sábado, 7 de agosto de 2010

Rosa Morena en "A su aire"

Ayer hablaba sobre el programa "A su aire", conciertos grabados en lugares emblemáticos para sus intérpretes, teatros de su barrio, la plaza de su pueblo... la idea había comenzado en Barcelona pero después Madrid asumió varias de las transmisiones. Precisamente una realizada desde Alcala de Henares es la que supuso un escándalo en aquella pacata TVE, todavía con miedo a lo que se dijera en El Pardo. La cantante de flamenco-pop Rosa Morena fue elegida para cantar en la sala de plegado de paracaídas de la Unidad de Paracaidismo de la población madrileña antes nombrada.
Hasta aquí, todo normal. El problema (o no) es que la Morena era una mujer de muy buen ver en 1974 que jugaba con su sensualidad y que decidió acudir con una camiseta sin mangas bastante ajustada que dejaba ver su generosa anatomía. Su pantalón era, como mandaba la moda, ancho al final pero muy ajustado en ciertas partes.
Colocar a Rosa entre cientos de jóvenes militares que no tenían mucho acceso al género femenino no fue una buena idea, el bromuro no hizo efecto y sus carantoñas, contoneos, besitos y animación en general convirtió a los muchachos en orangutanes bramando por una hembra.

El clímax llegó con su éxito "Échale guindas al pavo", Rosa Morena bajó del escenario y se arrimó a todos los chavales. La canción fue interpretada en play-back pero el sonido directo que estaba de fondo era un grito ancestral que causó estupor entre el régimen.
La Morena comentó en alguna entrevista posterior que salió de allí llena de moratones por los pellizcos de los paracaidistas y que todo había sido idea de Chicho Ibáñez Serrador, por entonces Director de Programas de TVE.
Este escándalo se sumó al escote de Rocío Jurado en "Cambie su suerte". Algo estaba cambiando en el Ente, que empujaba a la sociedad española a abrir su mente y liberarse de prejuicios.

1 comentario:

  1. ole mi niña cuanto t kero a ver si ns vemos otra vez

    ResponderEliminar