lunes, 5 de julio de 2010

Planeta imaginario

He pensado varias veces crear la Asociación de Afectados por Planeta Imaginario pero no acabo de dar el paso aunque conozco varias personas de mi edad dispuestas a engrosar las filas del club porque se reconocen como traumatizados por ese programa.
En 1983 comenzó en el circuito catalán de TVE Planeta Imaginari y la temporada siguiente pasó a nivel nacional en la tarde de los lunes donde permaneció hasta 1986. Miquel Obiols (Juego de Niños) dirigió este programa experimental en el que la estética era la clave.
La trama que articulaba toda la serie la articulaba Flip (Teresa Soler) que vivía en ese planeta imaginario acompañada de un amigo invisible, Muc, y de Maletín (Josep María Gimeno). Allí recibía la visita de seres extraordinarios.
Por ejemplo el comedor de libros, interpretado por el después famoso Galindo de Crónicas Marcianas.
Los decorados de Luis Gracia marcaban la pauta en un programa que no gustaba pero enganchaba, me explico: no recuerdo que a ningún chaval de mi edad le gustara pero tampoco podíamos dejar de verlo porque su estética tenía tal poder visual que nos pegaba a la pantalla.
Si a eso añadimos la música de la cabecera del programa, esa interpretación agobiante del Arabesque nº1 de Debussy por parte de Isao Tomita teníamos el conjunto completo para que la noche del lunes al martes tuviéramos pesadillas.
Afectados del mundo, uníos.

Nota: las fotografías son capturas de "La imagen de tu vida", por eso tienen un número en el extremo superior izquierdo.

8 comentarios:

  1. Cierto, lo atractivo del programa era su estética que a muchos nos enganchó y no tanto lo que se nos contaba. Personalmente me trae el recuerdo de verlo durante el verano y en casa de mi abuela. Y de los personajes que me vienen a la memoria, además de los que aparecen en este post, era uno de un huevo, jeje...

    ResponderEliminar
  2. "no recuerdo que a ningún chaval de mi edad le gustara pero tampoco podíamos dejar de verlo"
    Exactamente, lo ha clavado. Aunque en mi caso tampoco nunca me hizo mucha gracia "La bola de cristal"

    ResponderEliminar
  3. La imaginación es muy peligrosa, debería prohibirse. Es más, cortémosle las manos a Tomita, profanemos la tumba de Debussy, y recluyamos a Teresa Soler en convento de Ávila para salvar su alma.

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. lo mismo le digo a ese anónimo, lo que parece que vosotros no habéis tenido infancia o en realidad no habéis visto el programa en vuestra puta vida ya podrían aprender las cadenas de TV de este formato que no le legan ninguna a la suela del zapata so patanes

    ResponderEliminar
  6. Os juro por Snoopy que cuando vi al Galindo por primera vez en ese programa pensé que era una enana vieja lesbiana.

    Y coincido plenamente con don Alejandro: el programa no tenía ni pies ni cabeza pero era siniestramente hipnótico.

    ResponderEliminar
  7. ¡¡Pero por Dios!! ¿Cómo puedes quejarte por la música? ¡¡Si es lo que mejor recuerdo!! Bastantes años después descubrí que, efectivamente, era una versión de un tema clásico del tal Debussy. Y me encantaba. Joder, si la tengo hasta en el ordenador (el clásico, no el del programa)

    Y a mí si me gustaba. O al menos, no me disgustaba...

    ResponderEliminar
  8. Redescubrir esto hoy me ha hecho llorar, a mis 35 años, ese producto triste de pesadilla rara que absorvimos como esponjas. se pasaron tres pueblos, no era para niños y no se parecía en nada a la vida real, parecen peliculas macabras, frívolas y teniendo en cuenta que no existia el zapping y por muy sugerentes que fueran los muy modernos conceptos que allí salieron, por lo que puedo ver ahora en internet, El Planeta Imaginari es una putada antidisney sin sonrisas y no hay adulto suficientemente maduro para no impregnarse de la desagradable fuerte sensación, por tanto fué una injusticia que mimetizáramos, aprendiéramos, nos tuviéramos que tragar esta cosa que, mirado por la banda creativa, si lo descubriera hollywood, en versión moderna, daria mucho de sí porque es mucho más denso que la mayoria de pelis.

    ResponderEliminar