domingo, 28 de marzo de 2010

Curas en la tele

La comunión entre televisión e iglesia se remonta al mismo día de la inauguración de TVE. Ese 28 de octubre del 56 era Sta. Clara y se convirtió oficialmente en la patrona de los profesionales de la Casa y además se celebró una misa en su honor y se bendijeron los estudios del Paseo de la Habana. A partir de ese día era habitual ver por allí hombres con sotana al lado de la última estrella con escote de la época. La foto pertenece al programa "Catecismo", seguro que era muy entretenido pero no queda testimonio.
A finales de los 60 un hombrecillo con pinta de entrañable y verbo rápido y campechano apareció en pantalla en programas especiales. Escrivá de Balaguer tuvo libertad absoluta para hablar de la Obra sin ninguna cortapisa. Parece que incluso se probó la unidad móvil en color con él... no digo más.
En los 70 el Padre Sobrino parecía fijo de la casa, tenía programa propio sobre la familia pero hablaba de todo lo que le pedían porque como era simpático y agradable parecía que las lecciones ecuménicas entraban mejor.
Intentó secundarle el padre Jorge Loring pero su tono de bronca constante no caía bien en el espectador. Tuvo una segunda oportunidad con Xavier Sardá pero ya le pilló mayor (y a Sardá también).
Ya en los 80, y con "El Pájaro Espino" en antena, se fichó a Santiago Martín, un cura con hechuras de galancillo que presentó programas como "Testimonio". A él le debemos la entrevista a María José Cantudo a su vuelta de AcapulcoS, parodiada por Martes y 13 en los 90.
Hoy todo esto nos puede parecer anacrónico pero os recuerdo que "El día del Señor", o sea la transmisión de la misa del domingo, sigue siendo lo más visto del día en la 2 con más de un millón de espectadores.

No me puedo resistir a recordar este vídeo, la parodia de Martes y 13, "El rincón de la F":

4 comentarios:

  1. Escrivá de Balaguer inventó el monólogo en nuestra televisión ;)

    ResponderEliminar
  2. Pronto junto a futurólogos y concursos timo de madrugada veremos a telepredicadores pidiendo pasta para conseguir la salvación. Al final todo llega y eso no va a ser menos.

    ResponderEliminar
  3. ¿Es algo malo que salgan curas en televisión? ¿Es anacrónico que el programa más visto de los domingos sea la retransmisión de la Santa Misa? Os recuerdo que éste es (todavía) un país católico, machos. Un respeto, por favor.

    ResponderEliminar
  4. Aquí nadie ha faltado al respeto a nadie, no se dice que sea malo (ni bueno) que haya curas en la tele y en el texto se recuerda lo que tú mismo has dicho, que la Santa Misa tiene audiencia... ahora bien, también la tiene "Sálvame" y eso no lo convierte en un gran programa, te recuerdo, anónimo, que este es, oficialmente, un país laico así que si ponemos a curas católicos como servicio público que es la televisión también deberíamos ampliar el tiempo de programas como "Islam hoy". Y lo digo sin pizca de ironía.

    ResponderEliminar