viernes, 13 de mayo de 2011

Jurados eurovisivos 1

El tele-voto ha democratizado (supuestamente) el festival de Eurovisión que se celebra estos días aunque desde luego no se ha perdido la politización, sólo hace comprobar los puntos que se reparten países del Este por cuestiones puramente diplomáticas. Antiguamente quien decidía quién ganaba el certamen era un jurado en el que se incluía gente de distintas edades, formación, profesiones... en fin, una especie de encuesta en plató que representaba los gustos del público europeo. No me meteré aquí a redactar una historia pormenorizada de los cambios en los sistemas de votación y jurado que se han producido en el más de medio siglo de este encuentro musical, ya hay webs de eurofans que lo han hecho y muy bien, pero sí a recordar aquellos entrañables programas previos.
Según mis datos el primero que se conserva en el archivo de RTVE es el de 1968 presentado por Jesús Álvarez con su sempiterna sonrisa y con una invitada a la que demostró su cariño, Pilar Miró.
Al año siguiente, tras la victoria de Massiel, el festival se retransmitía desde el Teatro Real de Madrid y en Prado del Rey se encontraba el jurado presidido por Álvaro de Laiglesia, director de "La Codorniz", que le puso bastante humor al asunto. Volvía a moderar Jesús Álvarez que le dió suerte de nuevo a la delegación española porque Salomé (junto a Lulu, Frida Boccara y Lenni Kuhr) se hizo con el triunfo.
En 1972 no hubo jurado en Madrid porque se encontraba en el gran salón del castillo de Edimburgo. A José Luis Uribarri le acompañaban en el plató cantantes que ya habían representado a TVE en el concurso y dos futbolistas para dar paso a la señal de la BBC y comentar el resultado posteriormente.
En 1974 Antolín García movía su silla giratoria para presentar a los integrantes del jurado, que volvían al estudio. Entre ellos una bellísima Analía Gadé para la que el presentador tenía múltiples halagos.
Echo de menos aquellos decorados de urgencia llenos de gente que habitualmente no tenía gran cosa que decir y con un presentador o presentadora que intentaba amenizar la espera porque si en la primera semifinal de este año se cayeron las líneas y los locutores tuvieron que acudir al teléfono imagináos en los 60 y 70, que empezara puntual era milagroso.

Continuará...

3 comentarios:

  1. Vaya pelucón se gastaba Pilar Miró, jaja... está irreconocible. Los decorados no están nada mal para la época, sobre todo el último.

    ResponderEliminar
  2. Pilar Miró no aparece en la foto, que conste. Ya en aquella época la realizadora llevaba el pelo a lo garçon.

    ResponderEliminar
  3. Lo preocupante es ver lo mucho que ha evolucionado Eurovisión y su puesta en escena y lo poco que ha evolucionado el previo y el post de España a cargo del presentador de turno y el jurado de turno. Y eso es preocupante.

    ResponderEliminar