lunes, 29 de noviembre de 2010

Mitomanía

"Mitomanía", dícese de la admiración incondicional por personas que se convierten en mitos por esa retroalimentación con su público. No fue mala idea la de titular así a una serie de programas especiales dirigidos y presentados por Guillermo Summers compuestos por actuaciones musicales de clásicos y no tan clásicos. Lo que comenzó en el verano del 95 como un relleno se convirtió en un éxito inesperado y se renovó en forma de especiales periódicos aprovechando el archivo casi inexplorado por aquel entonces. Summers aprovechó su larga experiencia como guionista para darle unidad al programa, eligiendo temas monográficos, enlazando las actuaciones de forma muy inteligente y preparando unas presentaciones ingeniosas.
Para acompañarle en el plató eligió a una actriz que ya le había acompañado en "Dos cadenas para ti", "Devórame otra vez" y "Lo que en tiempos se llevó", Susana Hernández. La pareja funcionó a la perfección hasta 2001 y entre sus logros se encuentran los Especiales de Fin de Año (líderes de audiencia) o la serie incluida en el genérico Mitomanía "Érase una vez la tele" sobre los 40 años de TVE.
Summers se jubiló de la Casa pero continuó en televisión presentando un concurso dentro del Megatrix de Antena 3 y "Hagamos el humor" en Canal Sur. Susana continuó con su carrera como actriz en series como "Hospital Central" o en obras de teatro como "La tortuga de Darwin" y en 2007 fue Premio Mihura como mejor actriz de teatro clásico.

Reconozcámoslo sin pudor, los nostálgicos disfrutamos de lo lindo con los programas de Summers, sin pretenderlo creó una generación de teleadictos.

sábado, 27 de noviembre de 2010

Salas y Summers antes de Salas y Summers

En 1983 debuta un dúo que no pretendía ser dúo, Salas y Summers, dos profesionales de TVE con trabajos dispares a sus espaldas comienzan un programita para anunciar la programación de las dos cadenas que se convierte, de forma inesperada, en un éxito, se llamaba "Sin embargo... te quiero". Ya hablaremos con calma de él porque éste fue sólo el inicio de una serie de programas que ambos presentaron al alimón, "Segundos fuera" (1986), "Juegos sin fronteras" (1988), "La hora del TPT" (1988) y "Objetivo indiscreto" además de varios especiales como "Esto es Jolibú". Fue tal su fama que las salas de fiestas les querían contratar, ellos intentaban explicar que lo suyo era cuestión de guión, que no eran humoristas... pero nada, lo que importaba era su popularidad. El caso es que antes de unirse, Salas y Summers ya habían hecho muchas guardias en el Ente.
Guillermo Summers entró en TVE ya en los 60 y trabajó en el departamento de decoración y en el de rotulación haciendo dibujos para programas hasta que comenzó su carrera como guionista especializándose en programas infantiles. De su mano salieron "El juego de la foca", "El monstruo de Sanchezstein" o "La locomotora". Tras su etapa con Salas se unió profesionalmente a Susana Hernández en "Devórame otra vez" (1991) y "Mitomanía" (1995-2001).
La foto pertenece al programa de Íñigo "Fantástico" donde Summers apareció para demostrar que era capaz de mover su nuez a gran velocidad (para eso lleva pajarita, para que se note el movimiento).
Ignacio Salas trabajó como reportero, guionista, realizador y director de multitud de programas hasta que se unió con Guillermo. Después de aquella andadura común continuó en TVE sin destino fijo, haciendo secciones para programas como "Cartelera" o haciéndose cargo in extremis, por el fallecimiento del primer director, de "Mañanas de Primera" (1996) presentado por Laura Valenzuela. En 2000 fue nombrado de la Academia de la Televisión donde se mantuvo hasta 2006.
La foto es de finales de los 70, ahí vemos a Salas de reportero para el informativo "Última hora".

He dejado para el final el último programa en el que vimos juntos a Salas y Summers (de forma periódica, si no fuera así me remito a la Gala de los 50 años de TVE), "Al habla", un concurso sobre el lenguaje presentado por Jesús Marchamalo en el que ambos colaboraban.

jueves, 25 de noviembre de 2010

Ghostwatch

Ya que estos días hablamos de formatos sobre sangre y fenómenos paranormales hoy le toca a un programa especial emitido la noche de Halloween de 1992 en la BBC1 que aúna ambas cosas. Bajo el nombre de "Ghostwatch" se presentaba una experiencia televisiva única en el mundo, 90 minutos en directo conectando con una casa en Northolt donde en las semanas previas se habían certificado fenómenos Poltergeist.
Para conducir el especial se contrató a uno de los presentadores británicos con más prestigio, Michael Parkinson, que llevaba años con su programa de entrevistas del que ya hablamos aquí. De esta forma se pretendía dotar de una mínima credibilidad a una emisión muy arriesgada.
Parky estaba acompañado en el estudio por una psicóloga que había estudiado el caso y que confirmaba que las tres habitantes de la casa (madre y sus dos hijas) no estaban fingiendo y que estaban mentalmente sanas. Además se habilitó una centralita de llamadas para que los espectadores contaran sus propias experiencias, al frente de ese dispositivo estaba el periodista Mike Smith.
Y en la casa se encontraba su mujer, Sarah Greene, que pasaría una noche con la familia. Otro reportero, Craig Charles, pululaba por los alrededores para sondear a los vecinos.
Durante la primera hora el programa transcurría lentamente, no se veía nada especial pero llegado cierto punto todo se descontroló y no quiero adelantar nada más por si alguno se anima a verlo.
Eso sí, conviene advertir algo que en su día no quedó del todo claro, en realidad era una ficción. Si en radio tenemos la adaptación de La Guerra de los Mundos de Welles, los británicos tienen el equivalente televisivo en Ghostwatch. La centralita de la BBC (no la del programa, que era falsa) se colapsó, las críticas del día siguiente eran bestiales por haber llevado al equívoco al ingenuo televidente y la audiencia es la más alta hasta la fecha en Reino Unido para un drama de emisión única. Nunca más se ha vuelto a emitir.

miércoles, 24 de noviembre de 2010

Más allá

En 1976 TVE da la oportunidad al doctor Jiménez del Oso de independizarse del programa "Todo es posible en domingo" y ampliar su sección dedicada a los fenómenos paranormales para convertirla en un programa con entidad propia. El título "Más allá" daba una idea bastante clara de lo que se pretendía, por una parte explicar sucesos extraños que van más allá de la comprensión humana y por otra, no quedarse en la superficie más sensacionalista y analizar el por qué de esos hechos.
Fernando Jiménez del Oso había cursado medicina especializándose en Psiquiatría, disciplina que nunca abandonó. Su interés por lo desconocido le llevó a escribir relatos e incluso uno de los capítulos de "Historias para no dormir", dirigido por su amigo Ibáñez Serrador. En 1974 había comenzado su andadura televisiva hablando de estos temas en el ómnibus dominical presentado por J.A. Fernández Abajo y fue tal el éxito que tan sólo dos años más tarde tenía su propio programa.
Se mantuvo hasta 1982 con ese título y hasta 1984 continuó con otra serie denominada "La puerta del misterio" en la que ensayaba otras fórmulas. En "Más allá" había realizado o comprado a otras televisiones reportajes sobre México o Perú pero esta vez se realizaban programas monográficos desde esos parajes.
Jiménez del Oso se hizo popularísimo, fue el primero en acercar temas tabú hasta entonces en la televisión como los OVNIS o la vida después de la muerte desde un punto de vista didáctico y nada ocultista. Su título de "doctor" le confería cierto prestigio y respeto ante el espectador más escéptico. Don Fernando dedicó el resto de su vida a divulgar fenómenos paranormales en radio, televisión, revistas y libros. Falleció en 2005.

lunes, 22 de noviembre de 2010

Código Uno

Quede claro desde el principio que hoy no hablo de un programa que recuerde con cariño, ni mucho menos, y que ni siquiera justificaría su emisión en un canal público pero la historia de la tele también se nutre de espacios como éste, con sus errores o ¿por qué no? con sus aciertos. "Código Uno" nació al rebufo de "¿Quién sabe dónde?" en 1993 para hablar de sucesos, simple y llanamente era una especie de "El Caso" televisado con un esquema inteligente creado por el director inicial del programa de búsqueda de desaparecidos, otra cosa es que evolucionara hacia un sensacionalismo que no se planteaba en el proyecto inicial.
Para darle una pátina de respetabilidad se eligió, siguiendo el esquema de "¿Quién sabe dónde?", a dos periodistas de prestigio, sobrios en pantalla y credibilidad en sus palabras. El elegido inicialmente era Pedro Meyer, un hombre que había hecho de todo en TVE, desde infantiles ("La casa del reloj") a juveniles, musicales o informativos. No se sabe muy bien por qué razón se cambió en el último momento la decisión y llamaron a Arturo Pérez-Reverte que pasó de ser reportero a sentarse en un plató. De hecho, fue el único programa que presentó en su carrera y parece que nunca llegó a sentirse cómodo hasta el punto de que abandonó el espacio en plena temporada para volver a su trabajo habitual y trasladarse a Bosnia. Poco después decidió dejar definitivamente TVE por una polémica generada con su libro "Territorio Comanche" en el que se daba a entender que los enviados especiales justificaban gastos con facturas falsas. Pérez-Reverte fue mucho más digno que sus jefes, cogió sus bártulos, escribió una carta y nunca más pisó Torrespaña.
Mayte Pascual provenía del área de informativos pero antes había sido chica Hermida en la primera temporada de "Por la mañana" (1987). Ya había trabajado con el maestro en el debate "Su turno" y posteriormente se encargaría de presentar la segunda edición del Telediario. Actualmente realiza reportajes para "Informe Semanal". Cuando Pérez-Reverte dejó el programa Mayte continuó en solitario durante un tiempo.
Entre los colaboradores contratados para explicar el modus operandi de los criminales se encontraba Manuel Giménez, portavoz del Cuerpo Nacional de la Policía durante 3 lustros y posteriormente estrella de las mañanas de la Primera con "Así son las cosas" o "Por la mañana" acompañando a Inés Ballester.
La criminóloga Margarita Landi, acompañada de su sempiterna pipa, era un personaje en sí misma y formó parte de la redacción del periódico "El Caso" desde 1955 hasta su desaparición así que era evidente que su elección como colaboradora estaba cantada.
En 1994 Mayte Pascual fue sustituida por Julio César Iglesias, en aquel momento estrella matinal de RNE, que permaneció una temporada en el programa hasta que languideció en el late night con audiencias muy alejadas de las que había conseguido el año anterior.

Es curioso que de "Código Uno" nos quede el recuerdo de un vídeo cómico a más no poder, ¿os suena aquello de "me echaron droja nel cola cao"?

viernes, 19 de noviembre de 2010

De cerca con Jesús Hermida

En 1978 Jesús Hermida vuelve a España tras su larga etapa como corresponsal de TVE en Nueva York. Aparentemente lo lógico es que la Casa le ofreciera un proyecto interesante aprovechando su prestigio y fama amén de su estancia en EE.UU como espectador de una televisión que nos llevaba mucha ventaja. No obstante, lo que a veces parece evidente para el espectador no lo es tanto para los directivos y Hermida se pasó dos años en barbecho hasta que en 1980 le permiten hacer un programa diario de entrevistas en profundidad después de la primera edición del Telediario, o sea, una hora muerta en aquella época.
Decorado sencillo pero realización intimista del gran Luis Tomás Melgar. La palabra de personas interesantes como principal arma, la capacidad de don Jesús para escuchar y crear un hilo invisible entre entrevistador y entrevistado como as guardado en la manga.
Con esa base Hermida y Melgar consiguieron un gran éxito lo que le permitió presentar un año más tarde el informativo "Crónica 3" y posteriormente el debate "Su turno" en prime time.
"De cerca" a veces salía del plató como esta foto lo atestigua, entrevista a Chicho en un control de realización. El último programa fue Hermida el entrevistado por tres de sus invitados de la temporada: Pilar Miró, Antonio Gala y Pedro Ruíz. El espacio continuó durante un tiempo sin presentador fijo, estableciendo una curiosa fórmula que después han imitado algunas autonómicas, el entrevistado se convertía al día siguiente en entrevistador y así sucesivamente.

martes, 16 de noviembre de 2010

Horas doradas

En 1980 TVE vivía una época de grandes producciones y la dirección decidió ir un paso más allá en el entretenimiento al co-producir con EE.UU y Canadá una serie de 13 programas llamada "Horas doradas" que se grabaría íntegramente en un magnífico auditorio de Toronto (Canadá). Hasta allí se desplazaba un equipo español junto a todos los artistas internacionales invitados al show. De no ser un esfuerzo conjunto de varias cadenas hubiera sido imposible asumir un gasto así.
Luis Calvo Teixeira se encargaba del guión y la dirección de la parte española, es decir , de las presentaciones y los duetos entre los presentadores españoles y los cantantes convidados. Digo "presentadores" porque cada semana era un artista nacional el elegido para conducir el espectáculo.
Massiel, Paloma San Basilio, Rocío Jurado, Raphael, Miguel Ríos, Pablo Abraira, Mocedades, Isabel Pantoja ... todos en pleno apogeo por cierto, fueron algunos de los presentadores de un programa realizado por Larry Schuur y Barry MacLean. Diez cámaras captaban la emoción de la música en directo de cantantes o grupos de primerísimo orden.

Tony Bennett (en la foto), Tina Turner, Dionne Warwick, Kook & the Gang, Charles Aznavour, Gloria Gaynor, Pearl Bailey, B.B. King, Lou Rawls, Eddie Fisher, el mago David Copperfield, el cómico Jerry Lewis y así podríamos seguir unas cuantas líneas más para enumerar a las estrellas del programa... un elenco impresionante.

Así recordaba "La tele de tu vida" el programa, ojo, la fecha está equivocada:

lunes, 15 de noviembre de 2010

20 años del estreno de "Twin Peaks"

Tal día como hoy hace dos décadas Tele 5 se apuntaba un importante tanto al emitir por primera vez en España la serie de culto de la década, esa que ya estaba siendo motivo de análisis en medio mundo desde que estrenara en la ABC el 8 de abril de 1990. A partir de entonces los espectadores se preguntarían "¿Quién mató a Laura Palmer?". Lo que en principio parecía una serie sobre la investigación de un asesinato se convertía en una radiografía surrealista de una población de Washington llamada Twin Peaks donde sucedían cosas raras, tan raras que el asesinato de la Reina de la Belleza local no era más que un macguffin que servía para destapar las miserias de aquellos personajes.
El Sheriff Harry S. Truman era ayudado en la investigación por el agente del FBI Dale Cooper y juntos intentaban aclarar qué narices estaba sucediendo allí y cómo era posible que todo eso hubiera estado oculto durante tanto tiempo, el cadáver de Laura había destapado una sociedad corrupta hasta la médula donde personajes como la Mujer del Leño demostraban no estar tan chiflados como aparentaban. Hablar aquí de la riqueza de personalidades ambivalentes reflejadas en la serie es tarea harto complicada y no quiero que esto se convierta en un spoiler.
David Lynch y Mark Frost fueron los creadores de este experimento audiovisual con banda sonora inquietante de Angelo Badalamenti pero hay que recordar que Lynch apenas dirigió unos cuantos episodios, de hecho en la segunda temporada el actor Kyle MacLachlan denunció públicamente en la prensa que el equipo se sentía abandonado por el factotum creador de "Twin Peaks.
La trayectoria de la serie en la ABC fue irregular y la cadena demostró mucha inteligencia al mantenerla en antena a pesar de la caída progresiva de las audiencias. Con su final en 1991 muchas de las tramas argumentales quedaron sin responder, un año más tarde Lynch dirigió una precuela cinematográfica que fue un fracaso comercial y dejó, de nuevo, muchas preguntas en el aire.
A pesar de todo eso no hay discusión sobre su importancia en la historia de la televisión, de su fuente beben series posteriores tan aclamadas como "Lost". Merece la pena revisarla, no ha perdido un ápice de interés.

domingo, 14 de noviembre de 2010

El tiempo es oro

Los domingos por la noche en la 2 teníamos una cita con un concurso cultural creado por el gran Sergi Schaaf (responsable también de "Si lo sé no vengo" y "Saber y ganar"). Sus concursantes tenían que estar versados en un tema concreto que ellos mismo elegían y además defenderse en otros completamente peregrinos a su interés pero que forman parte de eso que llamamos "cultura general". Con mimbres tan poco proclives al éxito en prime time "El tiempo es oro" consiguió una audiencia considerable que lo llevó a la tarde de los sábados de la Primera durante una breve temporada hasta que volvió a su ubicación habitual.
El actor de doblaje y teatro y presentador radiofónico Constantino Romero fue el conductor perfecto, aquí encontró un programa a su medida tras el fracaso de un concurso familiar llamado "Ya sé que tienes novio". Su voz grave pero no severa acompañaba al participante en toda su aventura en el plató. Escuchar preguntas enrevesadas con la voz de James Bond (versión Roger Moore) o Clint Eastwood hacía que parecieran menos complicadas.
El formato tenía 3 fases: la primera, una ronda de preguntas generales; la segunda, para responder sobre el tema elegido por el participante y la tercera, una pregunta final en la que se contaba con la ayuda de dos amigos. Ese último interrogante era de extremada dificultad e incluía en realidad varias cuestiones que debían ser resueltas de forma consecutiva con la ayuda de enciclopedias. El tiempo destinado a esa parte final dependía de los segundos conseguidos en las fases anteriores, a más preguntas acertadas en menos tiempo, más minutos.
El programa comenzó a emitirse en abril de 1987 y se mantuvo en antena hasta marzo de 1992. Constantino contaba con la ayuda de una azafata de sonrisa permanente, Janine (a la derecha de la foto) y se rumoreaba que ambos estaban casados, por supuesto era falso.
Desde entonces se ha hablado varias veces de reavivarlo pero los intentos no han prosperado. Nos quedamos, pues, con el grato recuerdo que nos deja la memoria.

viernes, 12 de noviembre de 2010

Pedro Macía

Mirada profunda de ojos claros en una España de ojos oscuros, muy oscuros, tanto como la propia situación del país; voz grave que acompañaba a una dicción perfecta, de la vieja escuela, de la que le transmitieron Jesús Álvarez y David Cubedo, voces imperiales pioneras de los noticiarios de TVE. Pedro Macía es uno de esos periodistas de inicios radiofónicos pero trayectoria eminentemente televisiva. Ingresó en el Ente en 1963 ya vinculado al área de informativos donde no sólo presentó el Telediario en aquellas etapas primigenias sino que además intervino en otros espacios como "En antena", "Punto de vista", el marcial "Por tierra, mar y aire" o "Investigación en marcha" con el que en 1970 consiguió una gran popularidad junto a Enrique Rubio. Fue denominado el tercer "tele-bombón" sucediendo en el trono a Eduardo Sancho y José Luis Uribarri.
Tras una etapa de descanso del periodismo en el que se dedicó a las relaciones públicas de empresas volvió en 1973 a la Casa para hacerse cargo del Telediario donde vivió la intensa etapa de la Transición como testigo privilegiado. Macía dirigió y presentó todas las ediciones en distintas etapas, en algunas ocasiones tenía compañeros en el estudio como Florencio Solchaga (a la izquierda de la foto) o Miguel Sanchís y en otras se enfrentaba solo a la cámara.
Desde el informativo "Última hora" tuvo la ocasión de soltar auténticas exclusivas relacionadas con la política que en aquellos años generaba noticias con una rapidez inusitada.
En 1979 se enfrentó al director de RTVE al negarse a leer una nota impuesta sobre el supuesto rechazo de los secretarios generales de CCOO y UGT a la intervención del director de RENFE ante la huelga de ferroviarios y fue cesado.
Después de un período de ostracismo en TVE Canarias volvió a la Primera Cadena para dirigir y presentar "Punto de encuentro" entre 1985 y 1987, un espacio emitido en todos los países de habla hispana.
Los 90 supusieron un viaje continuo de platós, principalmente en los Telediarios destinados al Canal Internacional. Tras su jubilación, Macía se ha dedicado a la escritura y supongo que a aleccionar a su hijo César Macía que presentó el TD junto a Ana Blanco y más tarde lo vimos en Telemadrid.
Don Pedro es un pionero de los informativos con muchas cosas que contar sobre esa etapa apasionante de nuestro país. En su magnífico libro "Televisión Hora Cero" hablaba sobre la propia televisión como medio pero algunos esperamos un volumen sobre el día a día en los Servicios Informativos que nos explique cómo los periodistas se convirtieron en portavoces de la historia.

jueves, 11 de noviembre de 2010

Aquel estudio del Paseo de la Habana

El programa da igual pero para que quede constancia diré que la foto corresponde a "Con el código en la mano" de 1960, título apasionante para un espacio sobre seguridad vial que debía ser un truño importante pero nos sirve como ejemplo de lo que se hacía en aquellos primeros años de TVE. Programa divulgativo para los pocos espectadores que se podían permitir tener un televisor en casa y realizado con medios ínfimos, un plató de dimensiones enanas en el que el decorador conseguía colocar dos ambientes diferentes y el realizador se las apañaba cómo podía con sólo dos cámaras, eso sí, una de ellas en un travelling. En cuanto al sonido era recogido con dos micrófonos de jirafa y uno de pie para los presentadores. Y de estos primeros programas que hoy nos pueden provocar una sonrisa tierna hemos llegado a lo que tenemos hoy (que no siempre es mejor eh).
Cuánto nos queda por reconocer la labor de los pioneros...

martes, 9 de noviembre de 2010

Arriba y abajo

Aquí están los orgullosos sirvientes de la familia Bellamy residentes en el 165 de Eaton Place en la zona londinense de Belgravia. Ellos son los que vivían "abajo", los que cada día se encargaban de limpiar, cocinar, asistir y soportar a los que vivían "arriba". "Upstairs Downstairs" (en el original hacía referencia a las escaleras que comunicaban una zona con otra, algo intraducible al castellano) es una serie emitida por la ITV entre 1971 y 1975 y que supone un retrato ficcionado de la vida en la Inglaterra de 1903 hasta 1930 reflejada en las vidas de los habitantes de un mismo edificio pero de estratos sociales opuestos y por lo tanto con vivencias distintas.
La idea original era de dos actrices, Jane Marsh (a la izda. de la foto) y Eillen Atkins y desde 1969 rodó por varias productoras, pasó de comedia a drama, se cambió de título unas cuantas veces y finalmente se grabó un piloto en blanco y negro que esperó a ser emitido meses hasta que finalmente se grabó de nuevo en color y se programó sin muchas esperanzas de éxito y nula promoción. De forma sorprendente la serie creció de audiencia capítulo tras capítulo y permanecieron cinco años en la parrilla de la ITV convirtiéndose, por cierto, en una de las más recordadas de la cadena.
Y he aquí una de las fotos de promoción de la última temporada, ya a finales de los años veinte y con los aristócratas posando con los criados porque, al fin y al cabo, formaban una gran familia.
La BBC anunció la grabación este año de una mini serie de 3 capítulos que retomaría la historia 6 años después y con Jean Marsh en su papel de Rose pero con una nueva familia encabezada por Eillen Atkins que, por fin, cuarenta años después intervendrá en la serie que ella misma ideó. Si se cumplen las previsiones se emitirá en 2011.

Vean los primeros minutos del primer capítulo, 1971.

