miércoles, 14 de septiembre de 2011

Ramón García, el hombre concurso de los 90

Hace unos días se anunciaba el fichaje de Ramón García por la Cadena COPE y 13TV, de momento se encargará de la desconexión para Madrid de "Así son las mañanas" pero en un futuro presentará otros programas tanto en la emisora episcopal como en su filial televisiva. Esto sucede después de no haber renovado contrato en Punto Radio tras 7 años de colaboración y habiendo dejado su último programa como lo más oído de la cadena. Ramontxu ofrece su experiencia a los oyentes pero no olvidemos que no hace tanto era LA gran estrella del entretenimiento de este país, en los noventa (casi) cualquiera de sus programas era un éxito, bien es cierto que tuvo la suerte de caer en grandes formatos pero no es menos verdad que él supo insuflarles naturalidad, frescura y cercanía. A pesar de verlo habitualmente con smoking nos resultaba un tío muy campechano.
Su carrera comenzó en 1983 en la radio en Vizcaya y tan sólo 5 años después debutó en la televisión autonómica del País Vasco presentando "Tal Cual", ya nos lo encontramos entonces con pajarita, un símbolo de lo que vendría después.
En 1990 es fichado por una cadena nacional, Antena 3, para presentar "La ruleta de la fortuna", un año más tarde comienza su labor al frente del que sería su despertar a la audiencia masiva, "No te rías que es peor", en sustitución de Jordi Estadella que se iba al "Un, dos, tres".
Aprovechó muy bien su etapa al frente del concurso de las risas silenciadas que precedía al Telediario, aquellos millones de espectadores se encariñaron con el bilbaíno y en 1993 fue elegido para la gran apuesta de la pública en formatos de alto presupuesto, el macro-concurso "¿Qué apostamos?" que antes había triunfado en Alemania e Italia. Su comunión con Ana Obregón fue tal que se conviertieron en pareja de hecho televisiva y presentaron juntos galas y Campanadas múltiples. En la foto aparecen junto a Héctor del Mar, que llevaría las apuestas en exteriores en 1997.
Entre temporada y temporada de aquel gran show se encargó de otros programas e intentó repetir éxito diario con formatos como "Aquí jugamos todos" (importado en 1995 de Francia y que comenzó con Miriam Díaz-Aroca), "Preparando qué apostamos" con Concha Galán (1996), "Tardes de Primera" también con Concha o "El Gladiador" (2002) pero no funcionaron como tampoco lo hizo "Un domingo cualquiera" (2003-04).
Sí que triunfó, y de qué manera, su "Grand Prix" que se mantuvo 9 años en antena en la Uno precedido por "Cuando calienta el sol" (1995). Aquí lo vemos con Mar Regueras, antes de convertirse en actriz y después de haber sido bailarina de multitud de programas. Cada año Ramón aparecía con una nueva compañera, la única que fue fiel durante todos aquellos años fue la vaquilla.
A veces enlazaba programas de gran formato como en 1999, tras la consiguiente temporada de "¿Qué apostamos?" se encargó de "El gran concurso del siglo" con Valeria Maza. Un año antes había hecho algo similar con "La llamada de la suerte".
De aquellos programas de ida y vuelta hubo al menos uno que repitió al año siguiente, "Todo en familia" donde volvió a encontrarse con Concha Galán, su partenaire más habitual después de la Obregón, claro.
Habéis perdido la cuenta de la cantidad de programas que presentó García con más o menos éxito hasta mediados de esta década, seguro, pero aún quedan por recordar sus actuaciones en Telepasión, sus 11 años de Campanadas en la Uno (+2 en Antena 3) o "¿Sabes más que un niño de primaria" (en la 3 también).
Hace unos 5 ó 6 años se empezó a decir que Ramón estaba quemado, qué injusto me resulta que uno se queme simplemente por trabajar y hacerlo lo más correctamente posible. Quizás él es el representante máximo de un tipo de programación que ya es difícil que se repita en nuestra tele, espacios de enormes decorados, tanto como sus presupuestos y hay que reconocer que sabía moverse excepcionalmente en aquellos platós.

5 comentarios:

  1. sí, yo más que hombre concurso hubiera dicho casi hombre orquesta porque mira que no hizo cosas este hombre en la tele...

    ResponderEliminar
  2. Sin duda fue el rey de la televisión de entretenimiento y familiar de los 90 y también el yerno que todas las suegras quisiesen tener jeje.

    ResponderEliminar
  3. Tardes de primera (1996) obtuvo un 20% de cuota de pantalla y no lo retiraron por su audiencia, sino por que la estructura del programa era un desastre y al final Ramón y Concha no tenían tiempo suficiente para presentar cada sección.

    ResponderEliminar
  4. En el caso de Un domingo Cualquiera obtuvo en la temporada (2003-04) un 19% de audiencia, y fue retirado a causa del cambio de gobierno del PSOE al PP y no por su audiencia, ya que rondaba la media de la cadena y era la segunda opción de la tarde del domingo, solo superado por la serie Rex, un policía diferente.

    ResponderEliminar
  5. Por ultimo comentar que el Grand Prix estuvo en antena 10 años y no 9 como dice el articulo.
    Cuando calienta el sol (1995) y Grand Prix (1996-2005).

    ResponderEliminar