domingo, 12 de julio de 2020

¿Qué ponen hoy? 12 de julio de 1961


El 12 de julio de 1961 era miércoles y en TVE, el verano todavía no se notaba en la programación. Las grandes series internacionales y los programas de éxito producidos aquí no habían cerrado temporada, tenían que atender a una audiencia que ya había creado rutina en el visionado diario de sus espacios favoritos. Eso sí, el interés se centraba en el "programa de noche", tal y como se llamaba entonces, que se iniciaba poco antes de las ocho tras casi cuatro horas de carta de ajuste, aún quedaban décadas para la emisión durante todo el día. Hasta esa hora, "Telediario" aparte, la divulgación era la reina con espacios como "Con el código en la mano" (dedicado a lección y enseñanza del automovilismo, tal como recogía la revista "TeleRadio" a la que pertenece la imagen superior) o "Por las tierras de España". 


A eso de las 20.15 H (la puntualidad televisiva era un oxímoron) comenzaba "Fantasía", un programa estrenado el año anterior y que alcanzaría gran éxito por su originalidad. Cada semana se ofrecía un espectáculo musical con marionetas, de tal calidad que no sólo gustaba a los niños, sino también a los adultos. Como ya hemos hablado aquí de él no me extenderé pero no está de más recordar que más adelante cambiaría su título por "Ventana mágica" para incorporar el ballet de Sandra LeBroq, entre otros contenidos más pensados para los mayores de la casa. 


La serie británica de la ITV "Robin Hood" (producida entre 1955 y 1959) protagonizada por Richard Greene y el reportaje sobre la jornada de la Vuelta Ciclista a España precedían a la segunda edición del Telediario y la previsión meteorológica de Mariano Medina. Abría el "prime-time" el sarcástico Consultorio de Álvaro de Laiglesia, director de la revista humorística "La Codorniz". Aquello de "pregunte usted lo que quiera y yo contestaré lo que me dé la gana" pasó a la pantalla intentando tocar el techo de lo que permitía la censura. No obstante, a pesar de la enorme popularidad que tenía el escritor entonces y lo que suponía para TVE su fichaje, el verdadero boom del miércoles era "Escala en HI-FI" (del que hemos hablado en unas cuantas ocasiones). Estrenado ese mismo año, aquel musical con las canciones más vendidas del momento interpretadas en play-back por un grupo de actores, alcanzaría el estatus de clásico. En la foto vemos a parte del equipo artístico de una temporada posterior: María Montez, María Moreno, Carolina Cromstedt y Jorge del Moral. En la formación de la primera temporada encontramos, como curiosidad, a Alfredo Muñiz que, años más tarde, se reciclaría en director y realizador de dramáticos. 


A las 22.30 H (si todo lo anterior no había acumulado retrasos) comenzaba "Perry Mason", una de las primeras series que triunfó en todo el mundo (junto con "Te quiero, Lucy") y se mantuvo en los primeros puesto de audiencia allá donde se emitía durante los nueve años de producción de esta primera etapa iniciada en 1957 (para más información, pinchad aquí). Ahora que el personaje creado por Erle Stanley Gardner está de actualidad gracias a la precuela de HBO, veremos si el (por otra parte excelente) actor Matthew Rhys logra hacer olvidar a Raymond Burr en su encarnación. 
   Aquel 12 de julio no había programas "de relleno" pero en agosto... ya es otra historia. 

domingo, 5 de julio de 2020

Hugh Downs, la estrella humilde


El pasado 1 de julio fallecía a los 99 años Hugh Downs. Su nombre aquí no dice nada pero en EE.UU. era una presencia constante en la televisión desde que en 1945 debutara en una emisora de Chicago. Fue su experiencia radiofónica desde principios de la década la que permitió que fuera fichado para el nuevo medio, tan nuevo que la primera vez que entró en el estudio se sorprendió porque nunca había visto la tele antes y dudaba que aquello pudiera ser un trabajo estable. En su caso lo fue hasta 1999, cuando se retiró. En aquel entonces aún presentaba uno de los magazines informativos de referencia en la ABC. Casi medio siglo de carrera y siempre en lo más alto aunque él rechazaba cualquier honor y, desde luego, no se consideraba así mismo una estrella... pero lo era. 

Jack Paar, Downs y Jose Melis (director de la orquesta) en "Tonight Show"

Fue su naturalidad la que hizo que Pat Weaver, inventor del concepto de programación tal y como lo conocemos hoy (y padre de Sigourney), se fijara en él. En 1954 fue requerido para auxiliar en la presentación a Arlene Francis en el programa vespertino "Home", una de las tres piedras angulares que Weaver había construido para asentar la parrilla de la NBC. Primero fue "Today" para las mañanas, luego "Home", para las tardes, y unos meses más tarde, "Tonight" para el late night. Hugh Downs trabajó en los tres, ostentando un récord que ya no podrá ser igualado porque "Home" se canceló en 1957. Pasó a la noche para ser el "sidekick" de Jack Paar en "Tonight". Era su segundo, lo anunciaba, charlaba con él cuando era necesario, un "ayudante" de lujo y un fiel compañero. Cuando Paar abandonó el programa por la censura de uno de sus chistes, fue Downs quien, en medio de una emisión, tuvo que suplir su ausencia y así continuó hasta que el jefe regresó unos meses después. Downs recordaba, años más tarde, que se enteró de la renuncia de Paar justo cuando la anunció pero que previamente le había sonsacado para saber con qué contenidos podría sentirse cómodo su sustituto en tan inusual situación. 

Con dos estrellas de la NBC en un programa especial del concurso "Concentration"

Pero no era aquel su único cometido en la cadena en esa época. Era su voz la que anunciaba el show del famosísimo (y excelentemente bien pagado) cómico Sid Caesar y en 1958 comenzó su larguísima andadura en el concurso diario "Concentration". Casi once años al frente de este juego que se emitía por las mañanas, en el que Downs demostraba a sus jefes y a la audiencia que su suave presencia era apta para cualquier formato. Y así se confirmaría en 1962, su siguiente escalón sería definitivo en su trayectoria. 

Entrevistando a Robert F. Kennedy en "Today Show"

"Today" era ya por aquel entonces uno de los títulos más representativos de la NBC y el resto de cadenas habían intentado, sin éxito, imitarlo. Pero en 1962 estaba en crisis. Su presentador inicial, Dave Garroway había dimitido en 1961, agotado física y mentalmente. Para sucederle se eligió a un prestigioso periodista, John Chancellor pero su etapa en el programa fue, según sus propias palabras (y como ya hemos comentado aquí), agónica. Apenas un año más tarde, se requirió el buen hacer de Downs para intentar salvar la nave. Nadie, ni siquiera los directivos de la empresa, imaginaba que lo que iba a ser una solución de urgencia se convertiría en una de las etapas de definitivo asentamiento del programa. Entre 1962 y 1971 Downs consiguió que su afable personalidad se amoldara al espacio y no es cosa baladí. Gracias a eso se hizo evidente que "Today" no tenía que ser lo que Garroway había "impuesto" con su apabullante presencia. Los contenidos tendrían que ser los que marcaran el formato y cada nuevo presentador debía sentirse confortable y no un extraño que intentara imitar a nadie. 

Con su eterna compañera ante las cámaras Barbara Walters en el "Today" de finales de los sesenta

Downs tuvo que contar a sus espectadores el asesinato a Kennedy y retransmitir su funeral en una edición especial del programa. También se manifestó claramente a favor de los derechos de la población negra y su entrevista a Martin Luther King supuso un antes y un después en el conocimiento de la audiencia de sus justas reclamaciones. Sin embargo, una de sus contribuciones más recordadas al "Today" fue el ascenso de su compañera Barbara Walters al puesto de copresentadora. Era su guionista y había comenzado a realizar reportajes como periodista y productora. En cierto momento había que buscar una nueva "Today Girl", puesto que en las últimas temporadas había sido ocupado por actrices, y Hugh recomendó a Walters. "¡Pero si es una productora!" respondió un jefe como si eso fuera un demérito. El presentador titular insistió en que había que darle la oportunidad y... el resto es historia. Walters consiguió con mucho trabajo el puesto de presentadora años después y la amistad con su "valedor" continuó hasta el final. 

Barbara y Hugh en uno de sus reencuentros en los aniversarios del programa matinal

No sólo fue amistad, su asociación profesional es una de las más celebradas y longevas de la historia de la televisión. Cuando Downs finalizó su etapa en el matinal en 1971, no se despidió de su compañera. En la temporada 1975-76 volverían a trabajar juntos en el espacio sindicado "Not For Women Only". En el 76 Walters abandonaba "Today" para aceptar una suculenta oferta de la ABC y ser la primera mujer al frente de un informativo de prime-time (junto a Harry Reasoner que no la recibió precisamente con alegría, historia que también hemos contado aquí). Su amigo Hugh se acercó al estudio para animarla en la despedida. Mientras ella vivía una nueva etapa de estrellato, él dejaba temporalmente la primera línea para ponerse al frente de un programa para la tercera edad en la cadena pública PBS ("Over Easy", 1977-83) por el que ganó un Emmy, estudiar un postgrado sobre gerontología, escribir libros, componer música... 


Hasta que fue reclamado por la ABC para presentar el magazine informativo de la noche de los viernes, "20/20") en 1978. Era la respuesta de la cadena al "60 minutes" de la CBS pero centrado en asuntos de interés humano. Un año más tarde, Walters comenzó a colaborar en el programa y, puntualmente, compartía estudio con su viejo amigo. En el 84 la pareja volvió a reunirse ya como presentadores al mismo nivel y hasta 1999 se mantuvieron al alimón en esta tarea. 
   Downs ha sido uno de los profesionales más destacados de la historia de la comunicación en EE.UU. pero siempre desde la humildad. Quería ser recordado como un periodista honesto, que sólo transmitiría aquello de lo que estaba seguro, y a buena fe que lo consiguió. Alejado de cualquier divismo, su lucha a través del micrófono por los derechos humanos y por causas como la igualdad de las mujeres en los medios, serán recordadas como algunos de sus logros. 

domingo, 28 de junio de 2020

Jarabe de Palo en "Saber y Ganar"


¿"Jarabe de Palo" en el plató de "Saber y Ganar"? ¿Una actuación musical en el concurso diario de La 2? Pues sí, parece extraño pero quizás los espectadores más fieles de este formato eterno (y son muchos y con buena memoria) recuerden que un 2 de mayo de 2007 Pau Donés acudió con su grupo a los estudios de TVE en Sant Cugat del Vallès con un motivo más que justificado: celebrar el décimo aniversario del programa presentado por Jordi Hurtado. Es más, hubo otras dos bandas que pusieron música a la fiesta, en el decorado creado específicamente para esa emisión (manteniendo la línea de la escenografía "oficial") actuaron también "Maíta vende cá" y "La Vella Dixieland". 


No era lo único extraordinario que la audiencia vería aquel día. Por primera vez, el programa escapaba de su horario habitual y se emitía a las 21.45 H, en pleno prime-time. Se reunía a un grupo exquisito de concursantes, los catorce más carismáticos, para competir individualmente pero también por equipos. Se repartían 30.000 euros en premios y el ganador absoluto se llevaba un coche (que aparecía en el plató como en los mejores tiempos del "Un, dos, tres") pero, posiblemente, la sorpresa más inesperada (y celebrada) fue la aparición en pantalla, por primera vez, de Juanjo Cardenal, la voz en off. Si bien es cierto que Juanjo ya había sido visto como concursante "ejemplo" en el primer programa de "3x4" (también dirigido por Sergi Schaaff y del que ya hemos hablado aquí), su presencia casi etérea en este concurso hacía que su presentación por parte de Jordi se convirtiera en una celebración en sí misma. 
   Hoy, esa jornada tan peculiar es un documento extraordinario, no sólo para la propia historia de "Saber y Ganar" sino también por incluir una actuación (poco vista desde entonces) del recientemente fallecido Pau Donés. 

domingo, 21 de junio de 2020

"Ante la opinión", las entrevistas de Victoria Prego al Presidente del Gobierno


Si a un espectador de los 80 se le preguntara hoy si recuerda el programa "Ante la opinión" posiblemente no sabría de qué le hablamos pero si le decimos que ese era el título de las entrevistas que la periodista Victoria Prego realizaba a Felipe González sí que lo identificará. Con tan sólo cuatro emisiones fue uno de los espacios más polémicos y criticados de 1987. La idea era "conseguir que el Jefe del Ejecutivo explicara sus posiciones y las de su Gabinete sobre los problemas que preocupan a los ciudadanos. Se intentó, en definitiva, establecer una "línea caliente", un acercamiento a través de las cámaras de televisión hacia la figura del Presidente, con un interés exclusivamente informativo" (Anuario RTVE 1988). No tenía una periodicidad fija pero se pretendía que cada seis u ocho semanas se conectara en directo con el Palacio de la Moncloa para ofrecer estas entrevistas durante unos 45 minutos.


Finalmente sólo se realizaron cuatro: el 24 de abril, el 8 de julio, el 23 de septiembre y el 2 de diciembre. Desde el primer momento la prensa fue unánime en la crítica. Acusaba a la directora-presentadora de estar "seducida" por la retórica de González, de hacer las preguntas que interesaban al Gobierno, de no ejercer la réplica, de no atacar a su entrevistado. "El País" en su editorial del 9 de julio del 87 aseguraba que "Con estas charletas desde su despacho en las que ni siquiera ha tenido la habilidad de cambiar de interlocutor, el presidente se garantiza la inexistencia de preguntas incómodas, siempre probables en una conferencia de prensa (...) A lo que asistimos ayer fue a un acto de propaganda y no a un programa informativo. Lo que no quiere decir que estuviera de antemano desprovisto de interés, sino sólo huérfano de toda transparencia."
   Tampoco ayudaba que la Directora General de RTVE, Pilar Miró, fuera amiga de González, eso garantizaba (según las críticas de los otros medios) una falta absoluta de credibilidad. Miró defendió estos diálogos ante la Comisión de Control del Gobierno pero sus palabras no sirvieron para aplacar ánimos.


Sin embargo, Miró supo darle la vuelta a esta situación al darle carta blanca a Javier Gurruchaga en su irreverente "Viaje con nosotros" para parodiar el programa. El cantante/actor travestido de una imposible Prego escuchando con arrobo a un Presidente "empequeñecido" por el desgaste del poder (el actor francés Hervé Villachaize que había protagonizado "La isla de la fantasía" entre 1977 y 1984) fue un momentazo inolvidable que hasta a Victoria le hizo gracia (al menos así lo demostró años después). Esa parodia emitida el 29 de marzo de 1988 elevó a categoría de culto un programa que estaba destinado al olvido (me refiero al de las Charlas con el Presidente, no al de Gurruchaga). Por cierto, eso de las Charlas se retomó y con ese título en 1994 pero en otra cadena, Antena 3. A diferencia de su antecesor, esta vez González hablaba directamente a cámara durante un cuarto de hora, sin periodista que le preguntara. Su primer día tuvo un 24% pero el interés no se mantuvo y duró tan poco como el de TVE.

He aquí el "Viaje con nosotros" que incluye la inefable caricatura:


domingo, 14 de junio de 2020

Rosa María Sardà, la actriz completa

Rosa María Sardà en "Abuela de verano" (2005)

Actriz, presentadora, show-woman. Mujer comprometida. Pionera. Todos eso era Rosa María Sardà pero también muchas cosas más, imposible resumir una trayectoria tan amplia y variada en unas líneas. La Sardà (se había ganado el artículo con honores) murió el pasado 11 de junio a causa de un cáncer y, de repente, toda una generación ha recordado a la insoportable y manipuladora mujer de Honorato, otra generación distinta ha sonreído al pensar que hubiera querido que fuera su "Abuela de verano", los padres de esos quizás cayeran en la cuenta de que algunas que décadas antes había sido la "tieta Rosa"... Sólo con sus trabajos en televisión ya ha pasado a la historia pero además había acumulado casi seis décadas de teatro y mucho cine. Sus dos Goya, el Max, el TP de Oro y la Medalla de Oro de la Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas de España (entre otros) avalan su calidad como actriz y su alucinante versatilidad. 

Intensidad en "La Dama de las Camelias". Foto @arxiusendra. Todos los derechos reservados.

Los espectadores televisivos la descubrieron en una de aquellas "Novela" que se emitían a diario y que adaptaban, generalmente, grandes clásicos. Fue en 1969 y desde entonces los estudios de Miramar y los de Hospitalet de Llobregat serían casi su casa, como lo serían más tarde los de Sant Cugat del Vallès. Rosa María trabajó mucho en su tierra y desde allí nos envió grandes interpretaciones incluso en pequeños papeles en series de antología como "Ficciones", "Original" o "Suspense" y también en dramáticos de fuste como "Estudio 1" o "Teatro Estudio" pero fue con la versión de Terenci Moix de "La Dama de las Camelias" con la que Sardà despuntó en un papel secundario pero clave. Emitida inicialmente en el espacio "LLetres Catalanes" fue doblada al castellano para su emisión nacional, el protagonismo de Nuria Espert era un reclamo suficiente pero además la adaptación había sobrepasado las expectativas de los jefazos, de ahí su salto nacional. 

"Festa amb Rosa María Sardà", su primer show televisivo.  Foto @arxiusendra. Todos los derechos reservados.

A partir de entonces, la actriz realizó una serie de trabajos arriesgados, que fueron un importante salto al vacío en su carrera puesto que le lanzaron a facetas que ya habían sido intuidas pero no explotadas, la Sardà se convirtió en una show-woman... pero sólo para Cataluña. "Festa amb Rosa María Sardà" partió de una idea de Terenci Moix, que ya se había convertido por entonces en uno de sus grandes amigos además de aliado profesional. El famoso escritor estaba convencido de que ella era la Carol Burnett española (razón no le faltaba) y propuso un variety show a la americana con todos los ingredientes básicos del género (grandes números musicales y sketches) pero aprovechando al máximo las múltiples virtudes de la actriz. Desgraciadamente, aquel programa de 1979 sólo se pudo ver en el circuito catalán de TVE pero fue un clarísimo antecedente del que sería su gran aldabonazo a nivel nacional cinco años después. Lo dirigiría Sergi Schaaff que más tarde sería el responsable de TVE en Cataluña, dato importante. Ella era "la diva" y seis conocidos actores de la escena de esa comunidad serían sus "boys". Entre ellos, Enric Pous, su Honorato, y también Damià Barbany, con el que también coincidiría en el concurso infantil "El Castell dels Tres Dragóns" en 1981, de nuevo sólo en ámbito territorial. Los guiones de Moix no eran precisamente blanditos, se aprovechó para hacer crítica de la corrupción, de la política... nada se quedaba en el tintero. Dato curioso: las coreografías eran obra de Silvia Munt que poco después sería la Colometa de la serie "La plaza del Diamante".
   Al año siguiente protagonizó la serie "Les nits de la tieta Rosa" también para TVE Catalunya. Los guiones de Mª Aurelia Capmany presentaban a la tía Rosa, una mujer que tenía doble vida, durante el día una solterona aparentemente conservadora, por la noche cantante de cabaret. Esta comedia de situación tampoco era cosa superficial. Capmany colaba de rondón mensajes feministas en una tele que todavía producía programas en blanco y negro (como éste). 

En "Ahí te quiero ver" en su segunda etapa junto al actor Enric Pous (Honorato) y Miguel Bosé 

"Prohibido suicidarse en primavera" y "La noche de los cien pájaros" en "Estudio 1", ambos en 1981, fueron sus siguientes trabajos para la tele, esto sí vistos en toda España. Y en octubre de 1984, de forma inesperada, los espectadores se encuentran en la Primera con un espacio de nombre extraño, "Ahí te quiero ver", presentado por Sardà. Los catalanes no se sorprendieron tanto porque, además de "Festa" ya habían visto en la temporada anterior "Per molts anys!", que era el mismo formato, pero los de Extremadura, Castilla y León o Galicia no conocían esa dimensión de la actriz. A la sorpresa le acompañó el éxito inmediato. Esa mezcla de entrevistas, sketches y actuaciones de cantantes de moda fue pionera en muchos aspectos y supuso un enorme triunfo para esta profesional bregada en mil batallas. Como de este programa ya hemos hablado aquí, no me extenderé pero sí hay que recordar que tras aquella primera temporada, volvió en la de 1986/87 y el año de barbecho le sentó fenomenal. Aún más irreverente, todavía más caústico, los engranajes perfeccionados. Desde entonces, combinó su trabajo como actriz con el de presentadora, muchos recordarán su "Olé tus vídeos!" (1991) en las autonómicas, o el experimental "Una hora amb Vittorio Gassman" (1995) en TV3. 

En "Villa Rosaura", que la foto no es engañe, su personaje era una ladrona, okupa, estafadora y lo que hiciera falta

En 1994 protagonizó para TVE la serie "Villa Rosaura". Junto a Ferrán Rañé interpretaba a un matrimonio de delincuentes de poca monta que "okupaban" un chalé junto a su estudioso hijo, el abuelo y a una sobrina un poco lela (Eva Isanta). Suponía la vuelta a la tele nacional para la Sardà pero no fue bien programada y lo cierto es que tampoco era brillante. Pasó del prime-time de los domingos a la franja anterior al TD del mismo día. Superó los tres millones de espectadores en su debut pero su competencia era la asentada "Hermanos de leche" que lideró con más de cuatro. No fue renovada pero a Rosa María no le faltaba trabajo, aquella década fue la de mayor actividad en el cine, medio al que llegó tarde pero en el que fue recibida con dos Goya, ceremonia, por cierto, que presentó en más de una ocasión de manera inmejorable.

Junto a su hijo Pol en "Abuela de verano"

En la década de 2000 se apuntó al intento de revitalización del mítico "Estudio 1" y protagonizó dos obras, "Las amargas lágrimas de Petra von Kant" y "Una pareja abierta" pero fue con "Abuela de verano" en 2005 cuando de nuevo consiguió el éxito televisivo. La adaptación de la novela de Rosa Regàs llegó a la Primera en septiembre y su primer capítulo tuvo un excelente 24,5% de share. Si bien no pudo mantener esa cuota de pantalla el resto de la temporada (la media fue del 14,3), consiguió una cierta relevancia y las críticas alabaron a la protagonista. Por cierto, en aquella ficción, uno de sus vástagos era su hijo real, Pol Mainat. 
   Desde entonces sólo volvió a televisión en 2011 en la serie de TV3 "Dues dones divines" acompañada de Verónica Forqué y, puntualmente, como invitada de programas en los que demostraba su compromiso político y social a favor de las libertades y la tolerancia. Se nos ha ido una actriz completa pero también una mujer admirable.

He aquí algunos de sus trabajos sólo conocidos en Cataluña, para empezar, una adaptación del Tartufo de Molière en 1978 dirigida por Sergi Schaaff:


"La Dama de las Camelias", emitida primero en catalán y más tarde doblada al castellano:


El recuerdo del programa "Festa" que le dedicó el programa "Memòries de la tele":

Y la serie "Les nits de la tieta Rosa":


domingo, 7 de junio de 2020

Los pilotos de avión primos de Astérix y su serie de TV


El 16 septiembre de 1967 el primer canal de la ORTF, televisión francesa, emitía a las 20.30 H el primer capítulo de la serie "Les Chevaliers du ciel". Aventuras en el aire de dos pilotos, de carácter bien diferenciado pero que se complementaban como buenos amigos, destinadas a la chavalada. Sin embargo, también interesaron a los adultos porque no era habitual ver escenas aéreas en una serie de producción francesa, en realidad era la primera vez. Nada menos que tres temporadas se mantuvo en antena con emisión casi simultánea en Canadá, es más, allí se estrenó nueve días antes. Más adelante, otros países la compraron, incluido el nuestro, donde llegó  con el título "Los caballeros del cielo" en 1971, una temporada después de su final en Francia. 


La serie relataba las vicisitudes de los aspirantes a piloto de caza Michel Tanguy y Ernest Laverdure. El primero es el típico héroe de acción, guapo, íntegro... un poco aburrido, vaya. Por eso su compañero de aventuras ha de ser, por fuerza, el contrapunto cómico. Si el primero siempre antepone el deber a cualquier otra cosa, su colega prefiere una buena francachela entre amigos. Eso sí, ambos son excelentes pilotos y cuando uno está en apuros, el otro siempre sale al quite. Los actores Jacques Santi y Christian Marin los encarnaron y se hicieron tremendamente populares gracias a estos papeles, si bien Marin (el cómico del par) ya era conocido por el público gracias a su rol del agente Merlot en las películas del Gendarme de Saint-Tropez protagonizadas por Louis de Funès. 


¿Y por qué digo en el título de este post que estos pilotos son primos de Astérix? Esta serie está basada en el cómic "Les aventures de Tanguy et Laverdure" publicado por primera vez en la revista "Pilote" en 1959. Su guionista era Jean-Michel Charlier y su dibujante Albert Uderzo, o sea, el cocreador de Astérix junto al guionista René Goscinny, personaje que se estrenó el mismo año y en la misma revista. Quizás esto sorprenda a alguno pero hay que destacar el extraordinario talento como ilustrador de Uderzo que podía compaginar una serie de ambiente realista con otra de personajes caricaturescos. En 1967 abandonó a los pilotos para dedicarse en exclusiva a los guerreros galos aunque la serie ha continuado hasta hoy en manos de otros autores. 
   Entre 1988 y 1991 se produjo una nueva versión televisiva con el añadido de "Los nuevos..." en el título y en 2005 una película llegó a los cines basada en el cómic pero sin respetar el nombre de los protagonistas. 

   Este es el primer capítulo de la serie original en el que Luis de Vilallonga interpreta un papel:


miércoles, 3 de junio de 2020

"Tesoros de la tele", abriendo el baúl del Archivo

José María Íñigo y Kabir Bedi ("Sandokán") en "Esta noche... fiesta", el bilbaíno será el primer homenajeado del programa

El jueves la 2 estrena a las 22 h otro programa que aprovechará las joyas que atesora el Archivo de RTVE. Servirá para homenajear a grandes profesionales y rememorar espacios de enorme éxito popular o de gran calado en el recuerdo a pesar de no ser de consumo masivo (como el mítico "La edad de oro" de la 2). De momento se han preparado ocho capítulos y su director, Pedro Santos, nos explica qué nos traerá "de nuevo" este espacio que rebusca entre "lo viejo".

- Eres un experto en el Archivo de TVE y tu "Viaje al centro de la tele" sigue acaparando muy buenas audiencias, ¿qué nos va a aportar "Tesoros de la tele" que no hayamos visto ya en ese programa o en tus anteriores secciones sobre el tema?
Hay varias novedades en “Tesoros” que no se pueden encontrar en otros programas de archivo de la casa (por cierto, todos siempre tienen una factura impecable). Lo primero, son temáticos de programas que forman parte de la historia de la televisión. En segundo lugar, no hay voz en off ni presentadores, solo al principio hay una pequeña intro con off (que por cierto hago yo). Tercero, los faldones informativos que acompañan al programa son eso, puramente informativos para poner en valor los programas y a los invitados. En cuarto lugar, las actuaciones están completas y en las entrevistas hemos dejado una continuidad para apreciar la atmósfera que se respiraba. Y quinto, la línea gráfica que respeta las imágenes.

- ¿Por qué en la 2? ¿Este nuevo formato está ya pensado directamente para el espectador de esa cadena?
Si “Viaje al centro” está pensado como un formato de entretenimiento para ver en familia (de ahí que todo fuera más rápido), “Tesoros” está ideado para meterte de lleno en los programas y los momentos más importantes que allí se dieron. Todo esto requiere ponerse delante de la pequeña pantalla de otra forma, más pausada, y creo que en la 2 encaja perfectamente un formato que refleja y que es historia de la televisión.

La bronca entre Paco Camino y Palomo Linares en "Directísimo"

- Vamos a encontrar un programa menos "picadito", con fragmentos más largos, supongo que eso te ha "obligado" a buscar esos minutos que, a pesar de los años transcurridos, mantienen un ritmo adecuado a los nuevos tiempos, ¿qué criterio has seguido para esa selección?
Me he dejado llevar por las sensaciones que he tenido visionando los programas, de esas situaciones que me han enganchado. Por supuesto había invitados de talla mundial y grandes entrevistadores como Iñigo, Milá o la frescura de Raffaella que me lo han puesto todo más fácil.

- De momento serán 8 entregas centradas en programas muy populares o que han alcanzado categoría de culto.
Llevo ocho años viviendo prácticamente en el archivo y te puedo garantizar que hay para muchas temporadas, vamos a ver la respuesta y las posibilidades para un futuro. Créeme que empezamos en mayo, contra reloj y en unas condiciones complicadas, no ha sido fácil.

El debut de Miguel Bosé en "Esta noche... fiesta"

- Has insistido mucho en la línea gráfica que permitirá que se pueda ver la imagen completa y respetar el trabajo de los realizadores de la época. ¿Era un empeño personal?
Muchas son las personas a las que les gusta la imagen original de los 4/3 y comparto opinión con ellos. Era complicado en La Uno meter un pillarbox y que el resultado fuera atractivo para todos los públicos, a pesar de que Fernando (realizador del programa) siempre ha buscado las mejores soluciones. En este caso, la idea ha sido de él y en cuanto vi el resultado supe que había dado en el clavo. Además las informaciones van en la parte izquierda de la pantalla y nunca pisan la imagen.

- Si se renovara ¿ya has pensado cuáles serían los otros espacios que homenajearías?
Tendría que despacharlo con Urbana, la responsable del área y la persona que ha confiado en mí para este proyecto... si lo piensas bien hay muchos profesionales de la casa que han dejado el listón muy alto.


Pedro Santos con Dani, montador, en la sala de edición y Fernando, realizador, en los pasillos de Prado del Rey. Han preparado el programa durante el estado de alarma

- Quizás mucha gente se sorprendería al saber el currazo que llevan estos programas, no es un simple corta y pega. ¿Cuál es vuestro sistema de trabajo?
En este, la selección de imágenes la he llevado personalmente, es decir, horas y más horas de visionado y el montaje por contenido también, así como la intro en cuanto a texto y voz. Hay dos redactores, Leyre y Mayka, que se encargan de los faldones, y dos montadores que se tienen ganado el cielo por aguantarme, Ana y Dani, que están siempre dispuestos a ayudar. Por supuesto, los compañeros de documentación, que restauran los dosieres; los de sono, que están dando un sonido uniforme a los programas; Carmen, nuestra productora, que se encarga de todas las gestiones y peticiones y Fernando (realizador de “Viaje” y “Tesoros”), que se ocupa de todo el envoltorio audiovisual de forma infatigable. Fernando y yo estamos codo con codo para cuidar hasta el más mínimo detalle.

- Después de tantos años de búsqueda, ¿hay cosas que todavía te sorprenden?
¡Y que no deje de pasar nunca! Las entrevistas de Íñigo a Sara Montiel o a Fernando Fernán Gómez, la de Raffaella Carrá a Latoya Jackson con motivo de la denuncia a su hermano Michael, el reportaje de Gurruchaga sobre la censura en “La bola de cristal”… y eso por hablarte de lo que se me viene ahora a la cabeza.

Pedro Santos en la sala de locución

- Por cierto, tú también eres carne de archivo y podemos encontrar joyitas tuyas como esa aparición como soldado romano en "La Estrella de Belén", programa dirigido por el primer gran "aprovechador" del archivo, Guillermo Summers...
Muchas gracias Alejandro, hice algunas “peonadas” en “Mitomanía”, también puse la voz para “Rockopop" o la sección “friki” del programa “Corazón de…” “Corazón menudo”. Siempre he intentado aprovechar al máximo las oportunidades que me ha dado esta profesión, contrariamente a lo que se pueda pensar ahora, no nací dentro del archivo.