lunes, 8 de noviembre de 2010

Betty White, dama de la TV

Resumir la carrera de la que fuera Rose de "Las chicas de oro", Sue Ann en "La chica de la tele" y reciente estrella del "Saturday Night Live" en una entrada de blog es harto complicado pero no puedo (ni quiero) sustraerme al hecho de que una pionera del medio sigo activa. Esta actriz de 88 años comenzó a trabajar en televisión en 1949 como presentadora junto a Al Jarvis del programa "Hollywood on television" para el que fue contratada después de haber tenido su propio show en la radio. En 1953 protagonizó y co-produjo una de las primeras series con estrella femenina, "Life with Elizabeth" que se mantuvo en antena hasta 1955. White suele decir que competir con Lucille Ball y su sitcom que se grababa con muchos más medios era difícil.
Pero la cancelación de la serie no fue un parón para Betty, ya en 1954 había tenido su propio programa de entrevistas, aunque de vida breve, y entre 1957 y 58 apareció en la serie "Date with the Angels". Fue por esa época cuando debutó en el cine y en los concursos. Apareció como invitada en decenas de juegos con famosos que se emitían en las tres cadenas principales y en uno de ellos, "Password" conoció al que sería su tercer marido, el presentador Allen Ludden con el que vivió hasta su muerte en 1981.
En 1973 fue elegida para el papel de Sue Ann Nivens para la telecomedia "The Mary Tyler Moore Show" (La chica de la tele) por su aspecto de persona tierna y consiguió dos Emmy por este papel. Cuando la serie finalizó en 1977 la CBS contrató a White en exclusiva y protagonizó durante una temporada "The Betty White Show", una parodia sobre una mujer detective.
En 1983 se convirtió en la primera mujer en presentar un concurso, sería en la NBC, "Just Men!" por el que consiguió un Daytime Emmy. Por su contribución a este género desde la década de los 60 fue nombrada más tarde "La gran Dama de los concursos". Ese mismo año intervino en la serie "Mama´s Family" donde coincidió con Rue McClahahan, Blanche en "Las chicas de oro".
Llegamos a 1985, estreno de "The Golden Girls" en la NBC tras la cancelación de su serie anterior. De ella ya hemos hablado aquí así que me limitaré a recordar que se mantuvo en pantalla hasta 1992 y que tuvo un spin off, "The Golden Palace" de sólo una temporada. Sin duda el papel de Rose Nylund, curiosamente ese papel estaba pensado para Rue y Betty encarnaría a la descarada Blance pero como ambas habían interpretado papeles similares en series precedentes decidieron que lo mejor sería cambiar los roles y desde luego acertaron. En la foto vemos el acto público al que acudieron las tres supervivientes, ahora sólo queda una.
White no ha parado de trabajar aunque con un ritmo más tranquilo. Sin embargo, tras la aparición en una película de Sandra Bullock y en un anuncio de la SuperBowl surgió una iniciativa en Facebook para que presentara "Saturday Night Live" y finalmente lo hizo el día de la Madre en 2010 consiguiendo subir la audiencia del programa varios puntos.
Después de eso la carrera de White estaba lanzada de nuevo y protagonizó la primera serie de producción propia de TV Land (canal especializado en reposiciones), "Hot in Cleveland". Parece ser que ahora se encuentra inmersa en un nuevo trabajo con Jennifer Love Hewitt.
¿No merece Betty un homenaje de la profesión televisiva?

Como complemento uno de los sketches de la SNL compartido con la gran Tina Fey.

sábado, 6 de noviembre de 2010

The Johnny Cash Show

En 1969 la ABC contrató al redimido músico de country Johnny Cash para sustituir durante el verano a su estrella de las variedades "The Hollywood Palace" (nacido para competir contra el show de Ed Sullivan en la CBS). Cash tenía un público fiel que consiguió que el programa trascendiera a su objetivo inicial y que continuara en antena hasta 1971.
El espectáculo se grababa en el Ryman Auditorium de Nashville, hogar del mítico del Grand Ole Opry (un concierto semanal con los mejores artistas country y transmitido por radio). Esa elección fue vital para transmitir el verdadero sabor de este tipo de música en el que la interacción con el público es fundamental. Cash consiguió gran libertad por parte de la cadena para su programa y eso incluía no sólo el teatro de grabación sino los invitados, los temas, los contenidos y el respeto por las letras originales de las canciones, algo que en ciertas ocasiones provocó discusiones entre la ABC y los productores.
Amén de los artistas country y de la propia compañía residente del show en la que se incluía su mujer, June Carter, la Carter Family, Carl Perkins, The Three of Tennessee y The Statler Brothers para los fragmentos humorísticos, Cash invitaba cada semana a estrellas de la música popular como por ejemplo uno de los pioneros del rock, Jerry Lee Lewis...
... o un maestro del pop melódico como Roy Orbison. Además de interpretar sus temas solían tener un dúo con el anfitrión en el que versionaban clásicos del country.
Para la audiencia de Nashville, sin embargo, la parte preferida era la final, con la reunión de la cuadrilla en una especie de salón cantando de forma "improvisada" standards del country o del folk.
Cuando la ABC retiró el programa todavía estaba entre los 20 más vistos del país pero la cadena inició su "purga rural" para dirigirse a un público más urbano.

En páginas como amazon es fácil encontrar la colección de dvds recopilando grandes momentos como el estreno de la canción "Man in black" en contra de la censura de la cadena: