los tres millones de pesetas. Ante la polémica, Jesús Moneo, director del Gabinete Técnico de TVE aseguró que tras esa serie se emitiría otra con las tesis opuestas de J.K. Galbraith.
   Esta fórmula varió a los pocos meses y hasta el final de su singladura, el programa se quedaría sin la película introductoria y se ocuparía de "destacar temas más en consonancia con la vida diaria" (Anuario TVE) y no con la macroeconomía. Emitido en su primera temporada los miércoles a las 20 h (antes del TD2, excelente horario) y en la segunda los martes en la misma franja, siempre en la Primera Cadena, no pasó a la historia por su innovación ni por haber hecho entender estos complejos conceptos a la ciudadanía pero sí que fue otro digno empeño de ofrecer programas divulgativos en una España en Transición. Recordemos que en esa misma temporada convivían en la parrilla programas como "La Clave", "La víspera de nuestro tiempo", "Su turno", "En paralelo" y "Usted, por ejemplo", todos con debates o coloquios en su estructura. No sé si hoy el espectador aguantaría a las ocho de la tarde una tertulia sobre el Marxismo, la revolución de los Mandarines o la reconversión industrial pero a principios de los ochenta esto no era raro. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario