lunes, 31 de octubre de 2011

Adiós a Jimmy Savile, alma mater de TOTP

Que un presentador con pelo rubio oxigenado, frases absurdas acompañadas de una especie de soniquete tirolés, chandal dorado y enorme puro se convirtiera en una institución sólo puede pasar en la Gran Bretaña y esa nación llora estos días a Jimmy Saville, fallecido el pasado 28 de octubre cuando faltaba un mes para que cumpliera los 85 años. Este dj que triunfaba en los 60 en Radio Luxembourg fue fichado por la BBC para presentar en 1964 el programa musical más longevo de la historia, "Top of the Pops" y él fue su verdadero rey, durante sus 42 años de existenca fue un anfitrión intermitente pero llegó a conducir 300 emisiones, entre ellas la primera y la última.
Él se veía a sí mismo como el Rey Salomón de la música, dando consejos a los jóvenes músicos y también a su público, no en vano llegó a tener tanto crédito en la industria que fue contratado como asesor por varias discográficas.
No sólo de su olfato como DJ vivió Savile, su programa "Jim'll Fix It" (del que ya hablamos aquí) se mantuvo casi 20 años en antena cumpliendo semanalmente los sueños de niños británicos. De hecho su afán por ayudar a los demás se demostró en la multitud de obras benéficas en las que participó a lo largo de su vida. Se ha calculado que consiguió 40 millones de libras para desfavorecidos en distintos ámbitos.
Cuando "Top of the Pops" se despidió en julio de 2004 sólo él podía ser quien se encargara de ser el presentador principal de todo el elenco que lo acompañó en el plató, incluso apagó la luz del estudio (literalmente).
Savile era un tipo raro, sí, no se casó y vivió con su madre hasta su muerte y durante 5 días la veló en su propia casa sin permitir que nadie tocara el cuerpo. Aparte de esas excentricidades de las que presumía nadie puede negar que un presentador con tanta personalidad sería complicado de contratar hoy en día, en que lo que se busca es la medianía. Añadido el 12-1-13: Scotland Yard ha confirmado que Savile abusó durante 50 años de unas 500 personas entre niños y adultos, algunos con discapacidad mental. El impacto que las investigaciones iniciadas el año pasado en torno a esta figura tan mediática ha sido brutal entre los británicos, difícil de describir para los que no han crecido con el presentador en pantalla. También ha salpicado al honor de la propia BBC que ha visto cómo dimitían algunos de sus directivos y se dudaba de una correcta praxis tanto actualmente (en cuanto a la información sobre el caso) como antiguamente durante el período de apogeo del comunicador, ¿se sabía lo que hacía y se permitió la impunidad?

3 comentarios:

  1. no me había enterado, vaya, otro clásico que se ha ido.

    ResponderEliminar