miércoles, 4 de noviembre de 2009

Como presentador un pestiño pero productor...

Hablar de Ed Sullivan es hacerlo del variety show por excelencia de la televisión en EE.UU. Desde 1.948 hasta 1.971 este programa llenó los domingos de la CBS con grandes índices de audiencia y con momentos memorables como las actuaciones de Elvis Presley, los Beatles o los Jackson Five por sólo mentar algunos.
Ya lo digo en el título, Sullivan era uno de los peores presentadores que jamás captó una cámara pero como productor no tenía precio, tenía un olfato infalible para detectar qué cantantes, grupos o humoristas iban a gustar a la audiencia. De hecho Ed ya era conocido antes del programa por sus columnas en el New York Times sobre el mundo del espectáculo. Cuando fue contratado para presentar, el espacio se llamaba "The Toast of the Town" pero a partir de 1.955 adquirió su nombre y es que en esa época ya se decía que si no aparecías en su show, no eras nadie.
Ver hoy en día a este hombre malhumorado, con cara de palo, con dentadura imposible, con sus continuos errores y despistes es preguntarse cómo es posible que estuviera 23 años en antena, la respuesta es simple: siempre conseguía a los mejores artistas, el espectáculo estaba sobre el escenario, él simplemente era un trámite pero un trámite con mucha vista.

1 comentario: